Spaniel Japonés

0
1177

El Spaniel Japonés, también llamado simplemente Chin, es una raza canina menuda y delicada, pero elegante y muy inteligente. En la actualidad está considerado como uno de los mejores perros de compañía del mundo.

Es un perro muy comunicativo, aunque no ladrador, con una forma de expresarse muy curiosa que ha sido descrita como una especie de “charla” a base de gemidos y pequeños gruñidos. Alegre, cariñoso e inteligente, el Chin tiene la capacidad de encandilar a las personas.

Historia de la raza Chin

Durante siglos el Spaniel Japonés ha sido considerado un perro aristocrático, empleado para acompañar y divertir a los miembros de las cortes imperiales del Lejano Oriente.

Aunque es originario de China, fue en tierras japonesas donde esta raza evolucionó hasta alcanzar su aspecto actual y perfilar las características por las que es conocida en todo el mundo.

Durante siglos fue considerado una especie de animal sagrado en el país del sol naciente. Robar o hacer daño a este perro se castigaba con la pena de muerte.

perro-spaniel-japones

¿Cómo es el carácter del Spaniel Japonés?

Travieso y juguetón, el carácter del Spaniel Japonés es sin duda y en resumidas palabras, muy divertido, aunque se muestra distante con los extraños y en ocasiones bastante terco.

Su comportamiento recuerda a menudo al de los gatos: le encanta posarse en lugares elevados y pasa largos ratos lamiéndose las patas y acicalándose.

Es un perro muy sensible a los cambios que se producen en su entorno y a las emociones de las personas con las que comparten su vida.

De hecho, el Spaniel Japonés va moldeando su propia personalidad según lo que sucede a su alrededor: si vive en un hogar tranquilo y triste, se volverá reservado; si en cambio vive en un hogar activo, se involucrará en la acción.

La lealtad del Spaniel Japonés está fuera de toda duda. El Chin adora la vida en familia, especialmente la compañía de los niños. Es más, al estar permanentemente dedicado a los suyos puede llegar a sufrir la llamada ansiedad por separación, que afecta de forma muy negativa a su carácter y comportamiento.

¿Cómo es el Spaniel de Japón?

Con una altura a la cruz de entre 20 y 27 cm y un peso que puede variar entre los 3 y 5 kg, el Spaniel Japonés se engloba dentro de la categoría de perros pequeños o toy.

En su menudo y compacto cuerpo destaca una cabeza de gran tamaño, con hocico respingón, orejas en forma de “V” y grandes ojos de color oscuro, prominentes y muy separados.

El pelo del Chin

Su pelo es largo y muy fino, con aspecto de plumón. Muy sedoso al tacto. Destaca el denso collarín que luce en el cuello y el pecho, los mechones de las orejas y el penacho de la cola, que se enrosca sobre el lomo.

El color del oelo del Spaniel Japonés puede ser completamente blanco o bien blanco y negro, pudiendo presentar también manchas rojas o de color canela.

Este pelo tan delicado necesita cuidado constante, con un meticuloso cepillado diario para deshacer enredos y evitar posibles irritaciones en la piel.

spaniel_japones_cachorro

Educación y adiestramiento del Spaniel Japonés

El adiestramiento del Spaniel Japonés puede ser un poco difícil y requiere grandes cantidades de paciencia y constancia de nuestra parte. El proceso de adiestramiento se debe iniciar a los cuatro meses de vida, siempre con sesiones suaves y divertidas. Si no es así, se corre el riesgo de que el perro se aburra y pierda interés.

Quizás pienses que educar a un cachorro de Spaniel Japonés puede ser complicado, pero créeme, con paciencia y haciendo que parezca un juego, aprenderá mucho más rápido de lo que imaginas.

Otras veces, sin razón aparente y a pesar de nuestros esfuerzos, el Chin se muestra testarudo y completamente cerrado a nuestras órdenes e indicaciones. Cuando esto sucede es mejor dejarlo y volver a intentar entrenarle en otro momento.

Sin embargo, si conseguimos superar estas dificultades, este tipo de Spaniel es capaz de trabajar duro para complacernos. Cuando lo hacen mal, basta con elevar un poco el tono de voz para reprenderlos, pero no ir nunca demasiado lejos con nuestras regañinas.

Salud y cuidados del Spaniel Japonés

El Spaniel Japonés es en líneas generales un perro sano que no precisa demasiadas atenciones más allá de las que hay que tener con cualquier clase de perro.

Los huesos del Spaniel Japonés son finos y frágiles, incluso cuando se trata de perros adultos, de modo que hay que evitar actividades demasiado bruscas y prevenir posibles caídas.

Su tamaño le hace perfecto para la vida en el interior de una casa, aunque sea un pequeño apartamento. El promedio de vida del Spaniel Japonés se sitúa en torno a los 8 y 10 años.

Ejercicio y alimentación

Como todos los perros, el Chin necesita su dosis diaria de aire libre y ejercicio, siempre moderado. Un par de paseos diario serán suficientes para mantenerlo feliz y saludable.

Además del ejercicio conviene controlar su dieta, ya que tiene tendencia al sobrepeso. Tampoco soporta bien el calor, así que en verano conviene tenerlo siempre en lugares frescos y procurar que nunca le falte agua, para evitar un golpe de calor.

Higiene

El Chin es un perro generalmente muy limpio que no requiere ser bañado con demasiada frecuencia. Una vez al mes es más que suficiente.

Sin embargo, es aconsejable dedicar algo de tiempo a la limpieza y el control regular de orejas, dientes, encías y ojos, a fin de detectar la presencia de hongos y prevenir infecciones, a lo que esta raza es muy propensa.

También te puede interesar: Razas de perro de pequeño tamaño o Toy

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre