¿Puede un perro comer piña?

Somos muchas las personas que además de darle a nuestro perro su ración diaria de comida, le añadimos algún capricho cómo algo de fruta fresca, sana y saludable.

La piña se encuentra entre los alimentos que un perro si puede comer, aunque siempre con cuidado de no abusar de ella ya que podría ocasionar alguna diarrea. Veamos en detalle cómo podemos darle esta deliciosa fruta a nuestro perro y cuales son sus beneficios.

¿Puedo darle piña a mi perro?

La piña (también conocida cómo Ananas comosus) es una de las frutas que si pueden comer los perros, por lo que no pasa nada malo si nuestro perro come algo de piña. Es preferible que la cortemos nosotros mismos, eliminemos el corazón y la cáscara exterior y le demos la piña troceada. Preferiblemente fresca.

La piña no debe ser nunca la fuente de alimentación de nuestro perro, sino un complemento natural de fibra y vitaminas. No es recomendable que la piña suponga más del 10% de la alimentación de nuestro perro.

Podemos darle una pequeña porción de piña a nuestro perro a diario, si lo deseamos. Siendo recomendable comenzar con un trozo pequeño y observando que no le siente mal.

perro-comiendo-piña

Beneficios de la piña para los perros

La piña es una fruta con multitud de beneficios para los perros, siendo posiblemente una de las frutas más recomendadas gracias a sus propiedades.

Las principales propiedades beneficiosas de la piña son:

  • La piña es anticancerígena, ya que interfiere en el desarrollo de células malignas evitando la metástasis en varios tipos de cáncer.
  • La piña es una excelente fuente de vitaminas C, A, B1 y ácido fólico. Fortaleciendo el sistema inmune de nuestro perro. Además es rica en minerales cómo el potasio.
  • La piña es un excelente digestivo ya que contiene bromelina, una enzima que fragmenta las proteínas convirtiéndolas en en aminoácidos. Estimula la secreción de jugos gástricos, permitiendo digestiones menos pesadas.
  • La piña es antidiarreica, evitando la proliferación de bacterias nocivas en el intestino (siempre que se tome en dosis adecuadas).
  • La piña ayudará a mantener a nuestro perro hidratado, ya que contiene un 85% de agua.

cachorro-esperando-un-trozo-de-piña

¿Sabías que… se utiliza cómo remedio casero?

Son muchos los perros que por diversos motivos terminan comiendo sus propias heces, algo que se conoce cómo coprofagia. Obviamente es un mal hábito, además de muy poco saludable.

No existen estudios científicos que lo demuestren, pero siempre se ha comentado que la piña es un excelente remedio casero para evitar que los perros se coman sus heces. Es decir, ayuda a evitar esta mala costumbre.

Solamente debemos añadir un trozo de piña cada día a la alimentación de nuestro perro y en pocas semanas se supone, que dejará de interesarse por las heces. Cómo decimos, no es algo que esté científicamente probado, pero parece funcionar en algunos perros.