Cómo educar a un cachorro que muerde

Son muchas las consultas que nos llegan a diario preguntando cómo educar a un cachorro agresivo para corregir su mala conducta, o incluso si es necesario sacrificarlo para evitar que el futuro sea un perro peligroso. Debemos aclarar que no existen cachorros peligrosos, simplemente puede ser que tengan algún problema que no sabemos solucionar y por eso muestran alguna conducta poco apropiada.

Los cachorros son animales sin conocimiento que están descubriendo mundo mientras crecen, es posible que debido a determinados problemas puedan mostrar algunas conductas hostiles, pero nada que deba preocuparnos hasta el punto de tenerles miedo. Poniendo un ejemplo práctico, un cachorro es equiparable a un niño de menos de un año de edad ¿En serio crees que puede ser agresivo o peligroso?.

Vamos a repasar cuáles son los principales motivos por los que un perro o mejor dicho un cachorro, puede mostrar síntomas de hostilidad, mordidas, gruñidos, etc…. Y cómo solucionarlos para evitar que se convierta en un mal hábito.

evitar que un cachorro muerda la mano

Mi cachorro me muerde y me hace daño

Hay que comenzar indicando que absolutamente todos los cachorros muerden, esto es debido a sus propios instintos y también al periodo en el que a nuestro cachorro le comienzan a salir los dientes, el cual les produce mucho dolor en las encías.

Los cachorros sufren mucho dolor en su boca cuando comienzan a salirles esos pequeños y afilados dientes, denominados dientes de leche. Cuando son un poco más adultos vuelven a pasar por el mismo problema, cambiando sus dientes de leche por dientes definitivos.

Es completamente normal que durante esta etapa muerdan todo lo que pillen por su camino, ya que eso les alivia el dolor de encías. El problema llega cuando no saben diferenciar entre un juguete que si pueden morder y nuestra mano, pie o cualquier otra cosa que no deban morder.

Para corregir esta conducta bastará con regañarles con un “No!” y aplicando la técnica de la mordida en nuestro cachorro con mucha suavidad, cuando nos muerdan a nosotros o algún objeto que no deben morder. Acto seguido cogeremos alguno de sus juguetes (mordedores) y se lo pondremos en la boca, haciendo que lo muerda mientras jugamos con el. Cuando muerda el juguete le felicitaremos y jugaremos con el un rato a intentar quitarle el juguete.

Esta es una forma muy sencilla de mostrarle al cachorro que si puede morder cosas, pero no todas. Solamente sus juguetes y nunca nuestra mano, pie, calcetín o zapatilla por ejemplo…. Recuerda que solamente es un cachorro, deberás tener mucha paciencia y practicar este ejercicio varias veces antes de poder apreciar resultados positivos.

Los cachorros también pueden comenzar a mordernos por puro instinto, jugando o llamando nuestra atención, así que debemos aplicar la misma técnica para enseñarles que objetos pueden o no pueden morder.

cachorros jugando a morderse

Mi cachorro gruñe y muerde cómo un perro agresivo

En primer lugar debemos diferenciar si nuestro perro está gruñendo de forma agresiva o si simplemente está jugando o intentando llamar nuestra atención. Los cachorros juegan mordiendo y gruñendo, tanto con otros cachorros cómo con perros adultos, es algo muy normal y saludable para ellos.

De la misma forma intentan jugar con nosotros, gruñendo y mordiéndonos, pero es simplemente eso, un juego. Debemos enseñarles a jugar con sus mordedores y en poco tiempo aprenderán a jugar con los humanos.

Aunque pueda parecer que se lastiman, ellos juegan así, mordiéndose, ladrándose y gruñéndose. Obviamente lo hacen sin lastimar a otros perros, es su forma natural de relacionarse y jugar mientras aprenden. Verás que los perros más adultos en ocasiones les riñen mediante un ladrido o gruñido, es solamente un aviso para decirles donde está el límite de sus juegos.

En ocasiones nos han llegado mensajes indicando que el veterinario les ha dicho que su cachorro de dos o tres meses va a ser muy agresivo y que seria mejor dormirlo…. Sinceramente, nos echamos las manos a la cabeza cuando escuchamos argumentos de este calibre. Ningún cachorro es malo, simplemente hay que detectar el motivo de su conducta y corregirlo, da igual su raza o que muerda mucho o poco, no existe ningún cachorro agresivo por naturaleza.

Si por contra nuestro cachorro gruñe o muerde con la intención de dañar, debemos buscar el motivo por el cuál lo hace, entre los demás motivos que exponemos en este artículo.

evitar que un cachorro muerda a personas

Mi cachorro es agresivo sin motivos aparentes

Que no hayamos encontrado el motivo que origine la agresividad en nuestro cachorro no significa que no exista dicho motivo. Muchas veces nuestros cachorros lo muerden todo o muestran conductas poco habituales debido a que sufren dolores.

Enfermedades o diversas dolencias internas pueden provocar que nuestro perro tenga una conducta desagradable y poco amistosa. Cuando el dolor es fuerte sólo pueden expresarlo a su manera, que en cachorros se define con ápices de agresividad, ladridos, rabietas, etc….

Podemos llevar a nuestro cachorro al veterinario para realizar una revisión completa y descartar posibles problemas que le causen dolor. En este caso no nos referimos al dolor de encías por la salida de los dientes de leche o definitivos, sino al dolor que una hernia, rotura muscular o enfermedad pueden causar.

socializar a un cachorro para que no muerda

Mi cachorro es agresivo con otros perros y personas

El miedo y la ansiedad también son importantes motivos por los que un perro puede mostrar conductas agresivas. Socializar correctamente a nuestro cachorro es un paso fundamental en su educación y adiestramiento, ya que aprenderá a convivir con el entorno que le rodea cómo otros perros, animales, personas, ruidos….

Un cachorro con miedo puede desarrollar rápidamente una conducta agresiva poco recomendable a modo de defensa. Debemos tener mucha paciencia ya que debemos socializarlo para evitar que tenga miedo y eliminar así ese mal hábito.

Poner en práctica todos los consejos que damos en el anterior enlace es fundamental, conocer y jugar con otros perros y personas es la mejor forma de eliminar sus miedos y abrirle paso a una correcta socialización.

Es un proceso que debemos realizar con paciencia pero que ofrece excelente resultados, aunque si la situación nos supera siempre podemos acudir a una adiestrador profesional para que nos ayude con el trabajo.

cachorrito feliz

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!

Guardar

Guardar