Trucos para limpiar los pelos de tu perro

0

Si convives con un perro, seguro que no te hace falta decírselo a nadie. Los pelos que llevarás en el pantalón o en el jersey no van a dejar lugar a dudas. Y es que nos encanta achuchar a nuestros perros y hasta echar la siesta juntos en el sofá.

Pero nos gusta menos el rastro de pelos que inevitablemente el perro nos va a dejar encima. Por eso en este artículo vamos a repasar qué opciones tenemos para eliminar al máximo los pelos de nuestra ropa o del mobiliario.

Evitar la caída del pelo

En primer lugar, los perros sí o sí van a perder pelo. Sobre todo durante un par de momentos al año, que coinciden con el período que se llama muda. Lo identificarás, sin duda, porque encontrarás más pelos de lo habitual por todas partes durante varias semanas seguidas.

La muda es completamente normal y, salvo contadas excepciones, por ella van a pasar todos los perros. Muchas veces da la sensación de que pierden más cantidad los perros de pelo largo, pero lo cierto es que solo son más visibles que los pelos cortos. De todas formas, aunque se trate de un proceso inevitable podemos minimizarlo.

Para ello se recomienda intensificar los cepillados durante ese período. Todo el pelo que recojamos en el cepillo no estará por toda la casa. Además, vigila que la alimentación sea de calidad, mantén a tu perro desparasitado y libre de estrés, ya que todos estos factores contribuyen a que la pérdida de pelo sea mayor y a lo largo de todo el año.

Telas para eliminar el pelo

El mayor problema de los pelos es que se quedan pegados en los tejidos. A veces tanto que resulta imposible que estos queden totalmente libres de pelos. Esto es especialmente molesto en el sofá o en la cama. Además, si metemos mantas o sábanas en la lavadora los pelos podrían llegar a atascar el filtro.

Para solucionar de raíz este problema están comercializándose tejidos especiales que impiden que los pelos se queden adheridos a la tela. De esta forma se evita el problema. Pero, si no queremos invertir en estos materiales, siempre tendremos la opción de probar en casa distintos tejidos. Verás que algunos son más fáciles de sacudir de pelos que otros.

Rodillo quitapelos o pelusas

Un utensilio que no suele faltar en los hogares con perro es el rodillo adhesivo. Como su propio nombre indica, es un pequeño rodillo con recambios de un material al que se queda pegado el pelo, dejando limpias las superficies. Por su manejo sirve tanto para que nos lo pasemos por encima de la ropa o por sofás y mobiliario tapizado.

Funciona, pero requiere tiempo para retirar todos los pelos y esto conlleva el uso de una cantidad considerable del papel adhesivo que utiliza. Si se trata de quitar pelos de pequeñas superficies o de esquinas, se podría recurrir directamente al uso de cinta adhesiva.

Manoplas y guantes quitapelos

Otro recurso fácil a nuestro alcance es una manopla especial para retirar el pelo de tapicerías, piezas de ropa o, en general, cualquier textil. Solo hay que ponérsela en la mano y deslizarla por el lugar deseado. Después de su uso se pasa en sentido contrario para dejarla libre de pelos y puede meterse en la lavadora.

Un efecto similar lo podemos conseguir utilizando un guante de látex que tengamos por casa. Son los típicos que se utilizan para fregar los platos o para limpiar los baños. Mojándolo y pasándolo por la superficie que queramos limpiar consigue que los pelos se le queden pegados, desprendiéndose del tejido. Después solo habrá que pasarles un agua.

Las manoplas de goma que se utilizan sobre el perro para ayudarle a retirar el pelo muerto también pueden servir para eliminar los pelos de la ropa o del mobiliario. Van a desprender este pelo y mucho se juntará, formando bolas mucho más fáciles de recoger y tirar.

Aspiradoras para el pelo de los perros

Por último, para acabar con las acumulaciones de pelos también podemos optar por una aspiradora. Las hay de mano, que es posible utilizar sobre textiles, o de suelo. Algunas contienen componentes específicos para retirar este tipo de pelo con mayor facilidad. Incluso las hay que son capaces de fregar el suelo, con lo que se maximiza la higiene.

Eso sí, algunos animales se asustan con el ruido o el movimiento, sobre todo en el caso de las aspiradoras que se mueven solas. Por eso es mejor que la primera vez que las usemos estemos nosotros en casa para comprobar la reacción de nuestro perro o gato, ya que estos son especialmente sensibles a los ruidos.

El miedo del animal a estos aparatos puede trabajarse, pero, si por este motivo o por decisión propia optas por la tradicional escoba, es mejor que escojas una de goma, ya que comprobarás que arrastra mucho mejor el pelo que las tipo cepillo de cerdas.

Auxiliar Técnico Veterinaria y presidenta de una protectora de animales. Desde niña mis intereses giraron alrededor de los animales, la lectura y la escritura, por eso me formé para ejercer como ATV y me doctoré en Filoloxía Galega. Además, estoy vinculada a la protección animal a través de protectoras. En la actualidad soy casa de acogida de siete perros y cinco gatos. Escribir sobre perros es una forma de compartir los conocimientos que he adquirido sobre ellos a lo largo de los años, a la vez que me permite unir mis profesiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí