Cómo calmar a un perro con miedo a las tormentas

3

En realidad sobre un tercio de los perros tienen miedo a las tormentas, el ruido de la lluvia, truenos o incluso al destello de los relámpagos, es algo que sucede debido a diversos factores tales cómo su gran capacidad auditiva o inseguridades no trabajadas a nivel psicológico.

Calmar a un perro con fobia a las tormentas no es complicado, sin embargo es algo que debemos hacer obligatoriamente para que poco a poco, el miedo vaya remitiendo y termine acostumbrándose a ruidos fuertes cómo el de los truenos.

Esta misma técnica para calmar a tu perro también te servirá de ayuda si le da miedo la pirotécnica, ya que el sonido de los petardos puede resultarle muy similar al de un trueno. Te explicamos los pasos que debes seguir para calmar a tu perro y que aprenda a no asustarse.

Pasos para calmar a un perro con fobia a las tormentas

La fobia a los truenos, rayos, relámpagos, lluvia o tormentas a nivel general recibe el nombre de Brontofobia y es mucho más común de lo que imaginamos, no sólo en perros… también en humanos, principalmente niños.

El el ruido fuerte, intenso o constante el causante de que nuestro perro esconda el rabo entre las piernas y busque un refugio donde esconderse, en su cama, debajo de nuestra cama, detrás del sofá…. cada perro tiene su escondite favorito en algún lugar de la casa.

perro escondido bajo la cama

Cabe destacar que quizás nuestro perro no tenga fobia a los truenos pero si tenga miedo a la lluvia, el sonido de las gotas golpeando la ventana o la repisa de la misma puede ser más que suficiente para asustarlo.

Siguiendo estos consejos conseguirás eliminar el temor de tu perro con las tormentas y también con petardos, pirotecnia.

1. Deja que tu perro se esconda donde quiera

No intentes obligarle a permanecer junto a ti ni en una habitación en la que no quiera estar, si tu perro quiere esconderse debajo de la cama (por ejemplo) deja que lo haga. El se siente seguro ahí, no cometas el error de quitarle esa sensación de seguridad.

Cuando llega un tormenta y el perro tiene tiene miedo, necesita protegerse o entrará en estado de pánico, el cuál puede llevarlo a ladrar sin cesar o incluso a mostrar algún comportamiento poco adecuado, incluso llegando a morder.

Recuerda cerrar ventanas e incluso persianas para minimizar el ruido de la lluvia y los truenos, cuanto menos intenso sea más fácilmente podremos calmar a nuestro perro.

2. Permanece calmada y hazle compañía

Si tu estás nerviosa tu perro lo detectará y se pondrá más nervioso todavía, si estás enfadada el también lo notará y pensará que te has enfadado con el, haciendo que se ponga más nervioso aun. Tu calma es fundamental para que el no se altere más.

Si tu perro se ha escondido bajo la cama, sitúate junto a la cama y siéntate en el suelo, de forma que le pueda verte y sepa que estás ahí. No hagas nada, simplemente permanece ahí de forma tranquila, puedes tararear o cantar algo tranquilo para sentirte cómoda y que tu perro detecte tu tranquilidad.

Si el perro está accesible, acarícialo de vez en cuando pero sin prestarle demasiada atención. El objetivo de este segundo paso es transmitir calma, tranquilidad y sosiego. No caigas en el error de regañar a tu perro, de gritarle o de mostrarte alterada.

perro bajo la cama con juguetes

3. Intenta jugar con el

Tu perro está asustado bajo la cama por culpa del ruido de la tormenta, pero calmado porque tu estás ahí con el. Cuando haya pasado un rato, digamos unos veinte o treinta minutos, intenta acariciarlo o hacerme mimos, que se sienta cómodo.

Si no se deja debido a su fobia a la tormenta, intenta engañarle con su juguete favorito o incluso con algún hueso especial para perros, la comida siempre suele funcionar para distraerlos. No le obligues a salir de su escondite, simplemente trata de distraerlo.

El objetivo de esto es que el perro centre su atención en ti, en el juego o en la comida y que de esta forma la tormenta y los ruidos de la lluvia o truenos queden en segundo lugar en su mente. Si no está accesible, puedes probar a meterte tu también bajo la cama, con el.

4. Sé insistente, no te rindas

Lo más probable es que no logres quitarle el miedo a las tormentas a tu perro con una simple sesión de terapia, siguiendo nuestros consejos. Pero con insistencia y paciencia, en poco tiempo verás cómo tu perro va reduciendo su pánico.

El truco está en la perseverancia, aplica esta técnica siempre que tu perro esté asustado por el ruido de petardos, cohetes, tormentas o cualquier otra causa que le produzca fobia y temor.

El gran paso será cuando tu perro decida salir de su escondite para centrarse en ti, entonces es cuando verás que realmente está superando su miedo. Para ello, nunca le dejes solo cuando haya tormenta o ruidos fuertes, realiza esta terapia siempre y en pocos meses tu perro habrá superado sus miedos.

Conclusiones

Es el ruido fuerte o continuo el que produce este temor en los perros, puede ser un trueno o un petardo, si el ruido es fuerte nuestro perro reaccionará buscando refugio. Este tipo de fobias no se curan por si solas nunca. Si tu no puedes ayudar a tu perro siguiendo los consejos expuestos, es mejor que acudas a un etólogo canino, el podrá hacerlo.

Si la tormenta de pilla en la calle, simplemente busca un lugar donde no mojarte y pon a tu perro junto a ti. Dale caricias e intenta distraer su atención con un palo o juguete, lo importante es no dejar que el miedo acapare toda su atención.

3 Comentarios

  1. mi perrita no quiere ni salir a la calle por los petardos,lo pasa fatal

  2. la mia no le da mucho, miedo pero tuve otra, que se ponia hasta mala, tormentas y petardos

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre