Cómo limpiar los ojos de mi perro con manzanilla

Las propiedades curativas de la manzanilla hacen que, desde la Antigüedad, sea un remedio natural muy utilizado para tratar diversos problemas de salud. Y no solo en humanos. De hecho, es común que se recomiende limpiar los ojos de un perro con manzanilla para tratar algunas afecciones oculares.

¿Se trata de una práctica realmente efectiva? ¿De verdad es algo bueno o puede ser contraproducente? Es normal que os surjan todas estas dudas y por eso desde SoyUnPerro hemos querido dedicar un artículo completo a este tema. Así podréis conocer hasta qué punto es recomendable recurrir a ella.

También te puede interesar: Cómo saber si un perro tiene conjuntivitis

¿Cuáles son las propiedades curativas de la manzanilla para los ojos de los perros?

La manzanilla (matricaria chamomilla) es una hierba aromática que tiene muchas propiedades antiinflamatorias, antialérgicas, antibacterianas y calmantes, además de digestivas. Todo ello se debe a algunos de sus componentes o principios activos, como el alfa – bisabolol o el camazuleno, presentes en su aceite esencial.

En los perros puede ayudar a tratar algunos problemas de los ojos, pues hace que la tensión ocular alta se reduzca, evitando el desarrollo de glaucomas o la pérdida de la visión. Este aumento de la presión puede deberse a múltiples causas, como golpes, alteraciones en el ojo o por efecto de un medicamento.

perro y manzanilla

La manzanilla, por tanto, ayuda a que la presión se estabilice. Por eso, limpiar los ojos de un perro con manzanilla cuando estén inflamados o irritados puede ser beneficioso, pero siempre con mucha precaución. ¿Qué significa esto? Pues que tanto si decides utilizar este remedio como si no, debes visitar al veterinario para que pueda examinar al perro.

La manzanilla puede ser un buen complemento a otro tratamiento, pero es importante que un profesional pueda diagnosticar qué le sucede a nuestro amigo peludo para evitar que un problema ocular se agrave. Además, debes seguir ciertas recomendaciones a la hora de aplicar la manzanilla en el ojo del perro, para que, como dice la sabiduría popular, “el remedio no sea peor que la enfermedad”. ¿Cuáles son esas recomendaciones? Veamos.

Cómo preparar una infusión de manzanilla para los ojos del perro

La mejor forma de limpiar los ojos de un perro con manzanilla es preparando una infusión con agua. Para ello debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Hierve un cuarto de litro de agua en un cazo con media cucharada de flores de manzanilla secas. Las puedes conseguir en una herboristería o en Internet.

  2. Al alcanzar el punto de ebullición, retira el cazo del fuego y tápalo para que el agua pueda infusionar.

  3. Después de varios minutos, retira la tapa y deja que la manzanilla se enfríe del todo.

  4. Con un colador, retira las flores.

  5. Guarda en el frigorífico la infusión unos minutos más.

Para potenciar las propiedades antiinflamatorias de la manzanilla es importante que la infusión se enfríe. Eso sí, sin pasarse de tiempo, pues si llega a fermentar pueden proliferar las bacterias. En el caso de que éstas llegaran a penetrar en el ojo del perro, podrían empeorar su estado.

Si hay alguna herida en el ojo, interna o externa, no se recomienda utilizar este remedio. El motivo es que podríamos favorecer una infección si la infusión fermenta y no nos damos cuenta.

Además, debes tener presente que el agua de manzanilla no es un producto esterilizado, como puede ser el suero fisiológico u otros productos que nos recomiende el veterinario. Por ello, debes extremar las precauciones tanto a la hora de hacer la infusión como de aplicarla.

limpiar el ojo del perro con manzanilla

Cómo se deben limpiar los ojos de un perro con manzanilla

Cuando la infusión de manzanilla esté lista y haya enfriado, los siguientes pasos para aplicar este remedio natural, son:

  1. Toma una gasa estéril y humedécela en la infusión.

  2. Limpia los ojos del perro con la manzanilla suavemente, evitando hacerle daño.

  3. También puedes dejar que caigan varias gotas en la zona del ojo; con la misma gasa mojada, haz un masaje suave.

En caso de querer utilizar el agua de manzanilla varias veces al día para limpiar los ojos del perro, recuerda que no hay que guardar la misma infusión. Tiene que ser una nueva cada vez, para que no fermente.

En conclusión: puedes recurrir a la manzanilla como complemento de otros tratamientos oculares o de forma preventiva para mantener una buena higiene ocular y evitar así que el perro tenga problemas en los ojos.

La manzanilla puede ayudar a tratar conjuntivitis en perros, a eliminar las legañas, a aliviar los picores en el ojo y a combatir el enrojecimiento o la inflamación. Todo ello, gracias a las propiedades curativas de esta hierba tan especial, pero debes saber utilizar bien.