Leishmaniasis en perros

3148

La leishmaniasis canina es una enfermedad que se transmite normalmente mediante la picadura de un mosquito que previamente ha picado a un perro infectado. El tratamiento para la leishmaniasis no es efectivo y la mayoría de los perros no pueden superarla, por ello es tan importante la prevención.

Se trata de una de las enfermedades más graves que nuestro perro puede tener, está originada por parásitos  protozoos del género Leishmania y es altamente contagiosa, sin importar la raza del perro. Desde SoyUnPerro.com vamos a repasar cuales son los diferentes tipos de  leishmaniasis, sus síntomas y cómo actuar ante ellos. También cuales son las mejores formas de prevenir esta terrible enfermedad sin cura.

¿Qué es la Leishmaniasis canina?

Es la enfermedad que da nombre a los individuos infectados con el parásito Leishmania y que transmite el mosquito Phlebotomus, mediante sus picaduras. Son las hembras las que durante el ocaso o al anochecer buscan una presa a la que picar, pues necesitan absorber un poco de su sangre para alimentarse.

Es justamente aquí cuando se produce el contagio, si el perro esta infectado de parásitos leishmania, el mosquito absorberá  también parte de estos parásitos y cuando pique a otro perro le transmitirá la enfermedad.

síntomas de la leishmaniasis en perros

Por lo tanto y de forma resumida, la Leishmaniasis es la enfermedad que produce el parásito Leishmania, la cual se contagia mediante la picadura de un mosquito. Y aunque esta enfermedad es más común en animales, también es posible el contagio a humanos.

Si nuestro perro padece de leishmaniasis y está siendo tratado, no debemos preocuparnos pro el contagio ya que las posibilidades de contagio entre perro – humano son prácticamente nulas.

Tipos de leishmaniasis en perros

Existen dos tipos de leishmaniasis claramente identificables que pueden afectar a nuestros perros, la leishmaniasis cutánea que afecta principalmente a la parte externa y visible del perro cómo la piel y el pelo y la leishmaniasis visceral la cuál ataca desde dentro, infectando órganos vitales del perro.

Conocer que tipo es la que afecta a nuestro perro es fundamental para poder aplicar el tratamiento correspondiente, aunque cómo veremos los tratamientos no son efectivos por completo, por ello es imprescindible detectar cuanto antes la enfermedad y tratarla.

Síntomas de la leishmaniasis cutánea

Los síntomas de la leishmaniasis cutánea en perros son claramente apreciables a simple vista, podemos saber si un perro está infectado con un simple vistazo. Debemos tener presente que algunas enfermedades pueden provocar síntomas similares, por lo que antes de afirmar que nuestro perro padece esta enfermedad debemos tener una valoración veterinaria.

  • Piel seca y quebradiza en la nariz y almohadillas de las patas del perro.
  • Uñas anormalmente largas (crecimiento muy rápido) y quebradizas.
  • Descamación de la piel alrededor de los ojos y la nariz, formando en ocasiones costras.
  • Inflamación de ganglios (ocasional, no siempre aparece).
  • Perdida de pelo provocando pequeñas calvas o calvicie generalizada por zonas, úlceras.
  • Perdida de brillo en el pelo y descamación de la piel (similar a la caspa).

Síntomas de la leishmaniasis visceral

Este tipo de leishmaniasis es menos apreciable por lo que puede resultar más mortífera, ya que las probabilidades de supervivencia dependen en gran parte de la pronta aplicación del tratamiento paliativo. Ataca a los órganos internos y habitualmente produce hemorragias, algunas de ellas defecadas a modo de diarrea.

Los síntomas de la leishmaniasis visceral en perros son:

  • Vómitos y diarreas injustificadas, con diarreas de color muy oscuro generalmente.
  • Perdida de apetito seguida de una gran perdida de peso.
  • Apatía y falta de ganas por realizar paseos, ejercicio o juegos.
  • Tristeza, lloriqueo y dolor estomacal..
  • Sangrado en la nariz.

perro en el veterinario

Tratamiento para la Leishmaniasis en perros

El tratamiento es diferente para cada perro dependiendo del tipo de leishmaniasis adquirida y su estado, no existe un tratamiento estándar como sucede con otras enfermedades. Dependiendo de la gravedad y el avance de la enfermedad, se aplica un tratamiento mas o menos agresivo contra los protozoos de la leishmania.

Es imprescindible detectar la enfardad a tiempo y aplicar el correspondiente tratamiento, pues así nuestro perro tendrá muchas más posibilidades de tener una vida larga y digna. Los perros diagnosticados con la enfermedad en estado avanzado tienen menos probabilidades de superarla.

Dependiendo del tipo de leishmaniasis que tenga nuestro perro, el veterinario le recetará calmantes, antibióticos y medicamentos para fortalecer su salud ya que los perros con esta enfermedad tienden a padecer desnutrición por falta de apetito.

Aunque nuestro perro la supere, la enfermedad no se cura por completo nunca, simplemente se trata con medicamentos específicos para evitar que cause daños y el perro pueda tener una vida normal ni riesgo de contagiar a otros perros. Desafortunadamente no siempre se observan los síntomas a tiempo y son muchos los perros que mueren cada años víctimas de esta parasitaria enfermedad.

¿Cómo prevenir la Leishmaniasis en perros?

En la actualidad existen vacunas que dicen tener una amplia posibilidad de repeler el contagio, pero no son completamente efectivas y aun están en fase experimental, es decir…. no garantizan absolutamente nada en realidad. Además dichas vacunas parecen no hacer un buen efecto en perros de razas pequeñas, de peso inferior a diez kilos, los cuales suelen padecer efectos secundarios muy graves e inclusos mortales.

Si tu perro tiene un peso mayor a diez kilos y quieres vacunarlo, lo recomendable es que lo consultes con tu veterinario para que te ponga al día de todas las novedades. Existen collares y pipetas que repelen mediante el olor a los mosquitos que transmiten este parásito, aunque al igual que sucede con las vacunas, no son cien por cien efectivos.

Una buena higiene a nivel general, la vacuna contra la Leishmaniasis canina (hay que renovarla cada año), pipeta y collar repelente de mosquitos deberían ser suficientes para prevenir el contagio en nuestro perro, aunque no es cien por cien efectivo.

mapa zonas peligrosas

¿Donde hay más peligro de que nuestro perro se contagie de leishmaniasis canina?

En España el peligro de contagio por leishmaniasis es muy alto en el tercio sur del país, siendo más probable en zonas con un nivel alto de humedad cómo zonas costeras, cercanías a lagos o embalses, ríos, humerales, etc….

El mosquito que transmite la leishmaniasis mediante su picadura suele ser más visible durante el amaneces y el atardecer-anochecer, que es cuando se alimenta y busca animales a los que succionar sangre, contagiando el virus a la vez.

Son más comunes en las estaciones de primavera y verano, siendo en invierno menos probable ser contagiados ya que su población disminuye considerablemente. Es imposible controlar a nuestro perro constantemente para evitar que le pique este tipo de mosquito, por lo que lo más recomendable es aplicar todas las prevenciones posibles.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!

7 Comentarios

  1. Hola Elisa,

    Si un perro ya está contagiado y le vuelve a picar un mosquito (independientemente de si esta siendo tratado o no), no sucede absolutamente nada. Una vez están contagiados da igual si vuelve a picarle un mosquito portador de esta enfermedad.

    Saludos

  2. A un perro que se le esta tratando la enfermedad ,si le pica el mosquito de nuevo,que pasa?,

  3. Hola Paula,

    Si se da el caso si, pero es realmente extraño que llegue ese tipo de mosquito en particular, pique al perro enfermo y luego vaya a picar a tu perro…. No obstante, existen collares que repelen a este tipo de mosquitos: http://goo.gl/uN4yZc aunque siempre recomiendo usarlos en conjunto con una pipeta antiparasita también. Principalmente en primavera y verano, que es cuando están más activos.

    Saludos

  4. Hola mi perrita de 4 meses juega en un parque de perros al atardecer con otra perra que tiene la enfermedad y está tratándose de pr vida. Es posible que todavía tenga el virus y que si un mosquito le pica y luego pica a la mía se lo trasmita? Sigue Activo el virus en el cuerpo de la perra que se está tratando? Muchas gracias.

  5. Hola,

    Si, con un tratamiento adecuado a sus necesidades puede tener una vida larga y feliz 🙂 Por eso es muy importante acudir al veterinario cuando tenemos alguna sospecha, porque detectarlo a tiempo nos ayudará a poder poner un tratamiento a tiempo.

    Saludos

  6. A mi perrito, un bichón frisé, le han diagnosticado hoy la enfermedad, luego de realizarle su primera analítica de sangre. Tiene 10 meses. En octubre le administré durante un mes Leishguard. La veterinaria le practicará más pruebas para detectar daños en órganos pero lo primero que me ha dicho es que presentaba un grado leve. Me he asustado mucho. Con el tratamiento podrá vivir bien y muchos años?

  7. Mi perra tiene los mismos y ha empezado un nuevo tratamiento un jarabe puede tener una larga vida

Deja tu consulta o comentario