¿Debo abrigar a mi perro si hace frío?

1
1162

Son muchas las personas deciden abrigar a sus perros cuando llegan las estaciones más frías, con jerséis o capas forradas de piel de borrego para evitar que pasen fresco.

Sin embargo esta curiosa práctica no beneficia a los perros a niveles generales, siendo incluso contraproducente en muchas ocasiones.

Así que desde SoyUnPerro vamos a explicar cuando es recomendable abrigar a nuestro perro y cuando debemos evitarlo.

Razas de perro que necesitan abrigo cuando hace frío

Vestir a un perro es una moda absurda que puede parecer curiosa estéticamente pero que en realidad es muy contraproducente, ya que tiene efectos muy negativos sobre los perros.

Solamente hay algunas razas de debido a su poco nivel de grasa corporal pueden necesitar ser abrigadas en determinadas ocasiones, cómo los perros Chihuahua que tienen una comprensión física muy débil y un porcentaje de grasa muy pequeño.

El Chihuahua es un perro que sufre de muchos espasmos musculares que pueden hacernos pensar que está tiritando, por lo que hay que tener precaución ya que no siempre necesita ser abrigado.

Otro tipos de perros de pequeño tamaño e incluso las razas de perro sin pelo también suelen necesitar ser abrigadas en las estaciones más frías, para evitar que enfermen cogiendo un resfriado canino, también conocido cómo tos de las perreras.

Sin embargo la mayoría de razas no precisan de ningún tipo de abrigo, ya que gracias a su manto de pelo y a una gruesa capa de grasa que tienen bajo la piel, pueden hacer frente a temperaturas bajas sin problema alguno.

Incluso algunas razas cómo las nórdicas (Alaskan, Husky…) adoran vivir en climas muy fríos, donde las temperaturas nunca suban de cero grados, sin necesidad alguna de ser arropadas.

perro abrigado

¿Cuando se debe abrigar a un perro?

La mayoría de razas no necesitan ser abrigadas, pero si tenemos algún perro de pequeño tamaño cómo el Chihuahua, es recomendable abrigarlo un poco cuando salgamos a pasear a la calle y las temperaturas sean muy frías.

Por debajo de los diez grados es recomendable ponerles un fino abrigo, por debajo de cinco grados es mejor ponerles algo que les proporcione más calor.

No debemos abrigarlos nunca si estamos dentro de casa y la temperatura ambiente es buena, ni tampoco en épocas que no haga frío, porque pueden sufrir un golpe de calor y morir.

Los perros que están atados a una cadena y no tienen posibilidad de moverse / correr para generar calor, también pueden ser abrigados cuando las temperaturas bajen mucho. Aunque obviamente lo mejor es dejarles vivir dentro del hogar.

Si hay tormenta y llueve en exceso pero hace calor, no hay que abrigar a un perro. Si llueve mucho y hace frío, podemos ponerle una capa impermeable para evitar que se moje mucho y poder secarle más fácilmente al regreso.

El peligro de los golpes de calor

Tan malo cómo dejar que un perro esté expuesto a bajas temperaturas sin posibilidad de entrar en calor, es abrigarlo en exceso y hacer que sufra un golpe de calor.

Un golpe de calor es lo que ocurre cuando la temperatura del perro sube más de lo debido y su cuerpo no tiene capacidad para refrigerarse. Por ejemplo, si abrigamos a un perro en verano o dentro de casa, con la calefacción puesta.

Los perros no sudan y no pueden indicarnos que tienen exceso de calor debido a que les hemos puesto ropa de abrigo cuando no es necesario debido a nuestra inexperiencia. Si su temperatura corporal sube en exceso, morirán.

Puede interesarte: Síntomas de golpes de calor en perros

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha!  Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales :) ¡Gracias!

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre