Guía de la raza Pug

0

Si estás buscando un perro familiar, alegre, divertido y juguetón, que no requiera de grandes paseos, no lo dudes ni un instante, el Pug es tu raza ideal. También podrás encontrarlo como Carlino, Mops o Carlin, dependiendo del país donde residas.

Son ideales para familias con niños pequeños pues crean una conexión respetuosa y juguetona con ellos, siempre con ganas de hacer el payaso y alegrar a sus humanos y compañeros de aventuras. Se llevan genial con todos, perros, humanos y otros animales.

Así que si estás pensando en comprar o adoptar un Pug o Carlino, no puedes perderte toda la información y consejos que te dejamos sobre esta maravilla raza.

¿Cómo es la personalidad de un perro Pug?

A pesar de su pequeño tamaño, el Pug o Carlino es un perro muy activo y juguetón, a veces insaciable. Le encanta jugar y hacer el tonto para alegrar el día a sus cuidadores, por lo que es imposible aburrirse si en casa convivimos con un perro Pug.

Alegres, entusiastas, muy graciosos e incluso cómicos, pero también algo testarudos a la hora de aprender u obedecer, por lo que su adiestramiento no es del todo sencillo. No es que sea un perro malo, pero te costará enseñarle las ordenes básicas ya que son bastante tercos. Cómo consejo, utiliza los premios (comida) cómo recompensa para que aprendan fácilmente, lo que se conoce cómo refuerzo positivo.

Nunca veremos una mala respuesta por parte de un Pug o Carlino, son sumisos y dóciles con su familia, incluso con los más pequeños del hogar.

¿Cómo se llevan los Pug con los niños pequeños?

De maravilla, obviamente siempre bajo la supervisión de un adulto, pero son perros que tienen un algo especial que los hace especialmente sensibles con los niños. Les encanta jugar con ellos y recibir mimos constantemente, algo que agradecerán dando lo mejor de si mismos.

Cuidados recomendados para un Pug

El Pug o Carlino es un perro con muchos pliegues en su piel, por lo que será necesario secarlos a conciencia cuando se moje en los días lluviosos o cuando lo bañemos, para evitar que quede humedad y proliferen bacterias.

Esta raza es de las consideradas braquicéfalos, es decir, tienen un hocico muy chato que les dificulta una respiración normal. Esto significa que son muy propensos a roncar y tener respiraciones muy ruidosas, además, no toleran nada bien los días calurosos ya que el aire no se enfría lo suficiente antes de llegar a sus pulmones y podrían padecer un golpe de calor.

Ser braquicéfalo también implica que no podrán volar en avión y que no es recomendable obligarlos a correr / hacer ejercicio. Debemos dejar que sean ellos los que corran y jueguen a su antojo, sin obligarlos y evitando siempre el calor excesivo.

Los Pug o Carlinos tienen los ojos saltones, algo que les hace propensos a sufrir infecciones cómo la conjuntivitis y a padecer patologías oculares frecuentes. Así que si vemos que sus ojos se ponen rojos o lagrimean en exceso / tienen un rascado excesivo por picor, debemos acudir al veterinario.

A pesar de su pequeño tamaño y de lo corto que es su pelo, el Pug o Carlino cuenta con un doble manto de pelo. No pienses que es un perro que suelta poco pelo, ya que pasará gran parte del año mudando. Cepillar su pelo un par de veces a la semana puede ser una gran idea para evitar que deje la casa llena de pequeños pelos.

Y por último, al no ser una raza muy deportista, no desgastará de forma natural sus uñas. Por lo que es muy probable que debas cortarlas tu mism@ o acudir al veterinario de vez en cuando para que se las corte.

¿Cuál es la mejor alimentación para un Carlino?

Debemos tener varias cosas presentes a la hora de elegir un el mejor pienso para nuestro Pug o Carlino, la primera de ellas es el tamaño de la croqueta, al tratarse de una raza pequeña, debemos buscar siempre gamas enfocadas a perros de pequeño tamaño.

Oro factor importante es el nivel de grasa de su pienso, los Pug o Carlino son auténticos glotones por lo que lo recomendable es utilizar una gama baja en grasas y calorías, lo que conocemos cómo piensos light. Así evitaremos el sobrepeso.

Y por último, a pesar de ser pequeños, son muy activos, por lo que un pienso con condroprotectores es ideal para cuidar bien de sus articulaciones y evitar problemas en el futuro, cuando sean mayores.

Características físicas de la raza Pug según Standar oficial

En 1885 la raza fue aceptada y reconocida por el American Kenner Club en USA (Estados Unidos de América), que consideraron que un perro Pug o Carlino debe tener una altura de entre veinticinco y treinta y tres centímetros.

Así mismo, el Pug debe pesar entre seis y ocho kilos y el color de su pelo debe ser siempre Negro (registro 77) y Marrón (registro 8282), también son admitidos los leonados. Tiene una esperanza de vida de entre trece y quince años, siempre que reciba los cuidados apropiados.

Historia de la raza Pug

Los Pug o Carlinos son unos perros oriundos de China y sus orígenes se remontan a la antigüedad, hace unos 2400 años. Siempre han vivido como perros de compañía. También se les conoce con el nombre de Carlinos o Mops. Los antepasados del Pug eran compañeros de los monjes budistas del Tíbet.

Ya en el siglo XVI llegaron a Holanda de la mano de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. A partir de esta fecha se convirtió en compañero de reyes y aristócratas, gracias a su difusión por toda Europa y, posteriormente, América.

Se cree que entre sus antepasados se encuentran mastines y que los Pug surgieron de un proceso que podríamos denominar de miniaturización. En cambio, otras teorías lo vinculan a perros como el pequinés y similares, de un tamaño mucho más pequeño. En la actualidad es una raza popular que ha participado en el mundo audiovisual.

Precauciones a la hora de comprar o adoptar un Pug

Es muy recomendable acudir a criadores profesionales con renombre a la hora de adquirir un Pug, ya que esta raza, al ser braquicéfala puede traer muchas enfermedades congénitas consigo. Algo que podremos evitar si cuenta con un certificado de Pedigree adecuado.

Conocer a sus progenitores es también obligado, si el criador se niega a mostrarlos o se niega a mostrar el pedigree de sus progenitores, desconfía. Solicita siempre su certificado y una factura de compra por si en el futuro debes presentar alguna reclamación.

Opinión personal sobre los Pug

Hemos conocido muchos Pug o Carlinos a lo largo de nuestra amplia experiencia en el mundo canino. Son perros ideales para cualquier tipo de vivienda, son felices acostados a nuestros pies mientras vemos una película y también son felices jugando cuando tengamos ganas de divertirnos. Con los niños son extraordinarios. No precisan de grandes paseos ni cuidados, aunque si son propensos a padecer determinados problemas de salud cómo los mencionados anteriormente. Ideales para entornos con niños pequeños o familias de personas mayores / ancianas. Pon un Pug en tu vida, no te arrepentirás.

Adiestrador canino, titulado en el centro de educación canina Larcan. Técnico en modificación de conducta, ampliando estudios en etología canina. Ilusiuonado por compartir conocimientos y experiencias con los lectores de Soyunperro.