Cómo enseñar a pasear a tu perro o cachorro

81

Enseñar a pasear a tu perro es muy sencillo si sabes como hacerlo. Seguramente habéis visto por la calle a decenas de perros paseando junto a sus dueños, muchos de ellos pasear correctamente y algunos otros…. paseando muy, pero que muy mal. Pasear con un perro que no sabe pasear, puede ser un incordio; tirones, adelantamientos, tensión en la correa y un sin fin de problemas que pueden convertir un bonito paseo en toda una odisea.

Tanto si tu perro es adulto como si es un cachorro, debes enseñarle a pasear junto a ti. Los perros no saben si lo hacen mal o bien, ellos simplemente caminan y son sus dueños quienes deben indicarles si lo hace bien o mal, corregirlos o felicitarlos. La mayoría de los problemas de conducta en paseos con perros, se deben a una mala comunicación entre el dueño y el perro, no a un perro mal educado.

Si tu perro es un cachorro debes vacunarlo antes de salir a la calle con el, acostúmbralo a llevar el collar puesto todo el día. Cuando sea algo más mayor esté acostumbrado, podrás quitárselo en casa o cuando quieras… pero mientras sea un cachorro lo recomendable es que lo lleve puesto siempre, que se acostumbre a el y no lo vea como un problema en su cuello. Recuerda que los cachorros crecen rápidamente, vigila que el collar nunca esté prieto (deberías poder meter un par de dedos sin problema entre la correa y el cuello del cachorro).

socializar al cachorro

Vamos a aprender a enseñar a nuestro perro o cachorro a pasear junto a nosotros, sin dar tirones ni tener sobresaltos. Dar un paseo tranquilo con tu perro, es algo realmente sencillo que solo precisa de un poco de practica y paciencia. Olvida todas las técnicas que hayas aprendido hasta ahora y pon estas en practica, veras como en poco tiempo obtienes buenos resultados.

Paso 1: Agotando sus energías

Cuando un cachorro o perro adulto sale a la calle, lo primero que quiere hacer es correr, jugar, orinar, saludar a otros perros…. Esto es algo completamente normal, por eso cuando salen de casa están tan enérgicos, repletos de vitalidad y con muchísimas ganas de jugar.

Lo primero que debemos hacer antes de ponernos a  enseñar a nuestro perro cualquier tarea como pasear, tumbarse, traer objetos, etc… es dejar que se desfogue. Eliminando su energía extra tendremos un perro mucho mas sumiso y dispuesto a aprender, por eso, lo primero que debemos hacer, es dejar que libere energía.

Lo recomendable es llevarlo a un parque para perros o lugar donde pueda correr libremente, jugar, olfatear… en definitiva, un lugar donde pueda desfogarse y cansarse. No hay que tener prisa por cansarlo, no hay que tirarle un palo 200 veces para que se agote…. hay que dejar que lo haga de forma natural, por lo que debemos contar con entre media hora y hora  para que ellos puedan disfrutar en exclusiva.

Una vez que el perro ha realizado sus necesidades, jugado, olfateado y se ha desfogado….. podemos comenzar a enseñarle. Recordando que para tener un perro enérgico y feliz debemos alimentarlo con un pienso para perros de alta calidad.

Paso 2: Elegir un lugar apropiado de entrenamiento

Para enseñar a nuestro perro a pasear, debemos elegir un lugar tranquilo, donde no se pueda distraer fácilmente y donde no reciba muchos estímulos (cuando haya aprendido la base, podremos practicar en sitios con más estímulos). Un buen lugar para pasear puede ser un parque poco transitado, un camino rural, etc….   Si nuestro perro esta aprendiendo en un lugar donde vea jugando a otros perros, niños gritando, pelotas botando, etc… no aprenderá nada, porque estará mas atento a esos estímulos que a su dueño.

como pasear con perro en un parque

Paso 3: Preparando al perro…. y al dueño

Para comenzar a enseñar a nuestro perro o cachorro a pasear, es necesario estar completamente relajado. Los humanos transmitimos nuestros problemas de forma indirecta a nuestros perros, de forma que un dueño esta tenso o estresado, el perro notara esa tensión y no estará tranquilo. Para enseñar a nuestro perro a pasear, debemos estar calmados y con buen humor, sin prisas y con ganas de enseñar.

Nuestro perro o cachorro debe estar ya acostumbrado a llevar collar, por lo que lo único que nos queda… es ponerle la correa. Es muy importante utilizar una correa corta para enseñar a nuestro perro a pasear, las correas extensibles no son validas. Una correa de un metro, mas o menos, es una buena correa para enseñar a nuestro cachorro o perro adulto a caminar junto a nosotros.

Una vez que nuestro perro se ha cansado y hemos ido a una zona tranquila donde comenzar el aprendizaje, solo nos queda ponerle la correa y comenzar con la lección.

Paso 4: Comenzando a pasear

Haz que tu perro o cachorro se siente, ponle la correa, sitúate a su lado y comienza a caminar. Hazlo a un paso medio, ni muy despacio ni muy rápido. Es muy importante que la correa vaya sin tensión, debe quedar algo colgando en su parte media, de forma que no trasmita tensión alguna, no este tensa.

Si tu perro o cachorro se adelanta, en el momento en el que notes tensión en la correa, para en seco. Cuando el se de la vuelta y se aproxime a ti (la correa deja de estar tensa) vuelve a reanudar la marcha. Esto debes repetirlo todos los días, de forma que en su cabeza quede grabado que cuando tira, no avanza.

Si se adelanta constantemente y da tirones, en vez de parar en seco y esperar a que la correa quede sin tensión, puedes dar un giro de 180º y caminar en sentido contrario, repitiendo este mismo paso tantas veces como sea necesario hasta que el perro te preste atención a ti y cuando gires el lo haga a la vez, contigo.

Otra opción si las anteriores las ves imposibles porque tira con muchísima fuerza y no responde, es mantener en la mano algún premio para perros (una pequeña croqueta de pienso, trozo de salchicha, etc…) haciendo que el camine junto a ti. Cuando lo haga, prémialo y coloca un nuevo premio en tu mano, a los dos o tres metros prémialo nuevamente, caminando sin parar vuelve a repetir el proceso y prémialo a los cinco o seis metros. El truco está en ir alargando el tiempo en el que recibe su premio, de forma que camine junto a ti (ni delante ni dando salto) y obtenga su premio.

Camina recto y ve variando el ritmo, durante unos minutos camina deprisa (sin dejar que el te adelante, para en seco si esto ocurre y se tensa la correa) y después cambia a un ritmo más lento, donde igualmente debe ir a tu par, no adelantarse.

Si tu perro o cachorro se queda atrás, simplemente camina un poco más despacio y mantén un pequeño premio en la mano para que se sitúe a tu lado. Cuando esté a tu lado, la correa debe ir sin tensión, recuerda que la correa debe ir sin tensión como norma general.

perro paseando

Paso 5: Enseñar a pasear a tu perro o cachorro

Enseñar a nuestro perro o cachorro a pasear correctamente no se consigue en un día, ni en una semana, ni siquiera en un mes. Podremos ver progresos de forma constante, pero necesitaremos tener paciencia y repetir los pasos indicados de forma diaria durante un tiempo considerable.

Hay perros que aprenden a pasear correctamente en un mes y otros que tarda seis meses…. lo importante no es el tiempo, sino disfrutar de ello. Enseñar a nuestro perro no consiste en sacrificar nuestro tiempo, sino en compartirlo con el  e invertir en su futuro (y nuestra comodidad en un futuro).

Repitiendo los pasos indicados en el paso cuatro, de forma habitual, observaremos grandes progresos poco a poco. Cuando nuestro perro sepa pasear mas o menos bien, podremos dar paseos con amigos que también tengan perros, de forma que nuestro perro vea que otros perros también pasean junto a el y no sienta la necesidad de ponerse a jugar. Recuerda que hay que desfogarlo antes de enseñarle, es un paso fundamental.

enseñando a pasear a un perro

Consejos prácticos

  • Realiza los pasos indicados tal y como los hemos descrito, haz que tu perro se desfogue  y después comienza las clases. Nunca comiences una clase con un perro lleno de energía, no servirá de nada.
  • Evita realizar el aprendizaje bajo el calor del sol, procura que no haga demasiado calor o tu perro solo querrá buscar una sombra donde cobijarse.
  • Olvídate de los collares de estrangulación / castigo, correas anti-tirones, etc… Todos los perros pueden aprender con un collar normal y una correa de tamaño medio.
  • Tu estado de ánimo es fundamental, si no estas calmado y con aptitud positiva, no des la clase.
  • Si tu perro está demasiado alterado, siéntale, túmbalo y masajealo. Haz que se relaje de forma natural y después comienza la clase.
  • Nunca dejes que un niño pequeño de las clases por ti, solo el dueño o un adulto experimentado (adiestrador), puede dar las clases.
  • Ten un saco de paciencia, algunos perros tardan varios meses en aprender a pasear correctamente, todo es cuestión de práctica y paciencia, no hay mas trucos.
  • Si la situación te supera, si no tienes tiempo… acude a un profesional, pero siempre, siempre, debes estar presente en el adiestramiento.

81 Comentarios

  1. Hola Andreina,

    Es algo bastante común en realidad, principalmente en cachorros, los cuales no saben que es la correa y muchas veces terminan resistiéndose. Una buena forma de hacer que se acostumbren es dejarles puestos el arnés / collar todo el día, en casa también (sin enganchar la correa obviamente). Y para animarlos a caminar cuando se tiren al suelo, utiliza alguna golosina para perros (galletitas, pienso). La comida es su debilidad y conseguirás que comience a caminar sin muco esfuerzo.

    Saludos!

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre