El Dóberman, un gran perro guardián con un gran corazón

Solo quienes han tenido la suerte de disfrutar de la compañía de un Dóberman saben a qué nos referimos cuando afirmamos de que posiblemente se trate de una de las mejores razas de perro del mundo.

Se trata de una raza ejemplar muy apegada a su familia, gran amigo de los mayores y de los niños, además de ser un excelente perro guardián. Con los niños debemos ser algo precavidos ya que se trata de un perro muy enérgico y sin querer, podría lastimarlos.

Si estás pensando en compartir tu vida con un Dóberman, ¡aprende cómo hacerle feliz con estos buenos consejos!

Características de la raza de perro Dóberman

Todos sabemos que son perros de gran tamaño, de pelo corto negro y fuego pero… ¿sabes cuantos años viven de media? ¿cuanto pueden llegar a pesar? ¿cómo es su carácter? Veamos en detalle todos estos interesantes datos.

icono-perro Altura de entre 65 y 70 cm en machos y entre 60 y 65 cm en hembras
icono-peso Peso de entre 40 y 45 kg  los machos y entre 30 y 35 kg las hembras
icono-pelo
Pelo corto, fino y sedoso. Color negro y fuego
icono-caracter
Carácter leal, obediente, inteligente, activo y guardián
Icono-salud Salud fuerte, algo delicado de estómago y propenso a problemas cardíacos
Icono-calendario Esperanza de vida estimada de entre 10 y 14 años

 

¿Sabías que……? ¿Algunas personas les cortan el rabo y las orejas para que parezcan más agresivos, pero que esa práctica está penalizada por la ley? No mutiles a tu perro, el no se lo merece.

Perro Dóberman jugando a la pelota

La curiosa historia del perro Dóberman

El Dóberman es una raza de perro bastante reciente, dentro de la historia canina. Apareció por primera vez hacia 1885 en la pequeña ciudad de Apolda, en Alemania. Se dice que entre sus antecesores se encuentran el Pinscher, el Dogo, el Pastor de Beauce e incluso el Rottweiler… Es un imponente guardián que con solo su presencia disuadirá a muchos posibles “cacos”.

Dentro de las razas de perros grandes, el “Dob” como se conocía cariñosamente a los Dóberman, es uno de los mas selectos. El ejercito Alemán contó con casi 6.000 de estos perros en la guerra durante 1914 – 1918 y es que estos perros, no solo son grandes guardianes, sino que son fuertes y resistentes, además de intrépidos. Su fama no está injustificada, siempre está en estado de alerta.

¿Cómo es el carácter de la raza Dóberman?

Cómo en la mayoría de las razas el carácter está fuertemente marcado a la educación que reciba desde cachorro, por lo que no se puede afirmar que el Dóberman sea un perro agresivo o peligroso, a no ser que esté mal educado.

En realidad se trata de perros muy juguetones y activos, a los que les encanta hacer ejercicio con su dueño. Muy cariñosos incluso con los más pequeños de la casa (niños) y sobre todo, pacientes.

En pocas palabras, es una raza con un gran corazón que te conquistará desde el primer día. Sin embargo, debes recordar que también son perros muy inteligentes y que casi siempre están alerta, es decir, son excelentes perros guardianes.

Por lo que debes asegurarte de que ningún extraño entre en tu hogar sin tu permiso, pues lo podría interpretar cómo una intrusión y crear una situación de mucha tensión.

Perro de raza Dóberman tumbado en el cesped

Cuidados para un perro de raza Dóberman

Nunca lo condenes a estar atado y/o aislado del mundo, no es un perro para ello, en realidad, ningún perro merece ese castigo. Necesita de la compañía de su familia y disfrutar del aire libre a diario, con largos paseos.

A pesar de que no es un perro muy pesado o de tamaño gigante, su apetito es voraz por lo que precisa de una gran ración de comida diaria. Este apetito se deriva de su gran actividad física.

Pasearlo a diario para que libere su exceso de energía es obligatorio, de lo contrario podría adoptar conductas inapropiadas e incluso padecer estrés. No es un perro para pasear tranquilamente, ya que adora el ejercicio.

Un baño mensual es más que suficiente para que se mantenga limpio, su pelo corto y fino no se ensucia con facilidad. Aunque uno o dos cepillados por semana son altamente recomendables.

Problemas de salud frecuentes en perros Dóberman

Se trata de un perro bastante sano que apenas presentará problemas de salud si llevamos su vacunas y revisiones veterinarias al día. Sin embargo, por mera genética esta raza es bastante propensa a ser delicada de estómago.

Si se da el caso, precisará de una alimentación natural altamente digerible cómo la comida BARF, evitando piensos comerciales que dificulten sus digestiones.

Otro de los posibles problemas que puede presentar esta raza son los soplos cardíacos, por lo que a pesar de ser un perro que requiere de ejercicio, no es recordable llevarlo al límite (lo ideal es que el nos marque los topes).

Cómo adiestrar a un perro de raza Dóberman

La mejor forma de educar a esta raza es desde que son muy jóvenes, los cachorros de Dóberman aprenden rápidamente gracias a su gran inteligencia. Desde que apenas tienen tres o cuatro meses podemos comenzar a enseñarles ordenes básicas.

Dado que en su edad adulta pueden ser peligrosos debido a su fuerza y tamaño, debemos centrarnos en ordenes fundamentales cómo “No!”, “Aquí!” o “Sentado”, ordenes muy sencillas pero capaces de sacarnos de muchos apuros en caso de darse una situación tensa.

Debido al carácter cariñoso de esta raza debemos evitar por completo cualquier castigo físico, fomentando la educación con técnicas de refuerzo positivo.

Por lo demás simplemente debemos educarlo cómo a un cachorro normal, dándole la educación y el cariño que se merece. Dejando que juegue, que se socialice con otros perros y personas, que aprenda a descubrir el mundo que le rodea.

En resumen, debemos centrarnos en unos pasos muy sencillos pero fundamentales para adiestrar a un Dóberman:

  • Enseñarle las ordenes básicas y que las respete ante cualquier situación.
  • Socializarlo con otros perros y personas desde cachorro.
  • Hacer ejercicio diariamente.
  • Nunca, bajo ningún concepto ser agresivo con un Dóberman o enseñarle comportamientos / ordenes agresivas o de ataque.

Consejos prácticos

Hace años se decía que el Dóberman era el perro más peligroso del mundo, o por lo menos de los más peligrosos… luego llegó el turno del Pitbull. No hagas caso de esas leyendas urbanas, un Dóberman es un perro fantástico que te cautivará desde cachorro.

Se dice que su cerebro crece mucho, de forma que llega el momento en el que no cabe en su cráneo, haciendo que se vuelva loco. Otra leyenda urbana sin fundamento a la que no debemos hacer caso, pues es totalmente falsa.

Disfruta de tu Dóberman y pasa grandes momentos con el, si eres activo y te gusta el deporte, ambos disfrutaréis de grandes sesiones de footing o bikering. Olvida los falsos rumores y recuerda que es un perro cómo otro cualquiera, un buen perro.