Akita Inu

0
1382

El Akita Inu es un perro grande y poderoso con una presencia noble y elegante. Originalmente fue utilizado para proteger a las familias de los aristócratas en el Japón feudal, aunque también fue durante siglos un fantástico perro rastreador, muy utilizado para la caza de ciervos y jabalíes.

Su nombre proviene de la prefectura de Akita, al norte de Japón, de donde es originario, mientras que la palabra “inu” significa perro.

Fiel guardián de su familia, el Akita Inu no retrocede ante los desafíos y no se asusta fácilmente. Sin embargo, también es un perro cariñoso, respetuoso y divertido cuando se lo entrena y socializa adecuadamente.

También te puede interesar: Ley de Perros Potencialmente Peligrosos en España (PPP)

Carácter de la raza Akita Inu

El Akita Inu es un perro audaz y voluntarioso, desconfiado por naturaleza ante la presencia de extraños pero extremadamente leal a su familia. Siempre alerta, es un perro inteligente y valiente aunque con tendencia a mostrarse agresivo con otros perros, especialmente con los de su mismo sexo.

Por su carácter, el Akita Inu se siente más cómodo en un hogar donde no tenga que compartir espacio con otro perro. En cambio, se muestra cariñoso y afectuoso con la familia, disfruta de su compañía y siempre quiere participar en las actividades diarias. En definitiva, para que nuestro Akita sea feliz tenemos que hacerle sentir como un miembro más de la familia.

Es un perro que puede ser bastante ruidoso, aunque más propenso a gruñir que a ladrar. Necesita mucho ejercicio para no caer en el aburrimiento y en comportamientos destructivos. Por otra parte, hay que tener en cuenta que esta raza es terca, así que necesitaremos una buena dosis de paciencia para entrenarle y enseñarle buenos modales caninos.

Aunque es sabido que los adultos siempre deben supervisar las interacciones entre perros y niños, en el caso de esta raza hay que mostrarse aún más vigilante. Ningún niño podría soñar con tener mejor guardián y compañero de juegos que un Akita, pero es muy importante enseñar a los pequeños de la casa a ser respetuosos y amables con su compañero peludo, evitando así provocar en él reacciones peligrosas.

Akita Inu en la nieve

Características físicas del perro Akita

El Akita Inu es un perro de gran tamaño que alcanza los 67 cm de altura a la cruz (algo menos en las hembras) y un peso de alrededor de 35 kg.

Su cuerpo presenta una estructura compacta y sólida, con extremidades fuertes y una gruesa cola. La estampa de un Akita Inu en posición de guardia es imponente, transmitiendo autoridad y seguridad a partes iguales.

La cabeza es redonda y bastante grande con respecto al resto del cuerpo. Sus ojos son almendrados, aunque en el caso del Akita Americano, es decir, la variante de esta raza criada en Estados Unidos, presentan una curiosa forma triangular. Sus orejas, siempre levantadas, son pequeñas y redondeadas en las puntas.

El pelaje cuenta con dos capas bien diferenciadas: la exterior, lisa y dura, y la interior, con pelo muy abundante y de textura muy fina. La variedad de colores es bastante amplia y va desde el blanco y el gris hasta el pelaje atigrado, aunque en Japón predominan el blanco y el rojo.

Con los cuidados y la alimentación adecuada, el Akita Inu puede llegar a vivir más de 12 años.

¿Cómo educar a un Akita Inu?

Una educación adecuada es esencial para cualquier clase de perro, pero es especialmente importante en este caso concreto. El entrenamiento debe estar dirigido siempre por nosotros mismos, pues el sentido de lealtad del Akita está tan desarrollado que el vínculo entre el dueño y el perro podría romperse si dejamos la tarea en manos de un adiestrador profesional.

En líneas generales, el Akita no responde bien a los métodos de entrenamiento duros. Se requiere respeto y sobre todo, mucha paciencia, pues el carácter de este perro es increíblemente obstinado, tanto que en ocasiones puede llegar a desesperarnos.

No obstante, dada su inteligencia y su afición a pasar tiempo con la familia, vale la pena invertir tiempo y esfuerzos en un entrenamiento adecuado que a la larga dará su fruto: un compañero inteligente y cariñoso con una lealtad inquebrantable.

cachorro de Akita Inu

Cuidados necesarios para un Akita Inu

Aunque no se trata de una raza hiperactiva, el Akita necesita ejercicio diario. Unas dos o tres horas de paseo al día suelen ser suficiente, siempre que sean paseos enérgicos que incluyan saltos y carreras. No es buena idea llevar a nuestro Akita a un parque para perros, dada su tendencia agresiva hacia otros perros.

En casa el Akita necesita disponer de un patio bien cercado, tanto para su propia seguridad como para la de los extraños que puedan entrar en su territorio por error y llevarse un buen susto. En todo caso en presencia de sus dueños no suele ser agresivo con los visitantes. En caso contrario, el Akita se regirá por su instinto guardián y actuará contra todo lo que perciba como una amenaza.

Otro cuidado importante es el cepillado diario, dada la abundante capa de pelo tan característica del Akita.

Se debe tener especial cuidado para criar un cachorro Akita. Estos perros crecen muy rápidamente entre los cuatro y siete meses, por lo que necesitan una dieta de alta calidad y rica en proteínas.

También debemos evitar que den saltos forzados o que troten sobre superficies duras hasta que alcance al menos el año y medio de vida y sus articulaciones estén completamente formadas.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre