Cómo regañar a un perro correctamente

2

En muchas ocasiones nos encontramos en la situación de que nuestro perro tiene o ha tenido una conducta inapropiada y debemos regañarle para corregirlo, para que de alguna forma comprenda que lo que hace no está bien.

Sin embargo, es sorprendente ver que la inmensa mayoría de las personas que comparten su vida con un peludito, no saben cómo regañar a un perro de forma adecuada. Lo cuál puede crear confusión y estrés en el can.

Pos eso desde SoyUnPerro queremos darte unos prácticos consejos para que sepas cuando y cómo reñir a nuestro perro, de forma que el pueda comprenderlo.

También te puede puede interesar: Cómo corregir a un perro adecuadamente.

¿Cómo se debe regañar a un perro?

Seguro que cuando piensas en regañar a tu perro te imaginas a ti mismo echándole la bronca a tu peludito mientras el está sentado con mirada de culpabilidad. Pues bien, esa no es una forma correcta ni adecuada de reñir a un perro.

En realidad, no sirve de nada regañar a un perro porque no sabrá que está pasando. Lo correcto, es corregir a nuestro perro cuando haga algo mal para que sepa que lo que está haciendo, no nos gusta o no lo aprobamos.

No sirve absolutamente de nada darle un discurso a nuestro perro, porque sencillamente, el no lo comprende. Y si, ponen mirada de culpabilidad, cómo pidiendo perdón… Pero solamente lo hacen porque nos ven enfadados, no por otra cosa.

La forma adecuada de corregir a un perro es mediante un toque o mordisco (simulación de mordisco con la mano). Nunca, bajo ningún concepto debemos pegar, maltratar o lastimar a nuestro perro, con un simple toque indefenso es más que suficiente.

perro se siente culpable

Cuando regañar a nuestro perro

Es alucinante ver cómo cuando alguien llega a casa y ve que su perrito ha mordido o roto algo, le riñe y le abronca durante minutos y minutos, pensando que el perro comprende algo de lo que está pasando.

No nos engañemos, los perros no tienen la percepción del tiempo que tenemos nosotros los humanos y reñirles o corregirlos cuando ya ha pasado lo que sea que hicieran, no sirve absolutamente de nada.

Lo adecuado es corregirlos justamente en el momento en el que tienen una conducta inadecuada, ni antes ni después. De esa forma, sabrán interpretar nuestro toque o mordida y comprenderán que están haciendo algo mal.

Un ejemplo práctico, llegas a casa y tu perro se ha comido su cama o la hizo trozos. No le riñas porque no servirá para nada. Sin embargo, si le ves cómo muerde la cama entonces es el momento adecuado de darle un toque acompañado de un rotundo “no!”.

Ahí es cuando comprenderá que no debe hacerlo, y si el persiste, nosotros también con otro toque y otro “No!”.

Cuando no debemos reñir a nuestro can

Hay muchas situaciones en las que por desconocimiento, pensamos que debemos regañar a un perro para corregir su comportamiento pero sin embargo, eso puede ser un grave error.

Son situaciones bastante habituales y que no requieren de un toque de atención, ya que se trata de conductas normales en perros. Corregirlas puede suponer confundir a nuestro perro, frustrarlo y/o crear problemas derivados.

  • Si nuestro perro gruñe o ladra, no debemos regañarle porque es su forma de expresar que algo no va bien, que algo no le gusta o su forma de alertarnos y/o llamar nuestra atención. Sin embargo, si nuestro perro ladra en exceso podemos usar una terapia de conducta.
  • Si nuestro perro tiene miedo, nunca riñas ni regañes a un perro con miedo porque puedes agravar su temor y hacer que entre en pánico. Si tu perro tiene la cola metida entre las patas o las orejas inclinadas hacia atrás, no le regañes. Puedes aprender más en: Lenguaje Canino.
  • A toro pasado, de nada sirve regañar a nuestro perro si al llegar a casa vemos que ha hecho el mal… Sencillamente porque el no lo comprenderá, así que no desperdicies tu tiempo con eso.
  • Si es un cachorro, los cachorros están llenos de vida y necesitan trastearlo todo, eso implica muchas veces mordisquear cosas que no deben, orinar dentro de casa, romper su cama o tus pertenencias… No debemos regañar a un cachorro, porque simplemente está experimentando, aprendiendo. Podemos corregirlo cuando haga algo mal, pero con mucha delicadeza y siempre y cuando tenga más de cuatro o cinco meses.

Qué hacer ante una mala conducta

Es totalmente normal que un perro cometa errores, que se porte mal o que sea un poco travieso, pero ello ni significa que debamos estar constantemente corrigiéndolo o regañandole.

Ante una mala conducta debemos pensar que es lo que hicimos mal, y normalmente la respuesta es que o bien no lo hemos educado correctamente o bien no lo sacamos lo suficiente a jugar y correr.

La mala conducta por falta de adiestramiento se corrige mediante la aplicación de una buena técnica de educación canina, no mediante correcciones constantes.

Y el mal comportamiento por ansiedad o estrés, generalmente se da por falta de paseos, ejercicio o juego con otros perros. Un perro no es un juguete para tenerlo todo el día metido en casa, el necesita correr mucho, jugar y disfrutar del aire libre a diario.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales :) ¡Gracias! 

2 Comentarios

  1. Hola Miguel,

    Muchos perros de raza pequeña / mini son gruñones, algo que muchas veces puede traerles problemas, sobre todo con perros grandes. Lo mejor que puedes hacer es consultar con un etólogo, para encontrar el motivo de esa conducta: https://soyunperro.com/etologia-canina-etologo/

    Saludos

  2. miguel roma paris

    tengo un esnaucer y salimos a la calle 3 veces al dia siempre a la misma hora el problema esta que no puede ver ha ningun perro les ladra y no hay ninguno que se quiera hacercar mi perro es pequeño unos 6 klg, pero se enfrenta con todos grandes y pequeños en mi escalera hay varios y cuando lo ven ya se ban ¿hay algun metodo o que puedo hacer muchas gracias

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre