mastin-vs-san-bernardo

Establecer las diferencias entre Mastín y San Bernardo no es sencillo a simple vista. Ambos son perros grandes de apariencia pesada, belfos caídos y expresión afable; además, existen varios tipos de Mastín, todos con características físicas diferentes. Sin embargo, existen algunos trucos que te ayudarán a saber frente a cuál perro te encuentras.

El pelaje, la forma de la cabeza y la altura son piezas claves para encontrar las diferencias entre Mastín y San Bernardo. Veamos en detalle como diferenciar a estas dos razas de un solo vistazo.

Características del Mastín Español

Existen varios tipos de Mastín, pero la raza que se asemeja al San Bernardo es el Mastín Español. Es perro es originario de España, posee un cuerpo robusto en ambos géneros, pues los machos miden entre 77 y 81 centímetros a la cruz, mientras que las hembras alcanzan de 72 a 75 centímetros.

La cabeza del Mastín Español es ancha y fuerte. Posee una trufa grande y negra, color que comparte con la mucosa que conforma los labios. El hocico es recto y de apariencia un poco rectangular, pero sin llegar a ser puntiagudo. La mandíbula, por su parte, presenta una mordida con forma de tijera. Los ojos son pequeños, almendrados y oscuros, están acompañados de párpados negros que lucen caídos cuando el perro reposa. Además, las orejas son triangulares y caídas.

Mastín Español

El pelaje del Mastín Español es grueso, tupido y de longitud mediana. Es común que las hebras se alarguen alrededor del cuello, el lomo, la cola y las patas, donde también es más rústico al tacto. El color del manto es blanco, acompañado por una máscara oscura en el rostro, además de manchas irregulares repartidas en todo el cuerpo.

Esta es una raza de personalidad protectora, se muestra muy desconfiada con los extraños. No obstante, con sus amos este perro es manso y tranquilo, así que se integra a la perfección como miembro de una familia con niños.

Características del San Bernardo

El San Bernardo es originario de Suiza, donde era criado en la montaña Grand Monte St. Bernhard, de donde proviene su nombre. Es un perro de tamaño grande, pues los machos miden entre 70 y 90 centímetros a la cruz, mientras que las hembras alcanzan entre 65 y 80 centímetros.

La cabeza del San Bernardo es imponente y majestuosa, cuenta con una nariz cuadrada y negra. El hocico de la raza ancho, se observaban labios de mucosa negra, además de belfos desarrollados y un poco caídos. La forma de la mordida puede ser de tijera o pinza. Los ojos son medianos y hundidos, poseen párpados bien pigmentados de negro e iris que varía entre marrón y avellana. Las orejas, por su parte, son anchas y de inserción alta, caen hasta las mejillas.

San Bernardo

El pelaje de la raza puede ser corto o largo, pero doble en ambos casos. El manto posee un color blanco de base, acompañado de marcas rojas en el rostro, el lomo y los flancos. Aunque menos frecuentes, algunos ejemplares de San Bernardo también poseen manto rojizo puro o una combinación atigrada.

El San Bernardo es un perro amigable y afectuoso, se lleva bien con sus amos y otras mascotas. Además, cumple un excelente papel como guardián del hogar, gracias a su personalidad protectora. Es común que permanezca alerta frente a personas desconocidas, pero rara vez ataca si no es provocado.

Diferencias entre Mastín y San Bernardo

Como verás, son muchas las similitudes físicas y de carácter que comparten estas razas. ¿Te has topado con alguno, pero no has sabido distinguirlas? ¡No te preocupes! El siguiente listado de características te ayudará a encontrar las diferencias entre Mastín Español y San Bernardo:

  • El país de procedencia: el Mastín y el San Bernardo son perros de montaña; sin embargo, uno proviene de España y el otro de Suiza.
  • El tamaño: aunque ambos perros son imponentes y se consideran razas grandes, el San Bernardo es hasta 10 centímetros más alto que el Mastín.
  • La forma de la mordida: la forma de la mordida es de tijera en el Mastín, pero de tijera o pinza en su compañero.
  • El color del pelaje: ambos perros poseen base blanca en el manto; sin embargo, la distribución de las manchas es diferente; además, estas manchas son negras o doradas en el Mastí y rojas en el pelaje del San Bernardo.
  • La forma de los ojos: los ojos son almendrados en el Mastín, pero de forma más redonda en el San Bernardo.
  • La forma del cráneo: al mirarlo de perfil, el cráneo del Mastín es subconvexo, mientras que el cráneo del San Bernardo presenta una apariencia más redondeada.
  • La forma del stop: la depresión naso-frontal es discreta en el Mastín, pero más pronunciada en su compañero.