Si estás viendo cómo la trufa de tu perro se descama, seguro que te estás preguntando ¿Por qué a mi perro se le pela la nariz?. Existen múltiples razones para la aparición de costras, manchas blancas o descamación en el hocico de un perro.

Una nariz seca y con heridas, agrietada o despellejada en ocasiones requiere de atención médica. A veces es debido a un exceso de sol, pero otras son síntoma de un problema de salud. Veamos en detalle qué puede originar este problema.

¿Cómo es una trufa sana?

Antes de saber por qué a un perro se le pela la trufa, necesitas conocer cómo es una trufa (nariz) sana. Dependiendo de la edad del animal, la trufa puede estar más o menos húmeda e intacta o descamada. Así pues, los perros jóvenes y adultos, normalmente tienen la nariz sin costra ni descamaciones. Al contrario, perros ya geriátricos, pueden tener una nariz más áspera, seca y con posibilidad de costras. Esto es completamente normal y fisiológico.

Por otro lado, algunas razas tienen la nariz más seca y esto es normal. Incluso en perros de nariz húmeda, esta puede secarse si permanece durante un buen rato al sol o cuando hace mucho calor, etc.

No obstante, debes preocuparte si notas cambios como estornudos, sangrado, úlceras, manchas y zonas peladas, sobre todo si estos síntomas están acompañados de otra sintomatología más sistémica.

Trufa seca y descamada

La aparición de costras y sequedad en la trufa de nuestro perro recibe el nombre de hiperqueratosis nasal. Sin embargo, no siempre implica enfermedad. La nariz puede estar agrietada si el clima es muy frío o si el perro ha estado expuesto al sol, como durante un viaje a la playa. En este caso, las costras son producto de quemaduras por la consecuente deshidratación del tejido.

Si la zona no presenta sangre, podemos hidratarla colocando vaselina para niños, cuidando que el producto no entre en las fosas nasales. También existen cremas solares veterinarias formuladas para esta y otras zonas del perro. Ya que en perros de poco pelo o pelaje blanco es peligrosa la prolongada exposición al sol.

Un perro con nariz seca y agrietada y que, además, tenga dificultad para respirar, vómito o sangrado, necesita atención veterinaria inmediata. Las razones son múltiples, y el veterinario se encargará de averiguarlas.

La leishmaniosis también provoca la sequedad e incluso úlceras en la trufa. Se trata de una enfermedad provocada por la picadura de un mosquito, transmitiendo el protozoo Leishmania Infantum. Puede ser mortal si no se detecta a tiempo. Madrid es una zona endémica, por lo que hay que tener especial cuidado y aportar una prevención durante todo el año. Esta enfermedad puede detectarse con una sencilla prueba veterinaria. Y actuar rápido es esencial para evitar la muerte del perro.

Mancha blanca en la trufa de mi perro

La despigmentación blanquecina de la nariz canina está provocada por una falta de melanina. La melanina es el compuesto que da color oscuro a la piel y el pelaje. Será normal en determinadas razas o individuos que hayan nacido con ello. Sin embargo, la ausencia de melanina en ocasiones puede deberse a distintas causas:

  • Vitíligo: El vitíligo es una condición en la que el organismo del perro deja de producir melanina por la destrucción de melanocitos (células productoras) en algunas zonas. Es hereditaria y asintomática, no tiene tratamiento ni genera molestias en tu perro. No obstante, habrá que hacer analíticas para comprobar que todo está bien.
  • Lupus eritematoso sistémico: es una enfermedad inflamatoria inmunomediada sistémica. La causa se desconoce (se sospecha de un factor genético y ambiental), pero puede derivar en patologías como poliartritits, glomerulonefritis, patologías de la dermis o anemia hemolítica. Además, se observan heridas en el hocico, úlceras orales o en la cara, decaimiento, pérdida de peso y cojera. Requiere de atención médica inmediata.
  • Síndrome uveodermatológico canino: se caracteriza por cursar con signos de uveitis anterior o posterior, alopecia periocular y en uniones mucocutáneas y signos de despigmentación. Entre los síntomas se incluyen alopecia y despigmentación periorbitaria en uniones mucocutáneas. Una biopsia de las lesiones en la región periorbitaria y nasal resulta diagnóstica.
  • Alergia a los materiales: algunos perros son alérgicos al plástico de sus recipientes de comida. Si es el caso del tuyo, además de la mancha blanca en la nariz, esta se llenará de costras y la notarás seca al tacto. Cambia los recipientes por unos de metal; si el problema persiste, acude al veterinario.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa y de la patología concreta que esté afectando a nuestro peludo. En caso de leishmania, el tratamiento suele ser de por vida a base de glucantime y alopurinol crónico. Hay opciones naturales como la Artemisa Annua.

Si se trata de una enfermedad inmunomediada, se usará en mayor o menor medida depresores del sistema inmune como por ejemplo corticoides, ciclosporina, azatioprina…
En caso de golpe de calor o quemaduras en verano, aplicar vaselina diaria y evitar la exposición (se tratarán los síntomas si es que tiene). Cualquier consulta no dudes acudir a un profesional.

Miguel Fraga García-Yanes
Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí