Enfermedades que transmiten los mosquitos a los perros

Más allá de que sean molestas, las picaduras de estos insectos pueden poner la salud de nuestros perros en serio riesgo. Por eso, es importante conocer bien cuáles son las principales enfermedades que transmiten los mosquitos a los perros.

Así podrás tomar algunas precauciones, especialmente si el can pasa mucho tiempo en el campo o cerca de zonas con agua estancada.

 ¿Qué enfermedades transmiten los mosquitos a los perros?

Entre las enfermedades que contagian los mosquitos, hay dos que se dan con más asiduidad en perros: la leishmaniosis y la dirofilariosis o “el gusano del corazón“. Ambos son males con difícil pronóstico para nuestros compañeros peludos, sobre todo cuando no son tratados con rapidez. Para poder detectarlos a tiempo es importante estar informado y saber cómo se manifiestan.

mosquito-dos

La leishmaniosis canina

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria causada por protozoos microscópicos del género Leishmania. Es difícil de controlar y puede afectar a canes de todas las edades y razas. Al ser una enfermedad crónica, un diagnóstico temprano es fundamental para asegurarle al perro una buena calidad de vida durante varios años.

Tras la infección, el período de incubación de la enfermedad puede durar de 3 a 18 meses. Los signos que provoca son diversos, si bien se reflejan sobre todo en la piel del can. Entre los más frecuentes encontramos:

  • Descamación (o dermatitis acral / exfoliativa).
  • Pérdida de pelo, sobre todo en las patas y en la cabeza.
  • Diversas lesiones en la piel, que pueden estar localizadas alrededor de los ojos, en las orejas y en las extremidades.
  • Pérdida repentina de apetito y de peso, pudiendo llegar, en casos extremos, a la desnutrición.

Cuando la enfermedad está muy avanzada, el perro puede sufrir también problemas renales. Debes saber que actualmente no existe una cura definitiva contra la leishmania. Por tanto, la mejor prevención posible es la vacuna contra esta enfermedad y tomar medidas para evitar que los mosquitos piquen a nuestros amigos de cuatro patas.

La dirofilariosis o el llamado “gusano del corazón” en perros

La dirofilariosis, conocida popularmente como “el gusano del corazón”, es una de las enfermedades parasitarias más graves que puede sufrir un can. Este parásito es trasmitido por mosquitos de los géneros Culex, Aedes y Anophelesson. Para sobrevivir y que sus larvas se transformen en gusanos precisa de un huésped intermediario.

Cuando un perro sufre la picadura de un mosquito infectado, los gusanos inmaduros ingresan a su organismo. Una vez allí se reproducen muy rápidamente y se expanden hacia otras partes de su cuerpo a través de la sangre. Tras un período de entre 80 y 120 días las larvas alcanzan su estado de madurez. En esta etapa los gusanos se alojan principalmente en el corazón y en los pulmones.

Una de las dificultades que entraña esta enfermedad es que sus signos no siempre son fáciles de detectar. Sin embargo, los perros infectados con “el gusano de corazón” pueden tener:

  • Tos o dificultad para respirar después de realizar tareas simples
  • Intolerancia al ejercicio, debilidad o depresión.
  • Pérdida de peso y poco apetito, lo que puede llevar a la anorexia canina y a la desnutrición.
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Sangrado por la nariz y por la boca
  • Desmayos

Muchos peludos no presentan síntomas hasta varios días – o incluso semanas – después de ser infectados. Por este motivo la mejor manera de detectar estos parásitos es estar muy pendientes y no faltar a ninguna visita periódica con el veterinario.

perro-en-el-jardin

¿Cómo evito que mi perro desarrolle estas enfermedades?

Además de la vacunación, la desparasitación regular ayudará a que el perro se mantenga saludable. Por otro lado, en el mercado hay una amplia oferta de pipetas, aerosoles y collares especiales. Estos productos son útiles para reducir los riesgos de contraer enfermedades relacionadas con la picadura de mosquitos.

En cualquier caso, tu veterinario de confianza es quien podrá ayudarte a encontrar la mejor opción para tu perro. Además, cambiar ciertos hábitos y tomar una serie de precauciones en el hogar ayudará a que los insectos se mantengan alejados de nuestros compañeros caninos.

Consejos para repeler a los mosquitos en el hogar

Alejar a los mosquitos de nuestras vidas y de las de nuestros amigos peludos no es tarea fácil. Sin embargo, con un poco de organización y teniendo en cuenta algunas sugerencias, podrás evitar más de un disgusto:

  • Instala mosquiteras en las puertas y ventanas de la casa, pues esta barrera reduce sustancialmente la presencia de insectos en el interior del hogar.
  • Los mosquitos adoran las vegetaciones densas. Por tanto, no dejes crecer demasiado las plantas de tu jardín.
  • Evita mantener recipientes que puedan acumular agua: son el caldo de cultivo de las larvas de mosquitos.
  • El repelente para insectos es un clásico que nunca viene mal. Pero recuerda: los que venden para uso humano no son adecuados para perros.
  • Con la llegada de las estaciones más cálidas habrá una mayor presencia de mosquitos. Por tanto, deberás redoblar las precauciones y tener mucho más cuidado a la hora de dar paseos con el can al aire libre.

Sabemos que es imposible erradicar del todo a los mosquitos portadores de enfermedades para el perro. Sin embargo, aunque logremos impedir que sigan dándose nuevos casos cada día, sí podemos poner mucho de nuestra parte para intentar que no ocurra en nuestro entorno.

Por último, no olvides que las vacunas preventivas y cumplir con los controles veterinarios es también fundamental para evitar que el “gusano del corazón” o la leishmaniosis hagan acto de presencia. Y tú, ¿ya te has encargado de que tu mejor amigo esté al día con sus vacunas? ¿Conoces algún perro que haya sido diagnosticado con alguna de estas enfermedades? Cuéntanos.

  • Fuente: Lima-Netto, C. (2002) Todo sobre la Leishmaniasis Canina. Tikal – Susaeta.