Galgo Español

0

Conocido por ser uno de los perros que mayor velocidad cogen al correr, el Galgo Español ha sido el perro favorito para los cazadores desde hace décadas. Aunque en la actualidad, se ha convertido en un excelente perro de compañía.

Gracias a sus características físicas y su amable y cariñoso carácter, el Galgo es una excelente opción cómo perro familiar. Desde cachorros a ejemplares adultos, esta raza siempre enamora.

Desde SoyUnPerro queremos mostrarte todas sus cualidad, comportamiento y cuidados necesarios para que sea un perro sano y feliz.

También te puede interesar: ¿Cómo es el Galgo Lebrel?

Comportamiento del Galgo Español

El temperamento del Galgo Español es el del perro de compañía ideal, es un compañero amable, nunca agresivo. Es cierto que algunos galgos pueden mostrarse a veces distantes con los extraños, pero no hostiles. En cualquier caso, basta un gesto o un simple acercamiento para romper el hielo y ganarse su afecto.

Es un perro inteligente e independiente, con algunos aspectos de su carácter que nos recuerdan al de los felinos. El Galgo Español tiene un lado sensible y reacciona rápidamente a las tensiones en el hogar. Puede volverse tímido y esquivo si se siente maltratado o rechazado.

En contra de lo que se suele pensar, los galgos no se pasan el día corriendo de aquí para allá: son dóciles, tranquilos y grandes amantes de las siestas.

En el temperamento tan especial del galgo intervienen una serie de factores, desde la herencia genética hasta el entrenamiento y la socialización. Los cachorros de Galgo suelen ser curiosos y juguetones, siempre dispuestos a acercarse a las personas y dejarse acariciar. Tampoco tienen problemas de convivencia con otros perros.

galgo en jardin

Características físicas de la raza

La raza Galgo Español presenta perros altos y delgados, con una altura a la cruz entre 60 a 70 cm y un peso que ronda los 25 kg en los adultos, cifra que incluso puede ser más baja en el caso de los galgos de carreras.

Su cuerpo es fino y muy atlético, con un pecho no demasiado ancho pero con una amplia capacidad pulmonar. Tiene el lomo arqueado y el vientre muy levantado, con la cola alargada y estrecha. Sus patas son largas y finas, pero muy musculosas. Su cabeza es larga y estrecha. Sobre ella resaltan unas orejas triangulares de punta redondeada, muy levantadas.

Es muy frecuente confundir el Galgo Español con el Inglés, aunque observando bien ambas razas nos damos cuenta de que este último tiene la cabeza más ancha, el tórax más bajo y en general un aspecto más robusto.

Existen tres variedades de Galgo Español que se pueden distinguir por el tipo de pelaje: la variedad de pelo liso, la de pelo duro y la de pelo largo, esta última muy rara. El color de la capa presenta una enorme variedad de colores y patrones. Pelo de color blanco, tostado, blanco con manchas oscuras, canela, negro y atrigrado son los más comunes.

Consejos de adiestramiento

El entrenamiento de un Galgo Español, tanto si se trata de un cachorro como si lo adoptamos ya como adulto, debe comenzar tan pronto como llegue a casa. Al principio suelen ser muy reacios al aprendizaje, pero acaban adaptándose al ritmo de educación pasados unos días.

Por desgracia, es frecuente que muchos hayan sufrido malos tratos o hayan sido abandonados por sus dueños cuando ya no sirven para la caza o para las carreras. Si vamos a adoptar a un perro con estas características nos sorprenderemos al comprobar que su capacidad de adaptación a su nuevo entorno y al entrenamiento es incluso mayor que la de otros galgos que no han tenido que pasar por circunstancias tan difíciles.

El lado sensible del carácter del Galgo Español hace que sienta un profundo rechazo por las técnicas de entrenamiento más duros. Es fundamental tratar a estos perros con paciencia, constancia y estímulos positivos.

galgo

Cuidados recomendados para el Galgo Español

Poseedores de un instinto innato para perseguir a sus presas, necesitaremos disponer de un jardín o espacio vallado y bien asegurado para impedir que nuestro galgo salte para lanzarse a la persecución de cualquier cosa que se mueva. Por el mismo motivo es aconsejable llevarlo con correa cuando salimos a pasear con él.

No necesita largas sesiones de ejercicio, a pesar de su naturaleza corredora. Un par de paseos diarios de una hora, puede ser suficiente. Aunque obviamente disfrutará mucho mas, jugando con otros perros.

A pesar de su aspecto físico, el Galgo Español tiende a tener sobrepeso, lo cual puede afectar muy negativamente a su salud. Normalmente, los galgos de carreras engordan entre 2 y 3 kg después de dejar de competir, por eso es muy importante controlar su alimentación, especialmente en el caso de los perros maduros.

El pelaje corto y liso de los galgos es relativamente fácil de cuidar. Aunque no lo parezca, también pierden pelo, por lo que el cepillado diario es necesario. Es importante mantener las orejas bien limpias usando una bola de algodón húmeda. Nunca debemos insertar nada en el canal auditivo, solamente limpiar alrededor del oído externo.

Los dientes del Galgo Español necesitan más atención, ya que esta raza se caracteriza por su delicada salud dental. El cepillado regular de la dentadura es, por tanto, muy recomendable.

Con un cuidado correcto y una alimentación adecuada, el Galgo Español puede vivir unos 15 años o mas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here