Cómo hacer una piscina casera para perros- Paso a paso

0

El calentamiento global está originando que cada vez los veranos sean más largos y cálidos, así que ya va siendo hora de que pensemos en ir fabricando una piscina casera para perros en nuestro jardín, así nuestro perro podrá refrescarse siempre que quiera.

La construcción es en realidad muy sencilla y apenas necesitaremos de un pequeño presupuesto, además en función del tamaño de nuestro perro necesitaremos una piscina más pequeña o más grande.

La finalidad de hacer una piscina casera es hacer que nuestro perro disfrute más del calor del verano, dándose un chapuzón cuando quiera refrescarse. Además al hacerla nosotros mismos, no supondrá un gran gasto.

Cómo hacer una piscina casera para perros grandes con palets o paja

La idea es muy sencilla, simplemente debemos formar una estructura lateral con los palets y atornillarlos unos a otros con la ayuda de la madera de otros palets. De forma que quede una especie de círculo del diámetro y altura que deseemos.

Para elaborar este tipo de piscina apenas necesitaremos presupuesto ya que los palets los podemos conseguir gratis en una gran cantidad de comercios y grandes superficies. Lo único que debemos adquirir es una tela impermeable y de cierta calidad, para que no se rompa fácilmente.

estructura de piscina de palets

Recomendamos comprar algún tipo de tela impermeable gomosa, son un poco más gruesas y resisten mejor las fuertes uñas de nuestros perros. Explicando al vendedor la función de la tela, sabrá recomendarnos la más apropiada.

Una vez hemos formado la estructura lateral de la piscina con los palets y los hayamos sujetado firmemente unos con otros gracias a tornillos o cintas, podremos continuar con la construcción de la piscina casera para perros.

piscina casera para perros

Recuerda que la estructura aguantará el peso del agua del interior de la piscina, por lo que hacer bien la estructura es fundamental para que la piscina sea resistente. Colocaremos la lona sobre la estructura sujetándola por la parte superior para que no ceda.

Y listo, ya tenemos una piscina casera para que nuestro disfrute de los días caluroso de verano y no sufra ningún golpe de calor. Recuerda que si construyes la piscina bajo un árbol, tendrá parte de sobra todo el día, algo más beneficioso aun.

piscina de paja para perros

Si queremos hacerla más sencilla aun, simplemente debemos usar balas de paja (paja prensada, la que se utiliza para ganadería). La construcción es muy similar, crearemos la estructura con las balas de paja y una vez creada la cubriremos con la tela impermeable.

Es importante buscar una buena sujeción para la parte superior de la tela impermeable, podemos meterla por debajo de las balas de paja para que su propio peso la sujete o bien anclarla al suelo.

rampa para perros en piscina

Precauciones importantes en la construcción de una piscina para perros casera

Hay dos factores súper importantes qué debemos tener en cuenta a la hora de fabricar una piscina para nuestro perro. El primero es que la piscina debe tener una escalera para perros o rampa, por donde el perro pueda entrar y salir con mucha facilidad cuando quiera.

La segunda es que la piscina no debe ser profunda para el perro, si bien podemos hacer una parte más profunda cambiando el nivel del suelo (cavando), la mayor parte de la piscina no debe tener una profundidad superior a la cabeza del perro.

Estos dos puntos son extremadamente importantes para evitar que nuestro perro se ahogue, pase un mal rato o destroce la piscina intentando salir.

  • Una rampa o escalera para perros en la piscina. Debe ser amplia y visible para el perro.
  • Una profundidad inferior al tamaño del perro, que impida que el perro se ahogue si no nada.

Por otro lado que un perro esté metido en el agua no significa que el sol no pueda perjudicarle si es muy fuerte. Por eso si construimos la piscina junto a un árbol o le ponemos una buena sombrilla, nuestro perro podrá refrescarse a la sombra también.

El tamaño del perro es fundamental para crear la piscina, los perros pequeños no necesitan piscinas gigantes, de la misma forma que los perros grandes no se apañaran bien en una piscina excesivamente pequeña.

piscina para perros en agujero

Otras formas de construir una piscina casera para perros de forma sencilla

Si no queremos usar palets ni balas de paja, podemos simplemente cavar un agujero en el jardín con las dimensiones que queramos para la piscina. Teniendo en cuenta la profundidad y el diámetro.

Una vez tengamos el agujero finalizado, podemos poner en su interior una piscina plegable ya prefabricada o simplemente tapar el agujero con una lona impermeable para llenarla después de agua.

Aquí también es muy importante dejar una escalera en la piscina para que el perro pueda entrar y salir cuando quiera, una rampa visible también es una gran opción. Recuerda que los perros no expertos saliendo de las piscinas… si no se lo pones fácil, terminará agobiándose y rompiendo parte del a tela para lograr salir.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  :) ¡Gracias!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here