Raza de perro Kuvasz

De origen húngaro, este ejemplar de perro boyero y guardián, de gran tamaño, fuerte y noble conquista por su elegante porte, por el cariño y la protección vigilante hacia su familia así como por su densa y llamativa melena blanca.

  • Altura a la cruz: de 71-76 cm en el macho y 66-70 cm en la hembra.
  • Peso corporal: los machos suelen pesar un mínimo de 48-62 kg y las hembras entre los 37-50 kg.
  • Tipo de pelo: solo se puede encontrar de color blanco. Su pelaje destaca por ser largo – especialmente alrededor del cuello y la cola- teniendo en la capa superior pelo grueso, áspero y ondulado; la inferior más fina y lanosa.
  • Esperanza de vida: 10-12 años.
  • Carácter: inteligente, franco y sereno; leal y cariñoso, muy unido a su amo pero independiente. Es vigilante, un poco dominante y celoso de su propiedad.
  • Salud: es una de las razas más sanas dentro de los perros grandes pues viven regularmente hasta los 12 o incluso los 14 años. El trastornos genético más común presente en el Kuvasz es la atrofia progresiva de la retina o ARP (degeneración de las retinas).

¿De dónde proviene la raza de perro Kuvasz?

La raza Kuvasz se desarrolló en Hungría bajo el gobierno del Rey Arpad. Hallazgos arqueológicos húngaros incluyeron huesos de perro ya en el siglo IX, casi idénticos a los del Kuvasz moderno.

Los pastores magiares usaron el Kuvasz como los encargados de proteger a las bandadas de ovejas y cabras de la depredación de animales salvajes, principalmente del lobo. De hecho, la mayoría de los rasgos de Kuvasz son el resultado.

Durante un tiempo, los perros de la raza Kuvasz llegaron a ser tan apreciados por la nobleza magiar que los plebeyos no podían poseer la raza. Uno de los personajes históricos más conocidos en recibir el regalo de un Kuvasz fue el Transilvano Vlad el Empalador, más comúnmente conocido como Vlad Drácula.

Al final, estos perros fueron cuidados por los plebeyos por loq ue volvieron a ser considerados como los perros del campesinado.

KUVASZ-adulto

¿Cómo es el pero Kuvasz?

Es un perro grande, fuerte y de compresión sólida pero sin ser pesada pues resulta una raza bastante ágil. Es más largo que alto y su espalda posee una longitud media, de lomos cortos y robustos, de grupa ancha, fuerte y ligeramente elevada. Como posee abundante pelo, éste da la impresión de que tiene una complexión mayor a la que realmente es.

De pelo corto en la cabeza, orejas, pies y patas, en el resto de su cuerpo presenta un pelaje largo en torno al cuello y en la cola. En su manto superior el pelo es más grueso, áspero y ondulado pero en la parte inferior es lanosa y más fina. El Kuvasz solo se encuentra en color blanco. Su piel es color gris pizarra, volviendo a ser blancas su nariz, los bordes de sus párpados y sus labios. Tiene los ojos castaño oscuro.

Morfología de la raza

Su cabeza es muy larga aunque no puntiagura. Los labios no cuelgan por lo que están bien acoplados. Sus orejas, de longitud media, están implantadas en altura y con forma de “V”, quedando colgantes. Sus almendrados ojos son oblicuos con unos párpados perfectamente adheridos al globo ocular.

La cruz del Kovasz es más larga y alta que la espalda. La cola es de implantación baja y se desliza hasta las corvas o corvejones, quedando colgante y curvándose ligeramente hacia arriba.

Tiene un pecho profundo con la parte inferior abultada hacia el frente por los músculos y el esternón. Su vientre es recogido y sus patas delanteras son rectas, con los codos bien pegados. En cuanto a sus patas traseras, también son muy rectas. Su cuello es de longitud media, sin papada pero musculoso.

Temperamento del perro Kuvasz

Estamos ante un perro inteligente, franco y sereno; leal y cariñoso, está muy unido a su amo, aunque también es algo independiente. De hecho, le gusta vivir en su caseta en el jardín pero siempre teniendo al alcance a los miembros de su familia para mantener un contacto frecuente.

Suele andar vigilante, defendiendo con celosía a su familia, la que considera de su propiedad. Es valiente y fuerte aunque, en ocasiones, algo dominante por lo que acabamos de comentar. No se la conoce como una raza especialmente ladradora pero, si lo hace, es por algún motivo en especial.

KUVASZ-cachorros

Convivencia y educación

El Kuvasz no presenta problemas específicos de convivencia con gatos u otros animales, siempre y cuando se le haya educado en la socialización. Soporta bien el dolor y tiene un carácter realmente estable, por lo que es muy tolerante con los niños.

A pesar de esto y debido a su fuerza y tamaño así como su iniciativa propia, no debe ser cuidado por un niño para que no ocurra ningún accidente. Es importante destacar que, entre sus obsesiones, una de ellas es la protección a los miembros de su familia por lo que es habitual que reaccione si molestan a “los suyos”. Si se sintiera desafiado, puede que saque a relucir su dominancia con otros perros. Por su tamaño y su actividad física, no es una raza adecuada para la vida urbana.

En cuanto a su adiestramiento, éste debe ser equilibrado, tranquilo y firme y no conviene ser adiestrado por principiantes pues el amo debe ser fuerte, física y mentalmente.

El adiestramiento no debe ser duro, ni mucho menos. Es en un ambiente agradable donde se consigue un mejor resultado, con refuerzos positivos y un amo que le permita tomar sus propias decisiones.

¿Cómo es su salud?

La raza Kuvasz no presenta un estado de salud delicado. A pesar de ser una raza de perros muy grandes, su salud es mejor que la media. Esto no significa que la raza sea inmune a los problemas de salud, sino que significa que estos perros son menos propensos a las enfermedades genéticamente heredadas que la mayoría de las otras razas de perros muy grandes.

Sin embargo, hay algunos problemas que se sabe que ocurren en esta raza, como es la atrofia progresiva de la retina o ARP que, aunque no es fatal, reduce la visión de un perro, lo que suele desembocar en la ceguera completa.

Otras enfermedades comunes a perros de razas muy grande son:

Precisa una cantidad de ejercicio normal. Lo ideal es que cuente con un jardín propio de gran tamaño pues será el propio Kuvasz el que se encargue de su propio ejercicio.