InteresanteCuriosidades¿Donde les gusta a los perros que les rasquen?

¿Donde les gusta a los perros que les rasquen?

¿Eres de los que siente la tentación de acariciar a cada perro que va encontrando por su camino? Si es así, deberás tener en cuenta ciertas precauciones para no llevarte algún que otro susto. Vamos a explicar donde les gusta a los perros que les rasquen y por qué motivo, aunque no todos pueden estar predispuestos a dejarse tocar.

El contacto físico con nuestro perro hará que se estrechen nuestros lazos afectivos, además ellos suelen disfrutar mucho de las caricias y cosquillas. Veamos cuales son las mejores zonas para hacerles pasar un buen rato.

El lenguaje corporal en los perros y las caricias

Los peludos valoran sobremanera que les dejemos desenvolverse con plena libertad, pero al mismo tiempo agradecen el juego y el contacto físico con los humanos. Si convives con un perro deberás observar su lenguaje corporal cuando lo acaricias para conocer qué puntos de su anatomía son los preferidos para este menester.

Si, por el contrario, se trata de un perro con el que interactúas por primera vez deberás proceder con suavidad y de forma pausada, colocándote de cuclillas, de costado o ligeramente inclinado a fin de mantener un contacto visual que tranquilizará al can. Si en ese momento no se produce su acercamiento no deberás forzarlo.

Por lo general, los abrazos y los besos no son bien recibidos por los peludos, ya que coartan su libertad de movimiento. De hecho, son percibidos como una amenaza en lugar de un gesto de afecto. Las caricias bruscas, fuertes y/o rápidas suelen inquietarlos. Conseguirás el efecto contrario al deseado si procedes así.

El primer contacto

Si es la primera vez que interactúas con un perro deberás hacerlo de forma lenta, utilizando solo las manos, siempre cerradas. Deja que te vea y acércate poco a poco. En este tipo de situaciones lo recomendable es empezar acariciando la base de la cabeza, entre las orejas, dado que es una zona mayoritariamente placentera para los canes.

Por el contrario, tocar de primeras su cuello o la barbilla podría provocar una mala reacción en el animal y tú te llevarías un susto. Si su atención está centrada en otra actividad como, por ejemplo, comer tampoco deberías acariciarlo porque se sentirá amenazado por la falta de reacción y podría gruñirte o tratar de atacarte.

Las caricias con tu mascota

Si estás familiarizado con el perro porque es tu mascota, sabrás identificar a la perfección en qué momento está receptivo al contacto físico contigo. Sus orejas estarán replegadas hacia atrás, su cola estará baja y la moverá de un lado a otro con cierta cadencia. A su vez, entrecerrará los ojos de forma leve.

Las caricias, al igual que el juego compartido, son actividades que los peludos agradecen por su necesidad de afecto y socialización. Si sabes gestionarlas correctamente lograrás afianzar vuestra relación. Los expertos coinciden en que las caricias deben ser siempre suaves y en la dirección del crecimiento del pelo. Recuérdalo.

¿Dónde les gusta que les rasquen?

Aunque cada animal tenga sus preferencias, en parte motivadas por las experiencias vividas en el pasado, existe cierto consenso sobre las zonas con las que los canes más disfrutan cuando de recibir mimos se trata. Analizamos su porqué a continuación.

La parte trasera de las orejas

Esta zona es placentera para los perros porque les recuerda al periodo en el que eran cachorros y su progenitora los lamía para mantenerlos calentitos, limpios y localizados cerca de ella.

El final de la cola

La base de la cola es otra de las zonas predilectas de los canes para recibir caricias. ¿Sabes por qué? Porque es un punto de difícil acceso, al igual que lo es la espalda para nosotros. Tanto es así que el trasero constituye una zona idónea para practicar la acupuntura y rebajar así su ansiedad.

De acuerdo con la terapeuta canina Pam Holt en la base de la cola de los perros reside la llamada Puerta del cielo o Bai Hui, que en esta disciplina milenaria está directamente relacionada con la activación del riego sanguíneo y la liberación de endorfinas.

De este modo, si un peludo está inquieto y presenta algún trastorno del comportamiento por ansiedad la acupuntura practicada en el final de la cola logrará mitigar su malestar y desbloquear su mente.

El pecho y la barriga

Si tu mascota se tumba boca arriba para recibirte puedes estar seguro de lo mucho que te aprecia. Confía plenamente en ti y, por ello, se coloca mostrándote una zona tan vulnerable como es el vientre. Sabe que no corre ningún peligro a tu lado y nada le hace más feliz en ese momento que recibir tus caricias.

Algunos perros, en cambio, prefieren que los acaricien en la barbilla o en el cuello mientras que la mayoría rechaza que les toquen la cola, la boca o los ojos. La incapacidad de defenderse los violenta, por lo que conviene evitar el contacto con estas áreas de su cuerpo.

Un último tip

Ten en cuenta que si tu mascota te pide reiteradamente que la rasques en la base de la cola podría tratarse de una infestación de pulgas. Para confirmarlo deberás cepillarlo con un peine anti pulgas, y después pasarle una toalla de papel humedecida. Si esta enrojece, deberás acudir a tu veterinario para aplicarle el correspondiente tratamiento.

En definitiva, prestar atención a las reacciones de tu compañero cada vez que interactúas con él te ayudará a mejorar vuestra relación, ya que sabrás cómo satisfacer todas sus necesidades en cada momento y ello es una muestra inequívoca del amor que sientes por él.

Miren Azurmendi
Periodista especializada en el mundo animal. Soy licenciada en Humanidades-Empresa en la Universidad de Deusto (San Sebastián). Copywriter y redactora de contenidos desde hace casi una década. He tenido el privilegio de ver nacer y crecer este blog en el que colaboro aportando mi granito de arena con una máxima: desarrollar artículos rigurosos y con información contrastada acudiendo a las fuentes que más saben sobre nuestros amigos los perros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí