Terrier Tibetano

0

El Terrier Tibetano, también conocido como “Perro Sagrado del Tíbet”, es una antigua raza canina tradicionalmente asociada a los monasterios budistas de la región del Himalaya.

Es perro de tamaño pequeño o mediano muy fácil de reconocer por su pelo largo y sedoso. Su carácter, afectuoso, sensible e inteligente, hacen de este perro un excelente compañero y a un amigo ideal para cualquier tipo de familia.

Historia del Terrier Tibetano

Procedente del Tíbet, el Terrier Tibetano no sólo se crió durante siglos como perro de compañía para los monjes que vivían alejados del mundo en los monasterios de las montañas, sino también como perro de trabajo para ayudar a los pastores nómadas de las altas llanuras.

Antiguamente se pensaba que este perro peludo de tamaño mediano atraía la buena suerte, por lo que nunca se vendía, sino que solo se regalaba en pago a algún tipo de favor.

Tíbet Apso

El nombre de la raza es en realidad poco apropiado, ya que el Terrier Tibetano no es en rigor un verdadero terrier. Por ejemplo, carece del instinto de olfatear y excavar en el suelo, tan propio de estos perros.

En realidad, y aunque el nombre de Terrier Tibetano es el que más se ha popularizado y generalizado, sería más correcto denominar a este perro Tibet Apso o Tsang Apso (la palabra Apso significa “perro” en tibetano).

Carácter del Terrier Tibetano

El Terrier Tibetano es un perro inteligente y cariñoso, completamente devoto de su familia. Los cachorros son revoltosos y muy movidos, aunque cuando alcanzan la madurez se convierten en perros más tranquilos y sosegados.

Se adaptan perfectamente a cualquier tipo de entorno y compañía, sobre todo si ha habido un buen proceso de socialización a edades tempranas. El Terrier Tibetano es también un buen perro guardián, siempre atento a todo lo que ocurre a su alrededor y dispuesto a ladrar ante la más mínima señal de peligro.

En ocasiones su carácter entregado a la familia se puede convertir en una dependencia total, llegando a padecer ansiedad si se le deja solo y sin contacto humano durante largos periodos de tiempo.

Características físicas

El Terrier Tibetano es un perro de tamaño pequeño-mediano con una altura a la cruz de unos 40 cm y un peso que oscila entre los 9 y los 13 kg.

Tiene un cuerpo compacto y musculoso, completamente cubierto de pelo abundante, con un pecho amplio y la cola en forma de media luna. Sus extremidades son fuertes y sus patas grandes y redondas.

Sus orejas tienen forma de “V” y están cubiertas de flecos. Aunque son de inserción alta, debido a su tamaño cuelgan a ambos lados de la cabeza. Los ojos son grandes y redondos, siempre de color marrón y a menudo se esconden detrás del pelo de la cara.

terrier tibetano de pelo largo tumbado

El pelaje y su cuidado

El cuerpo del Terrier Tibetano está protegido por una doble capa de pelo: una interna, suave y lanosa, y otra externa con pelo muy largo y fino. La variedad de colores es muy amplia: blanco, negro, dorado, gris, tricolor, atigrado…

Ese abundante abrigo requiere un cepillado diario a fin de mantenerlo libre de enredos. Tiene que ser un cepillado firme que alcance la piel, ya que sólo pasando el cepillo por la parte superior del pelaje no eliminaremos los nudos ni el pelo muerto.

También podemos usar el peine para eliminar el pelo de la cara y unas pequeñas tijeras para recortar los mechones de las cejas que a menudo le dificultan la visión al perro.

¿Cómo educar a un Terrier Tibetano?

El adiestramiento correcto del Terrier Tibetano requiere mucho tiempo y paciencia, pero se consiguen grandes progresos simplemente con establecer unas rutinas diarias y sesiones de entrenamiento al aire libre.

A pesar de su carácter amigable, puede ser un perro un tanto tozudo, muy propenso a distraerse cuando se aburre. Por tanto, es necesario estimularle constantemente, ser constante y usar técnicas de refuerzo positivo como elogios, juegos y recompensas en forma de alimentos.

Salud y cuidados recomendados

Generalmente el Terrier Tibetano es un perro que no presenta problemas de salud importante, salvo cierta predisposición genética a padecer dolencias oculares.

Por este motivo es importante revisar regularmente el buen estado de sus ojos y acudir al veterinario ante la menor sospecha de que existe un problema.

En cualquier caso es importante vigilar su higiene dental y el cuidado de las uñas. Es recomendable cepillar sus dientes al menos dos o tres veces por semana para evitar la acumulación de sarro y las bacterias que lo acompañan.

Ejercicio y alimentación

El Terrier Tibetano necesita su buena dosis de ejercicio para mantener su buena salud y su equilibrio. Si puede disfrutar de un paseo diario (siempre bien sujeto con una correa), para el perro no supondrá ningún problema vivir en una casa sin jardín o un apartamento pequeño.

Es además una raza canina muy longeva. Con los cuidados adecuados y una correcta alimentación rica en proteínas, puede llegar a vivir hasta 17 años o más.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre