¿Qué hacer si me muerde un perro?

0
192

Respetar las distancias y hacer caso de los avisos que nos da un perro, puede evitarnos más de un disgusto. De hecho, hay varios motivos por los que un can puede mostrarse agresivo con nosotros y es importante que los conozcas y los prevengas.

Del mismo modo, debes saber qué hacer cuando muerde a una persona o a otro animal. Así que vamos a explicarlo todo paso a paso.

¿A quién puede morder un perro?

Normalmente los perros muerden a animales o a personas que le son extrañas y con quienes no han socializado previamente. No obstante, también pueden agredir a otro miembro del núcleo familiar, por ejemplo a otro can, a un niño o incluso a su propio dueño.

En España, cada año se producen miles de accidentes de este tipo, si bien la mayoría terminan afortunadamente en un susto o en lesiones leves.

perro agresivo

Motivos por los que un perro muerde

Un perro puede llegar a morder a una persona o a otro animal por diversos motivos. Entre los más frecuentes encontramos:

  • La posesividad canina: En estos casos el perro muerde para conservar o “proteger” algo que quiere. Puede ser un juguete, la comida, su territorio o un ser humano.

Los perros de guardia y de pastoreo son los que tienen una mayor tendencia a desarrollar este tipo de comportamientos. Por eso, es importante que estén bien entrenados para minimizar el riesgo de agresiones y enseñar a los niños a no molestarles cuando estén comiendo.

  • El miedo: Si un perro está atemorizado puede reaccionar mordiendo como un mecanismo de defensa ante lo que teme; normalmente un extraño, situaciones desconocidas o que le toman por sorpresa.

Por este motivo, no se debe molestar a un can cuando duerme, ni acercarse sigilosamente para darle un susto. Lo más efectivo para reducir el riesgo de ataque es una socialización temprana. Ello evitará que desarrolle cualquier fobia.

  • Dolor en el perro: Hasta el perro más amigable puede morder cuando siente dolor intenso. Una otitis severa, una displasia de cadera o lesiones crónicas pueden hacer que se vuelva agresivo.

Por eso es importante que, si vemos signos de dolor en él, lo llevemos con el especialista para que pueda tratarle de forma adecuada. También deberemos tocarlo con delicadeza, especialmente si está diagnosticado de alguna enfermedad que hace que no se sienta bien.

  • Instinto maternal: Si una perra acaba de tener cachorros, respeta más que nunca su espacio.

Educa a los niños para que no se acerquen a los recién nacidos ni a la madre y asegúrate de que la camada tenga un lugar seguro y sin distracciones en el que estar.

  • Instinto de caza: Esto puede hacer que un peludo, si te ve corriendo o yendo en bicicleta, de repente comience a perseguirte. Por eso, debes estar siempre atento cuando practiques deporte por el vecindario.

Si un perro callejero tiene intención de atacarte, evita el contacto visual para no desafiarlo e intenta no moverte para que pierda interés en ti.

Como ves, lo mejor es prevenir ciertas situaciones, conocer los motivos que pueden hacer que un perro se muestre violento y aprender a interpretar sus avisos. Gruñir o elevar el labio superior es su forma de decirnos que mantengamos las distancias, algo que debemos respetar siempre.

Si el can es parte de la familia trata de reforzar el vínculo humano-animal desde pequeño y evita juegos que puedan fomentar la agresividad. Si ves que es propenso a morder a otras personas o animales, busca la ayuda de un profesional.

perro atacando

¿Qué ocurre cuando ya hay un herido o si has sufrido la mordedura en tus propias carnes?

Lo primero, sin duda, es recibir la atención médica adecuada y, si es grave, llamar al 112.
Tras la mordedura de un perro es posible que quieras -o quieran- interponer una denuncia.

Sobre todo si se ha producido en la vía pública y no se tiene ninguna relación con el peludo ni sus cuidadores.

En tal caso, además de a los servicios médicos, se debe llamar a la Policía Local o a la Guardia Civil. El procedimiento, a partir de ese momento, será el siguiente:

1/ Cuando los agentes se personen en el lugar indicado, interrogarán a las partes y redactarán un informe sobre lo ocurrido. Además comprobarán en qué circunstancias ha sido, si se ha producido en la calle o en un lugar privado, si el perro cumple con la normativa del municipio y con las vacunas que se exigen. También se tendrá en cuenta si se trata de una raza catalogada como potencialmente peligrosa y, en tal caso, si tiene seguro de responsabilidad civil.

2/ Con el informe policial y el parte médico, el interesado puede presentar la denuncia correspondiente y pedir una indemnización al responsable del perro por los daños y perjuicios que haya podido causarle. De hecho, puede hacerlo incluso si el perro se ha extraviado o escapado.

Así que ya sabes. Intenta evitar en la medida de lo posible las mordeduras caninas y, si se produce un accidente de este tipo, conoce bien cuál es el procedimiento a seguir. De este modo podrás tomar la decisión que consideres más correcta en cada caso.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre