dóberman-vs-rottweiler

Las diferencias entre Rottweiler y Dóberman son difíciles de establecer a simple vista si se desconocen los puntos más importantes que las distinguen. Aunque ambas razas son similares, existen varios detalles que permiten establecer esto con facilidad, como la contextura, más pesada y robusta en una de razas caninas, y las variaciones que se presentan en los tonos del pelaje y la nariz.

¿Quieres conocer todos los secretos para diferenciar a estas razas? Conviértete en un conocedor y no te pierdas la información que SoyUnPerro ha recopilado para ti. ¡Veámoslo!

Características de la raza Rottweiler

El Rottweiler es un perro de origen antiguo, pues ya era conocido durante el auge del Imperio romano por su porte y la potencia de su musculatura. Su tamaño va de mediano a grande, los machos miden entre 63 y 68 centímetros a la cruz, mientras que las hembras alcanzan entre 58 y 63 centímetros.

La cabeza es mediana, presenta una trufa marcada y negra. El hocico es recto, este perro posee labios negros y firmes; además, la raza presenta una mordida de tijera. Los ojos son almendrados y de iris marrón oscuro, mientras que las orejas son triangulares y de implantación alta.

El Rottweiler posee manto externo y subpelo. Tanto el pelaje interior como exterior son duros y espesos. Los colores que presenta la raza son negro con marcas fuego en la cara, el cuello, el pecho y las patas.

La personalidad del Rottweiler es afable con sus amos y otras personas cuando está bien socializado, aunque puede ser posesivo y brusco si no recibe entrenamiento desde cachorro. Es un buen perro guardián y adora la actividad física. Se recomienda proporcionarle ejercicio diario y variado para evitar que se aburra.

perro-rottweiler
Rottweiler

Características de la raza Dóberman

El Dóberman es un perro originario de Alemania, donde era utilizado en la cacería. Su cuerpo es mediano y musculoso, destaca por su porte ágil y altanero. Los machos miden entre 68 y 72 centímetros a la cruz, mientras que las hembras alcanzan de 63 a 68 centímetros.

La cabeza del Dóberman presenta forma de cuña, su ancha nariz puede ser marrón o negra. El hocico es alargado y posee mordida de tijera; los labios son negros o color café. Los ojos, por su parte, son ovalados, el iris puede ser negro o castaño, eso dependerá de la tonalidad del pelaje. Las orejas se insertan a los lados del cráneo y caen pegadas a las mejillas.

El Dóberman posee pelaje corto, liso y denso, su manto aparece en dos variedades de colores: completamente negro, o castaño oscuro con marcas rojizas en la cara, la garganta, el pecho, las patas y los muslos.

Esta raza es alerta y protectora, cumple de forma excelente las funciones de un perro guardián. Le encanta hacer ejercicio con sus dueños, ya que es un compañero activo y juguetón.

perro-dóberman
Dóberman

Cómo diferenciar un Rottweiler y un Dóberman

Como has observado, ambas razas presentan similitudes en cuanto a su aspecto físico y personalidad. Sin embargo, existen varios detalles que permiten establecer las diferencias entre Rottweiler y Dóberman:

  • La altura: el Dóberman supera al Rottweiler en altura por varios centímetros, incluso a aquellos perros clasificados como grandes.
  • El cuerpo: el Rottweiler es un perro más robusto, su apariencia incluso es un poco pesada e imponente; mientras tanto, el Dóberman destaca por la forma estilizada de su cuerpo.
  • Los ojos: los ojos del Rottweiler son almendrados y de iris marrón oscuro, mientras que los del Dóberman son ovalados y el color varía de acuerdo con el tono del pelaje, ya sea marrón o negro.
  • El color y la textura del pelaje: ambos perros poseen mantos lisos y espesos, pero el color varía: los ejemplares de Rottweiler poseen mantos oscuros con manchas fuego, mientras que el Dóberman, además de estos tonos, puede presentar manto completamente negro.
  • La forma de la cabeza: la cabeza del Rottweiler es más corta y robusta, mientras que el Dóberman posee un cráneo alargado y fino. La forma de la cabeza es una características importante para distinguirlos a simple vista.
  • La caída de los labios: ambas razas poseen labios firmes y pigmentados; sin embargo, los labios del Rottweiler lucen un poco más caídos que los observados en el hocico del Dóberman.
  • La forma del stop: la depresión frontonasal se aprecia en el Dóberman de forma leve, mientras que esta características es más acusada en la cabeza del Rottweiler.
  • La forma y el color de la nariz: los dos perros poseen narices anchas, pero el color varía: puede ser negra o café en el Dóberman, pues corresponde al color del pelaje, pero siempre es negra en el el Rottweiler.
  • El movimiento de trote: el Rottweiler es un perro de apariencia rústica que trota al moverse, es común que luzca un poco agitado; no obstante, el Dóberman se caracteriza por su porte elegante y ágil.