perro-atento-a-su-humano

Si eres de los que acostumbran a hablar con su perro te gustará saber que, efectivamente, tu perro te entiende… aunque igual no tanto como te gustaría. Es decir, no entiende todas y cada una de las palabras, pero sí puede comprender algunas y el tono de voz que usas.

Aunque tú sepas que tu perro te entiende y no necesites ninguna prueba científica que te lo confirme, a continuación te explicamos qué estudios se han realizado al respecto, cómo y, lo que resulta más interesante, cuáles han sido sus conclusiones.

Cómo comprenden las palabras los perros

Gracias a la ciencia es posible afirmar que los perros nos comprenden cuando les hablamos. Es un tema que lleva años en estudio y para el que se han realizado distintos experimentos. Finalmente, hace unos años varios de estos estudios científicos han conseguido demostrar cómo funciona el cerebro del perro a la hora de interpretar las palabras de sus cuidadores.

Para ello se recurrió a la resonancia magnética, prueba que permite registrar la actividad del cerebro. Antes hubo que entrenar a los perros para que se mantuviese quietos por completo para que el resultado tuviese validez. La información que se ha obtenido ha permitido ver similitudes entre la manera que tienen los perros y las personas de comprender el lenguaje.

Los perros consiguen hacerse representaciones a nivel cerebral del significado de las palabras que escuchan de manera habitual en su interacción con las personas. Dicho de otra manera, los perros aprenden determinadas palabras que les resultan relevantes porque son las que con mayor frecuencia les dirigen sus cuidadores.

perro-escuchando

Los perros distinguen los componentes del habla humana

Explicado el proceso con más detalle, el cerebro está dividido en dos hemisferios, cada uno con diferentes especializaciones. Así, es posible comprender palabras y frases, pero, también, las entonaciones y los gestos que se corresponden con el lenguaje no verbal y que ayudan a la interpretación del significado de las palabras.

Los estudios han confirmado que los perros tienen capacidad para comprender ambos elementos de la comunicación humana, aunque no sea posible determinar hasta qué punto. Y no solo eso. También se ha concluido que los perros entienden las palabras y no solo la entonación, por lo que el orden en el que las emitimos para dirigirnos a ellos es importante.

El proceso de comprensión del lenguaje que realiza el cerebro y que decíamos similar entre los perros y nosotros puede haberse propiciado con la domesticación. Un perro que entiende resultaría beneficiado por las personas. A la vista de estos datos, el nivel de comprensión mostrado por los perros los ha situado a la altura de los niños de unos dos años.

Frases de elogio al perro

El estudio del cerebro del perro mediante resonancia magnética ha permitido averiguar también que las palabras de felicitación que le dirigimos son perfectamente comprensibles para él. Las interpreta en una zona del cerebro dedicada al placer y donde también se reacciona, por ejemplo, a la comida y a las caricias.

Esto permite afirmar que, a la hora de educar a un perro, no solo es posible recompensarlo con comida. Nuestras caricias y palabras de ánimo también pueden constituir un buen premio. La capacidad de comprensión de los perros puede explicar la relativa facilidad con la que conseguimos enseñarles las órdenes básicas de obediencia.

Algunos perros incluso consiguen aprender trucos bastante complejos. Además, el perro está muy motivado. Verdaderamente quiere comunicarse con nosotros. Y es que la relación entre ser humano y perro es tan estrecha que somos su referente por encima de sus propios congéneres. Permanentemente buscan complacernos y nuestro reconocimiento.

Hablar con tu perro

Recapitulando, los perros tienen unas interesantes capacidades a la hora de comprendernos e interaccionar con nosotros. Pero esto no significa que entiendan todas y cada una de las palabras que les decimos. Es decir, sí está comprobado que reconocen algunas palabras, que son las que oyen con mucha frecuencia.

Pero, además, también consiguen percibir si nuestra entonación es de elogio, enfado, tristeza, etc. El número de palabras que la mayoría de los perros consiguen reconocer los equipara a niños de dos años. Aunque hay diferencias considerables entre razas y ejemplares. También hay que tener en cuenta que los perros son expertos en observarnos.

Se fijan en todos nuestros movimientos, lo que les lleva a conseguir una información importante a la hora de interpretarnos o hacernos creer que nos están entendiendo. Esto no es ningún detrimento, ya que los perros han desarrollado una variada comunicación visual, auditiva y olfativa que nos permitirán interactuar con éxito con ellos más allá de las palabras.

Bibliografía
Andics A., Gábor A., Gácsi M., Faragó T., Szabó D. y Miklósi Á. 2016. “Neural mechanisms for lexical processing in dogs”. Science DOI: 10.1126/science.aaf3777.
Fogle, Bruce. 1999. Los perros hablan sobre sus dueños. Madrid. Ateles Editores.