Vacuna contra la leishmaniasis en perros ¿Es efectiva?

La leishmaniasis o leishmaniosis es una enfermedad parasitaria que causa diversos daños en el organismo del perro. Además, tiene potencial zoonótico. Por todo ello resulta básico que sigamos las medidas preventivas para evitar que nuestro perro enferme.

Entre ellas, en los últimos años se ha venido desarrollando una vacuna. Se trata de una opción a considerar, sobre todo en aquellos ejemplares que residen o viajan a lugares de alta presencia de la enfermedad. ¿Quieres conocer todos los detalles sobre esta innovadora vacuna contra la leishmaniasis? Vamos allá.

La prevención de la leishmaniasis

Como la leishmaniasis es una enfermedad parasitaria que transmite un vector, en este caso un mosquito, la prevención se ha centrado en productos que protegen al perro de su picadura.

Pero, gracias al conocimiento cada vez mayor de los mecanismos inmunológicos que tienen importancia en esta enfermedad, se están desarrollando nuevas estrategias. Estas permiten proteger a los perros, por así decirlo, de manera interna.

De forma que, aunque no se consiga evitar la picadura, el perro siga estando protegido. Las estrategias se orientan a la prevención pero, también, al tratamiento. En esta línea se engloba la creación de una vacuna profiláctica.

¿Cuándo se creó la vacuna contra la leishmania?

A finales de la década de 1990 empezó a contemplarse la posibilidad de crear una vacuna contra la leishmania. Que estos productos lleguen finalmente al mercado supone un largo proceso de estudios científicos y ensayos clínicos. Esto hizo que solo hace unos años llegase a las clínicas.

Por ejemplo, la primera vacuna, CaniLeish de Virbac, no fue comercializada hasta el 2011. Más recientemente, en concreto desde el año 2016, se ha empezado a utilizar Letifend, una vacuna recombinante creada por los laboratorios Leti.

Ambas vacunas contienen proteínas de Leishmania infantum, pero la tecnología de la más moderna permite mayor eficiencia con menos adyuvantes. Esto implica un menor porcentaje de reacciones adversas y la necesidad de menos dosis.

¿Cómo funciona la vacuna contra la leishmaniasis?

Estas vacunas no evitan la infección, pero controlan la propagación del parásito en el organismo y reducen el riesgo de desarrollo del cuadro clínico y de sus consecuencias potencialmente graves. En otras palabras, lo que se busca es que el perro se haga más resistente a la enfermedad. Su funcionamiento es como el de cualquier otra vacuna.

Se basa en estimular la respuesta del sistema inmunitario del perro inoculando, en este caso, proteínas de leishmania que no pueden llegar a desarrollar la enfermedad. Sería como fingir la enfermedad, pero sin riesgos. Se genera una respuesta específica del organismo ante ese agente infeccioso concreto y, además, se crea memoria.

Esta produce defensas que son las que atacarían inmediatamente a la leishmania si el perro entrase en contacto con ella. Esta memoria no es permanente, por eso, para mantener la protección, hay que repetir la dosis cada cierto tiempo. Como ninguna vacuna impide la infección, es imprescindible implementar medidas preventivas contra el mosquito vector.

Eficacia y fiabilidad de la vacuna contra la leishmaniasis

Cuando una vacuna se comercializa es porque se ha contrastado un porcentaje de eficacia significativo. La empresa que la ha desarrollado debe presentar estudios que muestren con evidencia científica su eficacia. Ahora bien, es posible que nos encontremos con un perro vacunado que enferma de leishmaniasis.

Puede deberse a que la eficacia de la vacuna no ha sido suficiente como para protegerlo. Pero también es posible que el perro estuviese contagiado antes de ponerle la vacuna. Además, la leishmania es un parásito complicado de controlar por los mecanismos de protección que es capaz de desarrollar.

Por eso realizar una buena vacuna es más difícil que con otros agentes infecciosos. Se recomienda su administración a perros que viven en zonas donde abunda la leishmaniasis o van a trasladarse a ellas, aunque solo sea de viaje.

Precio de la vacuna contra la leishmaniasis

Para saber a cuánto ascenderá el importe de la vacuna lo mejor es que le preguntemos directamente al veterinario. Es muy habitual que haya diferentes precios dependiendo de nuestro lugar de residencia. Además, hay que sumar las pruebas previas y las posibles revacunaciones. Como orientación podemos dar una cifra de entre 30 y 40 euros por dosis.

¿Cuándo se pone la vacuna contra la leishmaniasis?

La vacuna contra la leishmaniasis está indicada para la inmunización de perros que cuenten con más de seis meses de edad. Antes de administrarla se recomienda testar al perro para saber si ya está infectado o no.

Aunque hay que saber que algunas de estas pruebas no tienen una sensibilidad muy elevada, con lo que pueden darse falsos negativos. Se debe repetir la dosis con periodicidad anual. CaniLeish necesita inicialmente tres dosis separadas por tres semana cada una.

Inconvenientes de la vacuna contra la leishmania

El principal es que el mecanismo de defensa contra la leishmania requiere el desarrollo de un tipo de inmunidad que es difícil de conseguir. Esto hace que sean necesarias más dosis para obtener alguna eficacia. Además, también implica el uso de adyuvantes más fuertes. Aunque Letifend mejora estos aspectos.

Los adyuvantes son las sustancias que se añaden a la vacuna con el objetivo de potenciar su acción. Pero también se relacionan con la aparición de reacciones adversas. Por todos estos motivos no se recomienda vacunar a perros menores de seis meses. Estos cachorros no pueden desarrollar una respuesta inmunitaria eficaz.

En la actualidad se trabaja en la mejora de las vacunas contra la leishmania. Como efectos secundarios podemos notar picor en el punto de inoculación o una inflamación. Con CaniLeish puede aparecer fiebre, apatía o problemas digestivos. No se recomienda vacunar durante la gestación ni la lactancia.

Bibliografía
Fariñas, Fernando. 2017. Inmunoterapia e inmunoprofilaxis de la leishmaniosis canina. ¿Qué debo saber? Portal Veterinaria.
Moreno, Javier. 2016. CaniLeish, una vacuna para la leishmaniosis canina basada en evidencias científicas. Portal Veterinaria.
stopleishmania.org
Villanueva, S., Loste, A., Marca, C. y Fernández-Casasnovas, A. 2016. Toma de decisiones terapéuticas ante los resultados laboratoriales en leishmaniosis canina. Portal Veterinaria.