¿Puede comer Jamón mi perro?

Existe mucha controversia con respecto a alimentar a un perro con jamón, hay quienes afirman que los perros pueden comerlo sin problemas y quienes están totalmente en contra. Lo cierto es que en realidad ambos tienen parte de razón, ya que si no se administra bien o en las cantidades correctas, puede ser dañino.

Existen muchos tipos de jamón y no todos son nocivos, aunque siempre debemos usar el sentido común y recordar que todo en exceso, es malo. Veamos cómo, cuando y qué tipo de jamón puede comer un perro.

¿Puede un perro comer Jamón Curado?

Siempre y cuando sea un perro sano si que puede comer Jamón Serrano, pero sólo en pequeñas cantidades, en realidad en muy pequeñas cantidades. El Jamón Serrano se cura en sal, para que seque bien, pero absorbe mucha de esta sal durante el curado.

Es decir, el Jamón Serrano contiene a niveles generales mucha sal, una cantidad muy excesiva para un perro. Si le damos a nuestro perro un trozo muy pequeño de jamón serrano, no le va a pasar nada. Pero le gustará y nos pedirá más, con su insistencia o con su mirada fija penetrante y ojitos de perro bueno.

Si le damos a nuestro perro uno de esos huesos de Jamón, con restos de jamón, tampoco va a pasarle nada. Pero si es un perro mediano o pequeño, es recomendable no dejar que se lo coma todo el mismo día. Es mucho mejor racionarselo en varios días, para que los disfrute durante unas horas por ejemplo.

El jamón serrano es un producto 100% natural que aporta a tu perro el colágeno que necesita en su dieta, ayudando a mejorar su salud y bienestar por tanto, vamos a conseguir amortiguar el proceso de envejecimiento natural. Claro está…. no lo vamos a utilizar como fuente única de colágeno, pero como premio, un hueso sería fenomenal. Además de ayudarle en la limpieza de los dientes y el fortalecimiento de los músculos de la mandíbula.

Recuerda que los huesos de jamón son una delicia para los perros, pero que sólo son para que se entretengan mordisqueándolos para comer los pequeños restos de jamón que quedan. Incluso los venden envasados con una amplia fecha de caducidad para que se los demos a modo de premio cuando queramos. A nivel particular os recomendamos almacenarlos en la nevera, aunque vengan envasados (así se conservan mejor). Siempre suministrar crudos, no cocinar nunca.

Si tu perrito es pequeño, recuerda no abusar de los trocitos de jamón. Se podría decir que ese hueso puede repellarlo un perro de unos 20kg -30kg en un par de días a modo de ejemplo, sin que le cause daño la cantidad de jamón.

En ciertos padecimientos como las cardiopatías y enfermedades relacionadas con los riñones, no está recomendado administrarlo por su alto contenido en sal. Como norma general, no conviene abusar, al contener una alta cantidad de sal siempre deben ser pequeños trozos y en fechas muy concretas. Nada de un poquito todos los días, porque eso si es nocivo.

¿Puede un perro comer Jamón Cocido (York)?

El Jamón York también conocido cómo jamón cocido, también contiene sal aunque en menor cantidad que el jamón serrano. Por lo que la respuesta es si, si que podemos darle a nuestro perrito algo de jamón york de vez en cuando.

Si compramos algún jamón cocido bajo en sal, sería mucho mejor aun. No le des mucha cantidad a tu perro si no tiene costumbre, porque los excesos siempre sientan mal. Es conveniente darle un poquito cada día, o los días que creas convenientes pero sin abusar.

Y hablando de cantidad…. Sí debes prestar atención a los cambios brusco de alimentación. A la hora de darle por primera vez el jamón cocido que sea solo un poco para ver cómo le sienta. Recuerda que cada organismo es diferente, además factores como la edad y la raza, pueden condicionar que en determinado momento un cambio repentino en la dieta provoque diarreas y/o vómitos.

En muchas de las dietas para perros elaboradas con productos totalmente naturales, conocidas cómo Dieta BARF se puede encontrar el jamón cocido entre sus múltiples recetas. El sabor del jamón cocido es muy atractivo para los perros, por lo que podemos usarlo cómo premio, por ejemplo, cuando estemos enseñándole algún truco en casa.

¿Puede un perro comer Jamón de Pavo?

Al igual que sucede con el jamón cocido (York de cerdo), el jamón de pavo contiene muy poca sal. Por lo que en pequeñas cantidades si que pueden comerlo. Aunque es recomendable no abusar si nunca lo ha comido, ya que podría causarle un poco de diarrea.

Un par de lonchas al día para un perro de unos 15kg es más que suficiente, sin que corra peligro alguno de toma excesiva sal ni similares. Sobra recordar que siempre es mejor utilizar productos frescos, ya que los embutidos (jamón york, jamón de pavo, pechuga de pavo) siempre contienen algún aditivo poco recomendable para la salud de cualquier ser vivo.

Y recuerda que comer el jamón del cerdo crudo, es decir, carne de la pata del cerdo, no es malo para el perro ya que no ha sido tratada y no contiene sal, colorantes, conservantes o sulfitos. La carne fresca es la base de la alimentación natural para perros, la cuál se ha demostrado en infinidad de estudios, que es la más saludable para cualquier tipo de perro (aunque recomendamos cocinarla un poco para eliminar posibles bacterias).

Tu mascota al ser carnívoro, está preparado anatómica y funcionalmente para digerir cualquier tipo de carne, por la estructura y disposición de su dentadura, además de jugos gástricos que van a garantizar la digestibilidad y completa absorción de los macronutrientes. Si el jamón es de pavo y crudo, recuerda quitarle la piel antes de dárselo a tu perro. La piel del pollo y del pavo contiene una cantidad nociva de grasa, la cuál produce indigestiones en la mayoría de los perros.

Vet. Janet Siso Iglesias

Licenciada en Veterinaria en la Universidad Agraria de la Habana. Especializada en pruebas biológicas y control de calidad (Industria farmacéutica). Colaboradora en ONGs de protección animal.