¿Es bueno dormir con mi perro?

0
7457

Todas las personas afortunadas que podemos compartir nuestra vida con un perrito, nos hacemos la misma pregunta a la hora de dormir. Pensando en si es o no es una buena idea y qué consideraciones deberíamos tener al respecto antes de dormir con el perro en la misma cama, o dicho de otra forma, dejar que nuestro perro duerma con nosotros.

¿A quien no le gustaría hacerlo? Es sin duda una sensación extraordinaria, algo que une los vínculos y enlaces emocionales a otro nivel. Pero también puede ser algo peligroso, ya que puede afectar muy negativamente a nuestra salud si no tomamos las precauciones adecuadas.

Veamos en detalle todo lo que necesitamos saber, antes de dejar al perro dormir en nuestra cama, junto a nosotros. Y por supuesto también veremos los problemas y beneficios de dejar que duerma junto a nuestra cama, en la misma habitación.

niña durmiendo con su perro grande

Dormir con mi perro ¿Supone un riesgo?

Dejar que nuestro peludito de cuatro patas se acurruque junto a nosotros en la cama, tiene obviamente muchos beneficios, pero también muchos riesgos. Así que para poder disfrutar totalmente de esa situación lo ideal es minimizar al máximo los riesgos, algo que podemos hacer fácilmente.

No obstante y aunque los riesgos sean mínimos, siempre es posible que suponga un riesgo para nuestra salud. Si observamos que tras comenzar a dormir con nuestro perro, comenzamos a experimentar alergias, irritaciones cutáneas o incluso asma… Es posible que o bien el pelo de nuestro perro, o los ácaros que porta, puedan tener mucho que ver y debamos cambiar este hábito.

Igualmente si nuestro perro no tiene todas sus vacunas al día, es posible que pueda portar alguna enfermedad y contagiárnosla. Es algo que podemos evitar renovando las vacunas de nuestro perro cada año, tal y cómo recomiendan los veterinarios.

Aunque por otro lado, todos sabemos que a los perros les encanta dormir junto a los humanos. Es una forma ancestral de demostrar su afecto, les encanta dormir junto al resto de la manada porque así se sienten más protegidos y queridos, es un instinto primario. Veamos cuales son los beneficios y los posibles inconvenientes a la hora de dormir con mi perro en la misma cama.

durmiendo con mi perro en la cama

Beneficios de dormir con mi perro

  • La sensación de paz y tranquilidad que aporta dormir junto a nuestro perro es única.
  • El vinculo emocional que se crea entre perro y humano se incremente, elevándose a otra categoría.
  • En invierno son una excelente fuente de calor ecológico, la mejor estufa del mundo.
  • Que te despierte tu perrito jugueteando contigo, es una de las mejores formas de despertar que existen.
  • Tu amor hacia tu perro se verá incrementado, dormir junto a el supone estrechas más aun lazos afectivos.
  • La sensación de felicidad que experimentas al ver a tu perro dormir acurrucado junto a ti, no tiene precio.
  • Si es tu hijo/a quien duerme con el perrito, no sólo se sentirá más protegido sino que sentirá mucho más feliz.

perro jugando con mis pies

Inconvenientes de dormir con mi perro

  • Puede llenar toda la cama de pelos y suciedad contraída durante sus paseos o juegos por la calle.
  • Dormir con un perro supone que puede contagiarnos parásitos tales cómo pulgas, garrapatas o determinados ácaros.
  • Puede no dejarnos dormir porque se despierte varias veces durante la noche, sobre todo cuando es cachorro.
  • Dormir junto a nuestro perro supone conocer el riesgo de que algún día puede orinarse sobre la cama,  principalmente si es un cachorrito.
  • Si nuestro perro es muy pequeño, corremos el riesgo de aplastarlo o dañarlo, involuntariamente mientras dormimos.
  • En ocasiones aumenta su territorialidad, por lo que debemos educar a nuestro cachorro o perro adulto correctamente, para que se baje de la cama cuando se lo pidamos.
  • Dormir con nuestro perro supone que en ocasiones no dispongamos de la intimidad que queremos, si tenemos pareja por ejemplo.

haciendo la siesta con mi perro pequeño

Consejos para dormir con nuestro perro placenteramente y sin riesgos

El riesgo cero no existe, así que sabiendo esto lo que debemos hacer es minimizar los posibles problemas al máximo, para poder disfrutar de la compañía de nuestro perro mientras dormimos.

La higiene de nuestro perro es fundamental, un perro que es cepillado a diario y que está protegido frente a pulgas y garrapatas, además de llevar al día todas sus vacunas, es un perro que supone muy pocos riesgos a la hora de dormir junto a nosotros.

También debemos bañar a nuestro perro al menos una vez al mes, más a menudo si se suele manchar jugando por la calle o el parque. Todos sabemos que hay perros más curiosos y otros más… me da igual mancharme de barro hasta las cejas. En ambos casos son adorables.

Marcar las reglas es completamente necesario para evitar que nuestro perro tome una idea equivocada y sea más territorial. Debemos enseñarle a irse de la cama cuando se lo pidamos, y a ser sociable cuando haya más personas en la cama, cómo nuestra pareja o hijos.

Mantener la paciencia es fundamental cuando nuestro perro no nos de la compañía que esperamos, el también puede pasar una mala noche, despertarnos a menudo, o dar muchas vueltas… debemos ser pacientes con el y asumir que no siempre dormiremos plácidamente.

Ser coherentes es imprescindible para evitar ensuciar toda la cama, con pelos o suciedad de las patas, poniendo por ejemplo una manta y acostumbrando a nuestro perro a dormir sobre ella. Igualmente deberemos ser más higiénicos con nuestras sábanas y lavarlas frecuentemente.

perro junto a mi cama

¿Es bueno dormir en la misma habitación que mi perro?

También existen personas que aunque no duerman con su perro en la misma cama, lo hacen en la misma habitación. Poner una cama extra a nuestro perrito junto a la nuestra, le hará sumamente feliz. Saber que puede dormir junto a nosotros es para es una enorme satisfacción.

Debemos tener presente que aunque no duerma en la misma cama que nosotros, puede contagiarnos igualmente parásitos o enfermedades. Por lo que mantenerlo limpio y vacunado es fundamental.

Otro aspecto a tener en cuenta es la ventilación de la habitación, recuerda que dos seres vivos necesitan más oxigeno que uno solo y que el olor que ambos desprendáis se unificará… es decir, es muy recomendable disponer de una habitación bien ventilada, incluso dejar la puerta abierta para que no se concentren olores desagradables (los perros también se tiran pedos).

perro en mi cama

Conclusiónes

Dormir con mi perro es la mejor experiencia que he podido experimentar a la hora de crear lazos afectivos, incluso me ha ayudado a ser más feliz. Pues despertar en compañía de tu querido perrito, o debido a sus lametones porque quiere jugar, es algo que todo ser humanos debería experimentar.

Es falso decir que es completamente seguro y que no supone riesgos. Pero si seguimos los consejos anteriores podemos minimizarlos, realmente merece la pena arriesgarse. ¿Acaso existe algo en esta vida libre de riesgos?

El sentido común será nuestro mejor aliado, una buena higiene y un trato saludable hará que la convivencia sea estupenda. Debemos respetar a nuestro perro y también enseñarle a respetarnos y obedecernos.

Así que…. ¿A qué estás esperando para probar la sensación de dormir con tu perro?

También te puede interesar: ¿Cuantas horas duermen los perros?