Perro-de-raza-Pitbull-descansando

Así como hay razas caninas con un carácter más amigable, hay otras que – de no ser socializadas de forma adecuada – pueden causar problemas tanto en el ámbito doméstico como en los espacios públicos. Actualmente existen ocho variedades consideradas como perros potencialmente peligrosos en España.

Por supuesto, no todos los ejemplares dentro de este grupo de riesgo son agresivos. Es solo que, debido a características como su potencia física, su fuerte mordida o su particular temperamento, podrían causar lesiones graves si llegaran a atacan. Veamos en detalle todo lo que necesitas saber si estás pensando en adoptar una de estas razas.

¿Cuáles son las razas de perro potencialmente peligrosos en España?

Las razas PPP tienen en común su gran contextura y sus fuertes instintos de dominancia. Además, muchas se desarrollaron originariamente para funciones como la caza mayor o las peleas de perros, por lo que su herencia de agresividad puede mantenerse latente en los instintos de un ejemplar. Estas razas son las siguientes:

Pitbull Terrier

Estos perros tienen un carácter dominante, a lo que se le suma su exuberante potencia física. Asimismo, su herencia de perros de pelea hace que sean naturalmente agresivos si no se socializan bien y se les instruye con firmeza desde pequeños.

Staffordshire Bull Terrier

Originarios de Gran Bretaña, estos canes fueron criados para controlar reses tres o cuatro veces más grandes que ellos gracias a su potente mordida. En la Edad Media se les empleaba en combates contra toros y osos. Este instinto de pelea podría llegar a ser una amenaza para el ser humano.

American Staffordshire Terrier

La variedad americana del Staffordshire Terrier comparte su agresividad genética. Su pecho musculoso y sus arraigados instintos territoriales hacen que sea una variedad compleja de instruir, no apta para novatos.

Rottweiler

Muchos se sorprenden al encontrar a estos perros en la lista, pero se debe a su poderosa mordida, a su gran peso y a su extraordinaria potencia física, lo que les hace difíciles de controlar. Estos canes deben ser educados con firmeza desde pequeños para erradicar su temperamento dominante, pues cuando se descontrolan pueden ser muy agresivos.

Dogo Argentino

Su tamaño y su fuerte mordida en tenaza hacen que sean parte de este grupo, aunque es muy poco habitual que ataquen al ser humano. Si están bien socializados desde pequeños son grandes compañeros para todos los miembros de la familia, niños incluidos.

Fila Brasileño

Muy seguros de sí mismos y extremadamente fieles con su familia, estos canes son naturalmente desconfiados con las personas o con los perros que no conocen. Son territoriales y dominantes, lo que les hace buenos guardianes pero un poco inestables en presencia de público.

Akita Inu

Estos perros de gran tamaño son de origen nipón. Su primera función fue proteger las grandes residencias feudales. Son desconfiados por naturaleza con las personas y con los perros desconocidos, aunque en el hogar suelen mostrarse muy apegados a los suyos. No obstante, no se recomienda dejarles solos con niños de corta edad.

Tosa Inu

También provienen de Japón. Su personalidad terca y su temperamento dominante pueden ser difíciles de controlar. Suelen tardar hasta cuatro años en llegar a la edad adulta, lo que hace que no tengan conciencia plena del daño que pueden causar debido a su robusta anatomía.

perro-de-raza-dogo-argentino

¿Qué características tienen los perros potencialmente peligrosos en España?

La legislación vigente establece qué condiciones deben cumplirse para que una raza se registre como peligrosa en España. Estas son:

  • Personalidad fuerte, dominante y territorial.
  • Valor bien marcado
  • Una musculatura bien desarrollada, un aspecto poderoso y una anatomía robusta
  • Pelo corto
  • Cuello ancho y corto
  • Un pecho profundo, con tórax arqueado, lomo corto y muy fuerte.
  • Cabeza con forma de cubo y cráneo ancho.
  • Mandíbula resistente y de gran tamaño, con una boca profunda y mordida en tijera.
  • Patas delanteras rectas y robustas, así como unas traseras bien musculadas, largas y en ángulo.
  • El perímetro del tórax debe tener entre 60 y 80 cm; la altura a la cruz está entre los 50 y los 70 cm, mientras que el peso tiene que ser superior a los 20 kilos.

Además de estas consideraciones hay que saber que un ejemplar que surja del cruce de estas razas también se incorporará a la lista. Pero esto no es todo: cualquier can que se comporte de manera agresiva puede ser declarado peligroso si la petición está refrendada por un veterinario registrado.

Igualmente, existen discrepancias entre las diferentes comunidades autónomas españolas sobre qué razas son consideradas peligrosas. Por eso, siempre conviene informarse sobre esta cuestión en tu Ayuntamiento.

¿Cómo puedo adoptar un perro PPP en España?

Como primer paso, quienes deseen estar al cuidado un can potencialmente peligroso en España deben obtener una licencia en la que se establece que cumplen con los siguientes requisitos:

  • Ser mayores de 18 años.
  • No tener condenas de homicidio, lesiones, torturas, ni haber sido sentenciado como culpable en delitos contra la libertad o contra la integridad moral, la libertad sexual y la salud pública, asociación con banda armada o de narcotráfico.
  • Tampoco pueden acceder a estos perros quienes tienen prohibido por derecho la tenencia de animales peligrosos. De igual modo, no se aceptan a personas sancionadas por infracciones graves o muy graves contra el apartado 3 del artículo 13 de la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen legal de animales potencialmente peligrosos.
  • Estar en condiciones físicas y mentales aptas para la tenencia de uno de estos canes. Para esto se debe aprobar un examen físico y psicológico en el que se evalúan tus capacidades auditivas, visuales, neurológicas y del sistema locomotor.
  • Acreditar el pago de un seguro de responsabilidad por daños a terceros con una cobertura de al menos 120.000 euros.
  • La licencia caduca a los cinco años. Para renovarla el titular de la adopción debe seguir cumpliendo las condiciones físicas y legales previamente explicadas.

Además de estos requisitos administrativos, si quieres adoptar un perro potencialmente peligroso en España, tienes una serie de obligaciones que debes conocer.

perro-de-raza-PPP-con-bozal

Medidas de seguridad para un perro potencialmente peligroso

El riesgo de tener un can de estas características aumenta en los espacios públicos. Por esta razón, las medidas más importantes que debes tomar van dirigidas a la prevención durante los paseos:

  1. Siempre que pasees a tu perro tienes que llevar la licencia y un resguardo de su inscripción en el registro municipal.
  2. Es absolutamente indispensable que salgan a la calle con bozal.
  3. No están permitidas las correas extensibles ni aquellas de más de 2 m de longitud.
  4. Una persona solo puede pasear a un perro de estas características al mismo tiempo, nunca dos o más.
  5. Un perro de este tipo jamás puede ser paseado por un menor de edad.
  6. No se permite que estos canes estén sin atar o en el exterior de zonas correctamente delimitadas y cerradas, incluso si son una propiedad privada.
  7. Ante la pérdida del animal o la sospecha de que ha sido robado debes dar parte a las autoridades dentro de las primeras 48 horas de su desaparición.

El no cumplimiento de estas normas conlleva multas de hasta 15000 euros. Y, en caso de que causaran daño a alguien, es la persona que ha adoptado al can quien se considera responsable.

Más allá de estas regulaciones la clave para lograr un ejemplar equilibrado y pacífico – sea de la raza que sea- es una socialización adecuada desde cachorro y una educación en la que prime el respeto, la firmeza y el cariño.