Jack Russell Terrier – Característica y cuidados

El Jack Russell Terrier fue criado en Inglaterra hace unos doscientos años única y exclusivamente para participar en la tradicional caza del zorro. La existencia de esta raza se la debemos a Jack Russell, un reverendo aficionado a la caza que la crió a partir de ejemplares de Fox Terrier de color blanco.

Así nació esta raza atrevida y atlética que pronto adquirió un gran éxito debido a características cómo su rapidez, su inteligencia y sus aptitudes de rastreo. Es un perro muy activo, independiente e inteligente pero con un carácter encantador y afectuoso.

También te puede interesar: Cuidados y alimentación de un Yorkshire Terrier

¿Cómo es el carácter del Jack Russell Terrier?

Es increíble cuánta personalidad y energía caben en el pequeño cuerpo del Jack Russell Terrier. Este pequeñajo es cariñoso, fiel y divertido, sabe disfrutar de la vida. Siempre está dispuesto a todo y con muchas ganas de acción. Desde luego, no es el mejor compañero que puede buscarse una persona que ama la tranquilidad.

El Jack Russell Terrier está siempre en movimiento. Ágil y atlético, es capaz de saltar hasta cinco veces su altura, siendo muy adecuado para destacar en muchos deportes caninos.

De carácter amigable hacia las personas, incluso con los desconocidos, puede mostrarse en cambio agresivo con otros perros y cualquier animal que él pueda considerar como una presa, incluidos los gatos. Su naturaleza intrépida provoca que no tenga ningún reparo en enfrentarse a perros más grandes que él.

Siempre alegre y jovial, es un gran compañero de juegos para los niños mayores, aunque debido a su naturaleza revoltosa puede llegar a abrumar a los más pequeños. El Jack Russell Terrier es un maravilloso perro de familia si podemos proporcionarle la atención y educación que necesita.

Jack Russell Terrier

Características de la raza Jack Russell

El Jack Russell Terrier es un perro de tamaño pequeño con una altura a la cruz entre 27 y 35 cm y un peso aproximado de 6 kg. en su edad adulta.

Su cuerpo es robusto y compacto, más largo que alto, con extremidades cortas pero fuertes. Su cabeza tiene forma aplanada, con un hocico largo y nariz oscura.

Sus orejas, caídas en forma de “V”, fueron diseñadas a propósito así para evitar que se ensuciaran durante las jornadas de caza. Pero el rasgo más llamativo del físico del Jack Russell Terrier es su mirada intensa, que refleja muy bien su carácter enérgico y despierto.

Su pelo puede ser de dos tipos: liso y suave o duro, pero nunca rizado u ondulado. En ambos casos existe una doble capa con una textura gruesa. El color del pelo es eminentemente blanco, originalmente pensado así para que los cazadores pudieran distinguir a los perros de los zorros durante las jornadas de caza, aunque pueden tener marcas negras o marrones, existiendo también muchos ejemplares tricolores (blanco, negro y marrón).

Aunque su origen es el mismo, no debemos confundir con el Jack Russell Terrier con el Parson Russell Terrier. El primero es fácilmente reconocible por sus patas más cortas, mejor adaptadas para el rastreo, mientras que el segundo tiene extremidades más largas para poder correr detrás de los caballos.

Jack Russell Terrier cachorro

¿Cómo educar a un Jack Russell Terrier?

A pesar de su aguda inteligencia, no siempre resulta sencillo adiestrar a un Jack Russell Terrier. Es un trabajo que requiere tiempo, paciencia y una buena dosis de sentido del humor.

Con nuestro Jack Russell es fundamental establecer una rutina diaria de entrenamiento, aunque las sesiones deberán ser breves y no demasiado duras, si queremos mantener su interés y sus ganas de aprender. Los ejercicios monótonos y repetitivos le aburrirán.

El Jack Russell espera de nosotros que seamos firmes y constantes, aunque no excesivamente duros ya que, igual que responde muy bien a los métodos de estimulación positiva, se vuelve increíblemente obstinado si considera que lo tratamos mal. Buscar el equilibrio puede llevar algo de tiempo pero una vez conseguido no existen límites para lo que un Jack Russell puede aprender.

Cuidados recomendados

El Jack Russell Terrier necesita un jardín o patio vallado donde poder correr, saltar y quemar parte de su abundante energía. Conviene que este espacio sea seguro y esté bien cercado porque, entre otras habilidades, este perro es un auténtico experto en fugas.

Hay que salir a andar con él diariamente, con paseos de mínimo media hora y siempre con correa, ya que a la mínima ocasión el Jack Russell Terrier saldrá a toda velocidad a perseguir gatos, coches, bicicletas y cualquier cosa que vea en movimiento. Le resulta prácticamente imposible reprimir este instinto cazador. Estos paseos pueden completarse con sesiones vigorosas de juego en casa.

El abrigo del Jack Russell necesita un cepillado semanal para eliminar el pelo caído o muerto. Si le cepillamos regularmente y de forma correcta, rara vez necesitará un baño. Y es mejor así, pues su piel es muy sensible y se irrita con facilidad.

El Jack Russell Terrier es una de las razas más longevas que existen. Bien cuidados y alimentados, este perro puede llegar a vivir hasta 15 años o más.