Mastín Español

El Mastín Español posee un carácter inigualable y probablemente por ello se ha convertido en una de las razas más solicitas. Excelente perro de compañía y gran guardián, las características de la raza lo convierten en un perro asombroso.

Y aunque su tamaño es casi monumental, en realidad su corazón es más grande aun, ya que es muy cariñoso y afectuoso con su familia, incluso desde cachorro.

Si quieres conocer todos sus detalles, desde SoyUnPerro te mostramos cómo es su comportamiento, sus virtudes y los cuidados que precisa para ser un perro sano, fuerte y feliz.

También te puede interesar: Carácter del Mastín Tibetano

Comportamiento del Mastín Español

Entre las muchas virtudes del carácter del Mastín Español hay que destacar por encima de todo su nobleza y lealtad. No es dado a excesivas demostraciones de cariño, pero si llega el caso no dudará en sacrificar su propia vida para protegerte a ti y a tu familia.

No es un perro ladrador, pero ronca y babea constantemente. Guardián y compañero ejemplar, disfruta jugando con los niños y aprendiendo nuevos trucos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que al ser tan grandes y fuertes, pueden acabar dañando involuntariamente a un niño pequeño si no vamos con cuidado.

Es fuerte, valiente e independiente, muy seguro de sí mismo y con un temperamento equilibrado. Además, al tratarse de un perro de gran inteligencia, es capaz de tomar sus propias decisiones y resolver problemas por sí mismo. La parte negativa de esto es que en ocasiones puede mostrarse desobediente y obstinado, sobre todo cuando el dueño es demasiado blando y permisivo.

Aunque el Mastín Español puede parecer perezoso a veces, en realidad siempre está atento y alerta a todo lo que sucede a su alrededor. Si llega el caso, puede ser asombrosamente rápido y ágil a pesar de su gran tamaño.

cachorro de mastin español

Características físicas de la raza

La raza Mastín Español muestra a un perro grande y de presencia poderosa, cuenta con una figura bien proporcionada y fuertes extremidades. Las hembras suelen pesar entre 40 y 60 kg y los machos entre 50 y 70 kg. La altura a la cruz ronda los 70 cm, algo menos en las hembras.

Existen dos variedades de Mastín Español: el tipo “pesado”, más común en el norte del país, y el tipo “ligero”, más ágil, esbelto y atlético.

Su cabeza es grande, con un hocico profundo y mandíbulas fuertes, labios carnosos y una papada muy característica bajo el cuello. El Mastín Español tiene dos espolones en las patas traseras, una característica que esta raza comparte con otras como el Perro de Montaña de los Pirineos.

Los ojos son pequeños, mostrando casi siempre una engañosa expresión relajada y despreocupada (en realidad este perro está siempre alerta). Sus orejas son puntiagudas y caen a ambos lados de la cara.

El pelo del mastín es corto, liso y fino. Debajo de la capa exterior de pelo hay otra capa lanuda que pierde en verano. El color del pelo puede ser rojizo, leonado, gris, amarillo o negro, a menudo con marcas negras o atigradas:

perro mastín español

Consejos de educación

Entrenar la obediencia del Mastín Español puede ser a veces una tarea difícil, ya que se trata de un perro de naturaleza obstinada y con tendencia a la “sordera selectiva”. Por eso es esencial establecer los límites y dejar claro quien es el jefe desde el primer momento, lo cual es naturalmente más sencillo si empezamos el adiestramiento cuando nuestro mastín todavía es un cachorro.

Pero salvando este obstáculo inicial, educar al Mastín Español es muy satisfactorio para cualquier persona, ya que es un perro con una inteligencia muy desarrollada y gran capacidad de aprendizaje. Como sucede siempre con las razas más inteligentes, conviene evitar repetir los mismos comandos con demasiada frecuencia durante las sesiones de entrenamiento. Si lo hacemos, es posible nuestro perro caiga en el aburrimiento y muestre desinterés.

El entrenamiento paulatino y la socialización desde una edad temprana son muy importantes para acostumbrar a nuestro Mastín Español a diferentes situaciones, personas, lugares y perros. Con un adiestramiento positivo y basado en recompensas obtendremos lo mejor de él.

cuerpo del mastín español

Cuidados recomendados para el Mastín Español

El nivel de actividad del Mastín Español es bastante bajo, así que solamente necesitan una cantidad de ejercicio relativamente moderada para sentirse bien. Tres o cuatro paseos al día sin obligarle, son suficientes.

Pero por muy tranquilo que sea, debido a su gran tamaño no es un perro indicado para tener en una casa pequeña o apartamento desprovisto de patio o jardín. No hay problema en tenerlo al aire libre, pues su grueso abrigo le protege del frío y la humedad, mientras que siglos de adaptación al riguroso clima del interior de la meseta han hecho que soporte muy bien el calor estival, siempre que tenga agua y un lugar de sombra a su alcance.

Hay que cepillar el pelo del Mastín Español con regularidad, sobre todo en la época de caída de pelo, durante el otoño y el verano.

En cuanto a la salud, este perro es propenso a padecer displasia de cadera y problemas cardíacos. También puede presentar problemas de obesidad en su etapa más madura, así que es necesario vigilar muy de cerca su alimentación.

El promedio de vida del Mastín Español es de 10-11 años, aunque con buenos cuidados puede vivir bastante más.