Mi perro vomita espuma blanca: Causas y soluciones

Son muchos los motivos por los que nuestro perro puede llegar a vomitar espuma blanca o alguna especie de baba blanquecina, en ocasiones acompañado de una especie de burbujas. Algunas de las razones por las que esto ocurre no presentan gravedad, pero otras sin embargo son un aviso de que algo está funcionando mal y debemos buscar ayuda.

Nuestros perro no sabe decirnos que le duele su estómago o que se siente mal, por eso debemos prestar atención a todas las señales que nos dan, de forma directa o indirecta. Actuando rápidamente cuando sea necesario, podremos incluso salvar su vida.

Vamos a repasar cuales son los principales motivos por los que un perro vomita espuma blanca o babas, así cómo las soluciones para evitar que vuelva a ocurrir.

vomito de perro

Mi perro vomita espuma blanca: Torsión Gástrica

Debido a diversos factores, en algunas ocasiones el estómago de nuestro perro puede retorcerse sobre si mismo produciendo que el aire, líquidos o alimentos de su interior queden completamente atrapados. Sin posibilidad de ser vomitado por completo o pasar al intestino.

Cuando esto ocurre, su estómago comienza a inflamarse y nuestro perro puede morir si no actuamos con celeridad. Uno de los avisos que nuestro perro puede darnos, aparte de estar decaído y tener el vientre inflamado, es precisamente vómitos de espuma blanca o incluso con restos de líquidos y alimentos.

torsión de estómago en un perro

Detectar a tiempo la torsión de estómago puede salvar la vida de nuestro perro, si sospechamos que nuestro perro puede padecerla, debemos acudir inmediatamente a un veterinario. No existen medicamentos ni remedios mágicos contra este mal, hay que acudir a un veterinario urgentemente o nuestro perro morirá.

Nuestro veterinario intentará realizar un lavado de estomago, pero si es inviable se verá obligado a operar a nuestro perro de urgencia. Es una operación larga y peligrosa, por lo que no todos los perros sobreviven a ella.

mucha comida para un perro

Mi perro vomita espuma blanca: Exceso de comida o líquidos

Todos sabemos que los perros son un poco impacientes a la hora de comer, les gusta tanto su comida que muchas veces la engullen en apenas unos segundos. Lo mismo ocurre cuando llegamos a casa y tienen mucha sed, comienzan a beber y beber cómo si no hubiera mañana….

Estos malos hábitos pueden provocar que entre mucho aire al estomago de nuestro perro, con la comida o con la bebida. Cuando hay demasiado aire en el estómago, el perro intenta expulsarlo provocando un vómito, que en muchas ocasiones va acompañado de espuma blanca. Esta espuma no es otra cosa que su propia saliva o restos de agua.

Si esto nos ocurre, simplemente debemos buscar la forma de que nuestro perro coma con más paciencia, por ejemplo utilizando un comedero especial para perros glotones. Son comederos con bultos en su interior, que obligan al perro a comer más despacio. En apenas dos semanas notaremos una gran diferencia si utilizamos este tipo de comederos.

Si sabemos que nuestro perro tiene mucha sed y se va a pegar un atracón de agua que posiblemente le siente mal, simplemente le racionaremos el agua durante unos minutos. Dejaremos que beba un poco de agua y después se la retiraremos, esperaremos cinco minutos y le daremos agua nuevamente. Repetiremos esta operación hasta que hayan pasado unos treinta o cuarenta minutos y entonces ya podremos dejarle el agua a su completa disposición de forma permanente. Con esto no se busca quitar el agua al perro, simplemente evitar que beba mucha cantidad de una sola vez.

perro contando el tiempoMi perro vomita espuma blanca: Problemas digestivos

Los problemas gástricos son una de las principales causas por las que un perro puede vomitar espuma blanca o amarilla, dependiendo de si va acompañada de bilis o sólo es saliva. Y no nos referimos unicamente a enfermedades que puedan producir estos desajustes, hay muchos otros motivos que pueden provocar que nuestro perro vomite.

El exceso de tiempo entre la cena y el desayuno puede producir que nuestro perro salive en exceso y padezca de ardores por la bilis que se deposita en su estómago. Esto producirá que nuestro perro vomite espuma blanca o amarillenta principalmente por las noches o las mañanas, antes del desayuno.

Para solucionarlo, simplemente debemos racionar mejor su comida y dejar menos tiempo entre ellas. Por ejemplo, atrasar un poco la hora de la cena y adelantar la del desayuno. A no ser que tu perro sea muy mayor o un cachorro, recomendamos que se alimente con tres tomas diarias.

La calidad de la comida que le damos puede influir también y mucho, ya que los piensos de mala calidad son el principal motivo de los problemas digestivos de nuestro perros. Producen acidez y problemas gástricos debido a las digestiones tan pesadas que necesitan para digerirlos. Elegir un pienso que utilice ingrediente de calidad es algo obligatorio para prevenir estos problemas digestivos.

El exceso de ejercicio, comer después de realizar ejercicio o antes de realizarlo… son motivos por los que nuestro perro puede vomitar espuma. En realidad nuestro perro podría incluso morir, ya que no debemos mezclar el ejercicio con la comida ni tampoco abusar de el.

Comer palos, piedras, hierba o tierra puede provocar malestar en su estómago produciendo también vómitos, que en ocasiones son blanquecinos y con espuma, debido a la cantidad de saliva.

perro con rabia

Mi perro vomita espuma blanca:  Posibles enfermedades

Si observamos que nuestro perro vomita espuma blanca o simplemente babea en exceso, debemos plantearnos la posibilidad de que esté enfermo. Algunas de las enfermedades que producen estos efectos se pueden prevenir mediante las vacunas obligatorias que nuestro perro debe tener.

Otras sin embargo no se pueden prevenir, pero podemos detectarlas para actuar con la mayor rapidez y así evitar que causen males mayores. Sea cual sea tu inquietud, nuestro consejo es acudir a un veterinario si sospechas que puede tratarse de alguna de las enfermedades más frecuente que originen estos síntomas.

La rabia es una enfermedad prácticamente erradicada en países cómo España, pero que de vez en cuando reaparece con virulencia provocando la muerte de muchos animales. La vacuna de la rabia es obligatoria y debe ser vacunado cada año o dos años, dependiendo de la comunidad autónoma donde se viva. La rabia produce espumarajos blancos en la boca de los perros, vómitos y en ultima estancia agresividad.

Si nuestro perro está vacunado no debemos preocuparnos pues no puede infectarse, pero si no lo está…. puede ser que se haya contagiado.

La tos de las perreras es una enfermedad muy común en perros, se podría decir que es el equivalente a un resfriado en un humano, con mayor o menos gravedad. No se puede prevenir al igual que tampoco se pueden prevenir los catarros en humanos.

La tos de las perreras producirá una tos muy seca en nuestro perro, cómo si llevara fumando muchos años. Es una tos tan intensa y seca que en muchas ocasiones produce vómitos, por lo que también puede ser motivo de ver espuma blanca en la boca de nuestro perro o en el suelo.

perro envenenado

Mi perro vomita espuma blanca:  Parásitos o Envenenamiento

En ocasiones lo parásitos internos pueden provocar que nuestro perro sufra de problemas intestinales, estomacales e incluso provoquen vómitos. Es muy habitual pensar que nuestro perro no tiene parásitos, pero lo cierto es que lo normal es que si los tenga. Por eso es importante desparasitar a nuestro perro internamente cada tres meses, con la ayuda de la pastilla que nos de nuestro veterinario.

Si por desgracia nuestro perro ha sido envenenado, es posible que uno de los síntomas sea también el vómito de espuma blanca o mezcla de saliva y otros compuestos. Cuando un perro es envenenado muestra unos síntomas muy notorios, sus encías y/o lengua cambian del habitual color rosa clarito a un color blanquecino o casi negro, dependiendo del veneno. También notaremos comportamientos extraños en el y posiblemente jadeos, espasmos o incluso taquicardias.

En cualquiera de los casos ,es fundamental acudir de inmediato a un veterinario ya que su vida está en peligro. No pierdas el tiempo buscando soluciones mágicas porque no existen, sólo un veterinario puede salvar su vida.

perro vomitando por torsión gástrica

¿Qué hacer si tu perro vomita espuma blanca?

Anota la hora cada vez que veas a tu perro vomitar, puede servirle de ayuda al veterinario. Analiza a tu perro y si aprecias alguno de los síntomas que hemos mencionado, acude a un veterinario.

Cabe destacar que hay muchos otros motivos por los que un perro puede vomitar de forma esporádica, los cuales no presentan ninguna gravedad. Un día con estrés o nerviosismo, haber comido algo por la calle que no les ha sentado bien, beber demasiada agua, etc….

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!