perro-junto-a-cepillo-de-dientes-con-pasta

Aunque lo cierto es que los cuidadores no siempre prestamos la atención debida a la higiene bucal, la limpieza de los dientes debería formar parte de la rutina de aseo de nuestro perro, independientemente de su edad.

Además, para el cepillado de su dentadura es necesario disponer tanto de una pasta específica como de un cepillo de dientes para perros. Si usamos productos de higiene humana incluso podríamos provocar una intoxicación.

¿Debo cepillar los dientes de mi perro?

Lo cierto es que la higiene bucal canina es una de las recomendaciones de la medicina preventiva. Con una limpieza regular se consigue prevenir la aparición de diferentes problemas de salud como la placa, el sarro, la gingivitis, la enfermedad periodontal o la caída de piezas dentales.

Son causa de mal aliento, sangrado de encías, hipersalivación y dolor, lo que dificulta la alimentación. De ahí la importancia de la limpieza de los dientes. Pero, para que sea efectiva, debemos utilizar una pasta y un cepillo de dientes específicamente fabricados para los perros.

lavando-los-dientes-a-un-perro-con-pasta-y-cepillo

La pasta de dientes ideal para perros

Productos no adecuados pueden lastimar las encías e incluso provocar una intoxicación. Las pastas de dientes que utilizamos en nuestra higiene no son aptas para perros. Contienen ingredientes como el flúor o el xilitol, que resultan potencialmente tóxicos para ellos.

Además, llevan espumantes, lo que hace que deban ser enjuagadas o escupidas. No pueden tragarse. Al contrario, las pastas para perros se fabrican con abrasivos, oxigenantes, enzimas, clorhexidina o zinc. Tienen propiedades higienizantes, antibacterianas y cicatrizantes.

Cualquier duda a la hora de seleccionar pasta dental la debes consultar con el veterinario. Ten en cuenta que si tu perro ya tiene alguna patología en la boca no va a desaparecer solo porque empieces a lavarle los dientes. En esos casos lo tiene que examinar el veterinario para recetar un tratamiento específico que podrá incluir el lavado de los dientes.

Consejos para limpiar los dientes de tu perro

Se recomienda que la higiene dental sea diaria, pero, como puede resultar dificil manejar a algunos perros, se admite dejarlo en unas 2-3 veces a la semana. El veterinario puede darte indicaciones más precisas en función de la situación dental de tu perro. Sigue estos consejos:

  • Utiliza, insistimos, una pasta específica para perros y aplica solo una pequeña cantidad.
  • El cepillo también tiene que ser para perros. Hay a la venta modelos similares a los que utilizamos nosotros, pero también otros con forma de dedal. Son cómodos y fáciles de usar, pero implican meter el dedo dentro de la boca del perro, con lo que nos arriesgamos a un mordisco.
  • Una forma sencilla de cepillar los dientes es utilizar una gasa con la que nos envolveremos el dedo o directamente frotaremos la dentadura.
  • Inicia las limpiezas dentales lo antes posible.
  • Hazlo siempre aprovechando un momento de tranquilidad y nunca fuerces al perro.
  • Comienza el cepillado poco a poco, para cuantas veces sea necesario y premia siempre la buena actitud.
  • Progresivamente el perro irá aceptando una sesión más larga y minuciosa. Si aún así resulta imposible, puedes recurrir a snacks dentales, pienso específico para la higiene de los dietes, pasta en espray, etc.

Cómo hacer pasta de dientes casera

Si no tienes pasta de dientes para perros en casa, se te ha acabado o no la encuentras, puedes fabricar una tú mismo. Son pastas que sirven para perros sanos a los que se quiere hacer una limpieza dental de rutina varias veces a la semana.

Pero si tu perro tiene ya alguna patología, debes usar solo la pasta o los desinfectantes que te recomiende el veterinario para ese problema específico. A continuación te ofrecemos tres recetas que puedes hacer en casa con facilidad a partir de ingredientes sencillos.

Pasta de dientes de bicarbonato para perros

Tan solo necesitas dos ingredientes, ya que se hace con una cucharada de bicarbonato sódico y una cucharadita de agua para formar una pasta. El bicarbonato de sodio es el que toman algunas personas cuando sienten malestar digestivo.

Trata la acidez o el ardor, pero también se añade a las masas que van al horno para que actúe como gasificante y suban. Por lo tanto, es fácil encontrarlo en cualquier supermercado. Además de limpiar, tiene efecto blanqueante.

Pasta de dientes de cloruro para perros

En este caso la pasta se forma con una cucharada de cloruro sódico o potásico y una cucharadita de agua. El cloruro de sodio es la sal común que empleamos en la cocina. Es económica y se encuentra con facilidad. Por su parte, el cloruro de potasio puede comprarse en establecimientos como droguerías o por internet.

Pasta de dientes de coco para perros

Lleva también bicarbonato sódico y la misma cantidad de aceite de coco de calidad y apto para el consumo. Puedes adquirirlo en grandes superficies. Solo hay que mezclar ambos ingredientes para formar la pasta. Puedes hacer cierta cantidad y guardarla en un recipiente en un lugar oscuro, fresco y seco.

Limpieza bucal canina con ultrasonidos

Si el estado de la dentadura de nuestro perro es muy malo, la higiene dental con pasta y cepillo sigue siendo importante, pero no será suficiente. En estos casos lo primero es que el veterinario localice el problema y paute un tratamiento. Suele hacerse imprescindible una limpieza profesional y en profundidad de la boca.

Tiene que realizarla el veterinario en la clínica con el perro dormido tras administrarle anestesia general. Se hace mediante aparatos odontológicos de ultrasonidos. En algunos perros este tipo de limpiezas, al margen de la higiene que sigamos en casa, se recomiendan aproximadamente una vez al año.

Bibliografía
Carlson y Giffin. 2002. Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.