Tapping en perros

0
167

Al igual que las personas, los canes también pueden tener bloqueos emocionales que les lleven a comportarse inadecuadamente o a sentirse enfermos. En estos casos, ¿podemos ayudar a nuestros peludos a recuperar la paz interior? Debes saber que sí. Existen diversas técnicas para lograrlo y una de las más conocidas es el tapping.

¿Qué es el tapping canino?

El tapping es un procedimiento que permite, de forma natural y sin necesidad de ningún medicamento, liberar los bloqueos que hacen que tu compañero de aventuras no se sienta bien.

Esta técnica puede aplicarse de forma individualizada o, en algunos casos, combinándola con otros tratamientos médicos.

Muchos relacionan el tapping con la acupuntura, puesto que en ambos casos se aplica presión sobre ciertos puntos. La diferencia es que, en el tapping, no se utilizan agujas.

Simplemente debes canalizar tu energía y presionar con los dedos sobre ciertas partes del cuerpo del perro. ¿Qué beneficios puedes obtener con este método? Veamos.

perro tranquilo

Beneficios del tapping

Uno de los principales objetivos del tapping es reforzar el vínculo que existe entre el perro y su cuidador.

De esta forma, es más fácil que el can libere todo su estrés acumulado, ese que le lleva a tener actitudes problemáticas.

También es útil para reducir su dolor y que se relaje. Se recomienda este tratamiento, sobre todo, en perros que:

  • Hayan pasado por una situación traumática y necesiten liberar las emociones bloqueadas. Por ejemplo, tras la pérdida de un compañero humano o canino, una situación de abandono o un cambio de residencia.
  • Necesiten recuperarse de una operación o de una enfermedad, con el menor nivel de estrés posible.
  • Tengan alguna fobia que les impide comportarse normalmente en todo tipo de situaciones.

El tapping, de hecho, suele ser muy útil para tratar el miedo de los perros a los fuegos artificiales, pues les ayuda a enfrentarse a ello con más serenidad.

Principales puntos del tapping en perros

La base para que este tratamiento funcione es conocer los puntos corporales específicos que deben presionarse.

Concretamente en esta terapia se distinguen hasta 14 ubicaciones, si bien las más utilizadas son las siguientes:

  1. Sobre la cabeza, en la parte más alta
  2. En el centro de la frente
  3. Donde inician las cejas, en su parte más interna
  4. El lado más externo de los ojos
  5. Debajo de los ojos, en línea con las pupilas (mucha precaución)
  6. Encima del hocico, justo donde éste empieza a formarse
  7. Debajo de la boca.
  8. Debajo de la oreja
  9. En las uniones entre tronco y patas delanteras

Para empezar a hacer tapping lo primero que debes hacer es sintonizar con tu peludo y su bloqueo. Es decir, concentrarte en el problema del perro que quieres solucionar y conectar con ello.

Ten en cuenta que la intención y el foco son claves en el trabajo energético, por lo que se recomienda definir el objetivo con una frase clara tipo “Pancho se siente deprimido”.

Seguidamente ubica los puntos meridianos en el perro y comienza a aplicar en ellos una serie de toques suaves con uno o con dos dedos.

Ten en cuenta que son golpecitos ligeros, que no tienen que causar ningún tipo de dolor o molestia.

Lo ideal es comenzar la secuencia de tapping por el punto 0, en el centro del corazón, y dar una media de 5 a 7 taps en cada lugar con una cadencia rápida.

Otras opciones: el tapping a distancia o el tapping general

No te preocupes si al principio el perro se muestra reticente o no consigue relajarse del todo. Es normal. Si eres constante verás que su actitud va cambiando, al tiempo que los beneficios del tapping se hacen más evidentes.

¡Que no te extrañe si al final son ellos mismos los que se tumban a tu lado para que sigas realizando el tratamiento! En los casos más complicados, el tapping a distancia o proxi tapping, que consiste en presionar los puntos en ti mismo mientras el perro observa y la energía fluye, también es una opción.

Otra alternativa válida para las primeras sesiones es hacer un tapping general, donde se apliquen este tipo de golpecitos por todo el cuerpo y no únicamente en unas zonas concretas.

Para poder conocer todos los aspectos básicos del tapping y cómo aplicarlo en tu peludo, existen diversos cursos de formación y también hay profesionales que se dedican a enseñar a los recién iniciados.

Conclusiones

El tapping es, por tanto, una técnica de liberación emocional que opera sobre el sistema energético del perro, más que sobre el cuerpo en sí mismo.

En inglés este método recibe el nombre de Emotional Freedom Technica. De ahí las siglas EFT que muchos utilizan para referirse también a esta terapia.

Gracias a este tratamiento natural, que permite canalizar la energía entre el cuidador y el perro, nuestro peludo puede llegar a superar algunos de sus problemas y lograr un mayor nivel de bienestar.

No pierdes nada por intentarlo, así que ya sabes: si tu amigo peludo necesita desesterarse o superar un bloqueo mental, ponte manos a la obra para ayudarle. ¡Ya nos contarás cómo te ha ido tras las primeras sesiones! Seguro que logras transmitirle todo tu amor, fuerza y salud en cada tap.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre