perro-con-la-cola-levantada

La cola de los perros no es un mero adorno estético. Tiene un papel fundamental en la comunicación visual de esta especie. Por ello cada vez se prohíbe en más lugares la amputación de esta parte crucial de la anatomía canina.

Observando los movimientos de la cola de los perros podremos obtener un montón de información sobre su estado de ánimo. A continuación explicaremos qué nos quiere decir nuestro perro cuando mantiene la cola levantada hacia arriba ¿Empezamos?

Lo que te cuenta el lenguaje de la cola de los perros

Los perros se comunican a través de señales visuales, auditivas, olfativas e incluso táctiles. No pueden hablar como nosotros pero se hacen entender a poco que nos fijemos en cómo se mueven o qué tipo de ladrido emiten. Eso sí, siempre tenemos que tener en cuenta el contexto, ya que de él depende la interpretación.

Por ejemplo, un perro que gruñe es normal que lo interpretemos como una señal de amenaza. Pero, si gruñe mientras extiende las patas delanteras y la cabeza sobre el suelo levantando la grupa, moviendo la cola, abriendo la boca y sacando la lengua, el gruñido solo forma parte de una conducta de juego y no tiene nada que ver con la agresividad.

Lógicamente, la utilización de la cola como elemento comunicativo también depende de sus características. Así, hay razas que anatómicamente llevan la cola siempre hacia arriba y enroscada sobre el lomo. Es físicamente imposible que puedan bajarla. En cualquier caso, en la mayoría de los perros la cola adopta las siguientes posiciones:

  • En paralelo con el cuerpo: alineada con el lomo. Puede moverse horizontalmente a izquierda o derecha o quedarse completamente quieta.
  • Por debajo de la línea del cuerpo: la cola cuelga y puede situarse sobre las patas traseras, entre ellas o incluso extenderse hacia los genitales y el abdomen. Los movimientos más amplios y lacios son típicos de perros sumisos.
  • Por encima de la línea del cuerpo: la cola supera la altura del lomo y puede verse en movimiento, en ocasiones circular, o completamente quieta, como si fuese una antena. Esta postura es propia de perros seguros y los movimientos serán rígidos y cortos.

perro-con-la-cola-erizada

Los movimientos de la cola del perro

Además de la posición de la cola, para interpretar qué nos está diciendo el perro tenemos que fijarnos también en su movimiento. Recuerda que hay que tener en cuenta también la anatomía de la cola de nuestro perro, ya que va a repercutir en su movilidad. Así, hay colas cortas, largas, con o sin pelo, de inserción alta, media o baja.

También las hay finas o gruesas, dobladas hasta formar un anillo que cae sobre el lomo, etc. Fíjate en la posición de la cola de tu perro cuando está relajado. Esa será la “posición base” a la hora de interpretar los movimientos que se produzcan. En líneas generales, la quietud puede indicarnos tanto inseguridad como peligro.

Por ejemplo, un perro muerto de miedo tendrá la cola escondida bajo su cuerpo y quieta. A la vez, un ejemplar en alerta es normal que tenga la cola inmóvil por completo. Por otra parte, el movimiento suele indicar una buena disposición, como cuando el perro quiere jugar, aunque también expresa la duda entre acercarse o no.

¿Un perro que mueve la cola está feliz?

Es una creencia muy extendida pensar que cuando nuestro perro nos saluda con un alegre movimiento de cola está expresando lo contento que se pone al vernos. Pero, sentimos desilusionarte, no es verdad.

Este movimiento, en el que la cola puede estar más o menos alta, se produce cuando el perro duda entre acercarse o no. Quiere avanzar para saludarnos a la vez que retroceder porque nuestro tamaño y la dependencia que nos tiene le genera cierto miedo. Por eso un impulso acaba por anular al otro y el resultado es el movimiento de la cola.

El perro en esa situación está experimentando un conflicto a nivel emocional y hay que tener en cuenta el resto de su expresión y el contexto para saber qué es lo que nos está queriendo decir. Cuanto más alta esté la cola, más tensión. Por eso, si un perro desconocido está moviendo la cola, no te acerques.

El significado de la cola del perro hacia arriba

Básicamente, cuando el perro lleva la cola levantada hacia arriba nos indica dos estados de ánimo: alerta o seguridad. Por ejemplo, un perro seguro de sí mismo no es extraño que se acerque a sus congéneres con la cola estirada hacia arriba y en movimiento hacia uno y otro lado, como una antena. Hay un detalle importante: los perros poseen glándulas anales.

Estas son responsables de fabricar un líquido con el olor característico de cada ejemplar. Levantar la cola es exhibir ese olor. Al moverla, las glándulas se comprimen. Si a un perro no le importa que otros lo huelan es porque se siente seguro de sí mismo. El perro con la cola baja o escondida indica lo contrario: miedo e inseguridad. Esconde las glándulas.

A la vez, una cola levantada hacia arriba puede indicar un estado de alerta. En ese caso todo el cuerpo está rigído, en tensión y la cola permanece inmovil. Es una postura habitual en algunos ejemplares cuando detectan olores o ruidos desconocidos. Esta posición podría ser el inicio de un ataque si, además, el perro enseña los dientes, se le eriza el pelo o gruñe.

Bibliografía
Morris, Desmond. 1988. Observe a su perro. Barcelona. Plaza & Janés.