Método Tellington TTouch en perros ¿Cómo funciona?

0

Lo primero en lo que tenemos que pensar al oír «Tellington TTouch» es en el contacto. En tocar. La base de este método está en presionar determinadas partes del cuerpo del perro, que se sabe que van a provocar efectos beneficiosos.

Pero, ¿en qué consiste en realidad este método? ¿Cuáles son sus efectos y qué perros pueden beneficiarse del Tellington TTouch? A continuación explicamos el fundamento de esta técnica y para qué nos puede ayudar con nuestro perro.

Claves del método Tellington TTouch

Linda Tellington Jones es la creadora del método que lleva su nombre. Su trabajo como adiestradora de animales la llevaba a establecer contacto estrecho con ellos a diario y en diferentes situaciones. Así, descubrió la relación entre las posturas que podía adoptar un animal y su comportamiento.

Se fijó en las zonas del cuerpo que se ponían en tensión durante el desarrollo de conductas poco adecuadas. A partir de este vínculo inició y perfeccionó su método. La premisa inicial era que, descubriendo esas zonas y tocándolas mediante diferentes «toques», se podía calmar el estrés que estaba experimentando el perro en ese momento.

Este cambio y la relajación que se producía en la actitud del perro le permitía modificar su conducta sin tener que corregirle a cada momento. Eso sí, el Tellington TTouch implica la observación minuciosa del animal para identificar las zonas que tensiona. Este método se emplea sobre todo en los Estados Unidos y en algunos países europeos como Alemania.

Educación canina y método Tellington TTouch

Todas aquellas personas dispuestas a compartir vida con un perro tienen que saber, antes de adoptar, que su educación va a ser una tarea imprescindible a la que hay que dedicarle tiempo. Ya han quedado atrás los días en los que se entrenaba al perro con castigos, golpes, rollos de papel de periódico o refrotándole el hocico contra su orina.

Lo que se busca hoy, porque se sabe que es lo que mejor funciona y más respeta el bienestar del perro, es el adiestramiento centrado en premiar los éxitos e ignorar los fracasos. Y en esta línea encontraríamos el Tellington TTouch. Se basa en el vínculo humano-perro, en el respeto y en la confianza. Nunca en la dominancia, el miedo o la sumisión.

La estimulación que ofrece el Tellington TTouch contribuye a relajar al animal, de forma que se encuentra en un estado de ánimo más adecuado y receptivo para el aprendizaje en positivo. Al contrario, los ejemplares en tensión pierden capacidad de concentración y, además, pueden reaccionar de mala manera, escapando o incluso atacando.

Técnica para reducir el estrés en perros

Además, se asocia el método Tellington TTouch con la activación de la circulación sanguínea, las vías neuronales y la producción de hormonas cuya función es reducir el estrés. Por eso esta técnica tiene consecuencias no solo en el comportamiento, sino también en la salud del perro. El equilibrio físico y el emocional van de la mano.

Un perro sin estrés es mucho menos probable que desarrolle conductas que dificultan la convivencia y que, precisamente, tienden a aparecer en ejemplares estresados. Por ejemplo, un excesivo nerviosismo, excitación desmesurada, miedo, ladridos incesantes, problemas de socialización, evitación del contacto, fobias, etc.

En conclusión, tendremos un ejemplar más feliz, más centrado y con más ganas de «trabajar» junto a nosotros. Estos beneficios no solo se aprecian en perros, sino que se consiguen en muchos más animales.

Masaje Tellington TTouch para perros

Pasando a la práctica, la estimulación del cuerpo del perro se realiza mediante movimientos circulares suaves en el sentido de las agujas del reloj, abarcando un pequeño espacio. Se combinan con deslizamientos y elevaciones igualmente delicados.

Los profesionales también pueden decidir aplicar la técnica en partes concretas del cuerpo, como la boca, las orejas o las patas, según el efecto que se pretenda. Cada localización potenciará diferentes beneficios.

¿Para qué perros está indicado el Tellington TTouch?

Explicados los fundamentos del método y su aplicación, es fácil hacerse una idea del tipo de perros a los que se les puede recomendar esta técnica, aunque pueda resultar beneficiosa para todos los ejemplares. El Tellington TTouch se centra, sobre todo, en:

  • Perros que rechazan el contacto físico.
  • Aquellos que muestran miedo o nerviosismo.
  • Los tímidos o los excesivamente hiperactivos.
  • Los ejemplares que se muestran hipersensibles.
  • En algunos problemas de manejo, como los tirones de la correa o la destructividad.
  • Rigidez o, en general, dificultades en la movilidad como las que puede causar la artritis.
  • Ansiedad por separación.
  • Ladridos insistentes.

El método Tellington TTouch no alivia

Por último, no podemos concluir sin mencionar que desde la veterinaria se pone en duda el funcionamiento de este método, pues se considera que no cuenta con la evidencia científica que lo respalde. Sí está claro que masajear a nuestro perro va a relajarlo y a mejorar el vínculo. Pero, según ellos, faltan estudios para aseverar sus beneficios.

Además, hace algunos años se hizo viral en las redes una infografía que enseñaba a hacer vendajes a los perros que, supuestamente, calmaban su ansiedad al presionar determinadas zonas. Se basaba en el método Tellington TTouch y se recomendaba para momentos especialmente estresantes, como el muy común miedo a los petardos.

Veterinarios alertaron de lo contraproducente de esta idea porque el perro podría estresarse todavía más al sentirse apretado. Por lo tanto, si te interesa esta técnica infórmate bien y, en cualquier caso, ante problemas de salud o de comportamiento, consulta primero a un veterinario o etólogo.

Bibliografía
Tellington Jones, Linda. 2014. El método de Tellington TTouch: Cómo influir sobre el comportamiento, salud y rendimiento de tu perro. Santiago de Compostela. KNS Ediciones.

Auxiliar Técnico Veterinaria y presidenta de una protectora de animales. Desde niña mis intereses giraron alrededor de los animales, la lectura y la escritura, por eso me formé para ejercer como ATV y me doctoré en Filoloxía Galega. Además, estoy vinculada a la protección animal a través de protectoras. En la actualidad soy casa de acogida de siete perros y cinco gatos. Escribir sobre perros es una forma de compartir los conocimientos que he adquirido sobre ellos a lo largo de los años, a la vez que me permite unir mis profesiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí