Tipos de perros Retriever

0

Ni uno, ni dos, ni tres. Podemos encontrar hasta seis tipos de Retriever, con sus propias características y necesidades. En esta guía os explicaremos cuáles son las cualidades de cada uno, su comportamiento, problemas de salud y las principales diferencias que podemos encontrar entre un Labrador y un Golden Retriever. ¡Prepárate para descubrirlo todo sobre ellos!

Historia de la raza

En inglés la palabra ‘Retriever’ significa ‘recuperar’ y hace alusión a los orígenes de esta raza. Inicialmente eran llamados así los Braco, los Spaniel o los Setter, perros a los que se les daba bien cobrar las presas.

Los Ingleses, que buscaban ‘el perro de caza perfecto’, decidieron realizar diversos cruces hasta conseguir un can con mejor olfato, valentía y afinidad con el agua. De esta forma es cómo surgen los diferentes tipos de perros Retriever que existen hoy en día.

El ‘padre’ del Golden Retriever, una de las variantes más conocidas, fue Lord Tweedmouth. Él decidió cruzar un Wavy Coated Retriever amarillo con una Tweed Water Spaniel, dando origen a los Golden.

Los Wavy Coated Retriever, hoy extintos, procedían de cruces entre el perro de San Juan y el Setter. En 1913, dos años después de que se creara el primer club dedicado a los Golden, se les reconoció como una raza propia. Esto hizo que su popularidad creciera de forma exponencial.

Un poco antes, en 1903, el Kennel Club británico también aceptaba como raza el Labrador Retriever, un can que también desciende del perro de aguas de San Juan canadiense.

Los antepasados del Labrador contemporáneo se llamaban Ned y Buccleuch Avon. Ambos impresionaron a la nobleza británica por su capacidad para recuperar objetos y animales en el agua.

Seguro que ahora ya entiendess por qué estos perros son tan amigos de los ríos, del mar y de las piscinas. ¡Está en sus genes! Con el tiempo los Retriever se han convertido en una de las razas más humanitarias que existen; muchos Golden o Labradores son auténticos héroes entrenados para salvar vidas.

cachorro de retriever mordisqueando una rama

Diferentes tipos de perros Retriever

Ya hemos dicho que en total hay seis tipos de perros Retirever y que el Labrador y el Golden son los dos más conocidos. Entonces, ¿cuáles son los otros cuatro? El cuadro familiar de los Retriever se completa con:

  • Flat Coated Retriever (o Cobrador de pelo liso)
  • Nova Scotia Duck Tolling Retriever (o Retriever de Nueva Escocia)
  • Chesapaeke Bay Retriever (o Retriever de Chesapeake)
  • Curly Coated Retriever (o Retriever de pelo rizado)

Aunque todas estas variantes tienen mucho en común, también cuentan con cualidades y comportamientos diferenciados. Os contamos cuáles son, uno por uno.

Cualidades más destacadas de cada tipo

Si hay un tipo de can al que le sobran cualidades, es el Retirever. El Labrador destaca por ser noble y bondadoso. Igual ocurre con el Golden, un perro que tiene un temperamento muy estable y grandes habilidades de cobrador.

Tanto uno como el otro son pacientes y fáciles de educar. De hecho, según el ranking que elaboró el experto Stanley Coren, ocupan los primeros puestos entre los perros más inteligentes del mundo.

Algo menos conocido es el Nova Scotia Duck. Este peludo tiene un gran instinto de caza pues, como su propio nombre indica, se utilizaba para recuperar patos en lagos y ríos de Nueva Escocia.

Es un can entusiasta, alegre y que siempre está dispuesto a aprender. Físicamente es el más pequeño de los perros perdigueros y, aunque a menudo se le confunde con un Golden pequeño, suele ser más activo. Los Nova sobresalen en competiciones de Agility y de obediencia, pues siempre están alerta y parece que no se cansan nunca.

Del Flat Coated podemos destacar su carácter protector y leal. Aprenden rápido, les encanta complacer a los suyos y son bastante confiados, por lo que no se recomienda tenerlos como perros guardianes.

Estos canes son muy joviales, igual que el Chesapeake Bay. La diferencia es que este último no es tan fácil de manejar como los otros Retriever, pues tiene un carácter más independiente y reservado con los extraños.

La mejor forma de conquistarlo es dejando que sea feliz jugando y chapoteando en el agua. ¡Hasta puede bucear!

Finalmente el Curly Coated, con su llamativo pelo rizado, es el más tímido de todos. No obstante, ello no le impide mostrarse contento y obediente. De las seis variantes de Retriever, es la más antigua y la que más parecido tiene con los antiguos perros de agua.

Los Curly no son muy comunes y su morfología es algo diferente a la del resto de cobradores. Dos de sus mayores cualidades son su agilidad y su resistencia en el campo.

Por lo general todos estos canes tienen un marcado deseo de recuperar y una fijación especial por las aves y los pájaros.

Cuentan con una vista, una percepción y un olfato excepcionales. Además son perros fuertes, que se adaptan a una gran variedad de lugares y condiciones climáticas.

retriever de color marrón relamiendose

¿Cómo se comportan los Retriever?

Si nos fijamos en su comportamiento, al Labrador le encanta jugar y estar rodeado de gente a cada momento. Se lleva estupendamente con los niños y se muestra muy cariñoso con los humanos.

De hecho, tiende a sufrir ansiedad por separación, por lo que necesita sentirse bien acompañado.

Al igual que el Labrador, el Golden está también muy apegado a la familia. Le gusta hacer de niñera. De hecho, se le conoce como “el eterno cachorro” porque está siempre dispuesto a jugar y a divertirse.

Es un perro súper activo; exactamente igual que el Curly Coated, que se pasaría el día en la piscina o en el lago.

Perros como el Curly o el Nova Scotia Duck Tolling necesitan hacer mucho ejercicio para evitar problemas de obesidad. De hecho, se recomienda que tanto uno como el otro vivan preferiblemente en un entorno rural. De lo contrario podrían deprimirse, al no poder liberar toda su energía.

Algo parecido ocurre con el resto de Retriever. Si se aburren, un Flat Coated o un Cheaspeake, por ejemplo, pueden terminar mordisqueando el sofá o cualquier clase de objetos domésticos.

Por eso es importante que puedan mantenerse ocupados, que no se sientan solos y que tengan una socialización adecuada desde pequeños.

Principales diferencias entre Labrador y Golden

Después de ver los numerosos puntos en común que comparten todos los perros de esta raza, es normal que surja la pregunta: ¿cuáles son las principales diferencias?

Lo cierto es que aunque los Labrador y los Golden se parecen mucho tanto en el físico como en el carácter, sí podemos distinguir una serie de elementos diferenciales:

  1. Pelaje. Es uno de los aspectos que permiten distinguirlos más fácilmente a simple vista. El del Labrador es liso y áspero, mientras que el del Golden es más suave y con una longitud distinta.
  2. Altura. El Golden suele ser un poco más alto y esbelto que el Labrador, aunque visualmente parezca lo contrario.
  3. Temperamento. Al llegar a la edad adulta, el Golden acostumbra a ser algo más tranquilo que el Labrador. El primero es más recomendable para un hogar con niños, aunque el segundo también se lleva muy bien con los más pequeños .
  4. Salud. El Golden suele tener menos enfermedades hereditarias, aunque curiosamente su esperanza de vida es algo menor que la del Labrador.

Como ves son diferencias mínimas que pueden orientarte a la hora de decidirte por uno u otro. No obstante, elijas el perro que elijas, no te equivocarás: ambos son perros estupendos.

Puedes obtener información más precisa desde: Diferencias entre Labrador y Golden.

perro retriever anciano con canas

Problemas de salud típicos de la raza

Los Retriever son perros muy resistentes y saludables, en comparación con otras razas. No obstante, debes tener en cuenta que debido a su genética es más probable que puedan padecer ciertas afecciones. Entre las más habituales destacan:

  • Displasia de cadera. Es un problema de todas las variantes Retriever. Esta condición, que afecta a la cadera y a las articulaciones, es bastante común.

Por eso es importante detectarla a tiempo, evitando así que los síntomas empeoren y el peludo acabe desarrollando artritis.

Este padecimiento puede producirle dolor y limitar su movilidad con el paso del tiempo. Los condroprotectores para perros pueden ser una forma de prevención, pero siempre bajo supervisión de un profesional.

  • Estenosis aórtica subvalvular. Esta enfermedad cardiaca es hereditaria y habitual en los Golden Retriever.

Los perros que la tienen presentan un estrechamiento que inhibe el flujo de sangre normal desde el corazón hasta la aorta. Muchas veces es difícil darse cuenta del problema, pues no siempre hay signos clínicos que se puedan observar fácilmente.

  • Alergias. Los Retriever son propensos a las alergias de piel, debido a su pelaje grueso. Por este motivo es importante tener un buen control de pulgas y una higiene exhaustiva.
  • Problemas en los ojos, como cataratas, atrofias progresivas de retina o malformaciones en los párpados. Estas afecciones pueden aparecer en cualquier momento, por lo que las revisiones oculares periódicas son claves.
  • Obesidad canina. Algunos perros de esta raza tienden a engordar rápidamente si no practican suficiente actividad física.

Por fortuna es algo que podemos evitar, con suficiente ejercicio y una dieta adecuada. Ello dificultará la aparición de otras complicaciones, como enfermedades cardiacas, diabetes o problemas en las articulaciones.

Además de estos padecimientos, los perdigueros también están expuestos a muchas otras enfermedades comunes, como: el hipotiroidismo, la epilepsia, las infecciones de oído o el cáncer, que es la principal causa de muerte en los Retriever.

En todos estos casos, aunque la naturaleza del perro influye, el factor ambiental también tiene mucho que ver.

Los cachorros y sus cuidados

Los cachorros Retriever, sobre todo los Golden y los Labrador, son como pequeños superdotados. Con su inteligencia y su predisposición a aprender, enseguida te entienden.

Así que ya sabes: si les enseñas bien desde el principio lo normal es que conserven las mismas pautas de comportamiento durante toda su vida.

Es cierto que al principio parece complicado, porque al ser pequeños no paran quietos: les encanta jugar y divertirse. Están en la etapa de las travesuras, pero ocurre lo mismo con todos los cachorros. Por eso, deberás armarte de paciencia y no dejar objetos de valor o que quieras conservar intactos demasiado cerca.

Lo importante es que, si en algún momento encuentras que tu pequeño Retirever ha mordisqueado tus zapatillas, sepas cómo manejar la situación. Después de varias semanas el can debe conocer hasta dónde puede llegar y qué no debe hacer.

Muestra tu liderazgo, pero sin gritar ni alterarte. Tu forma de dirigirle marcará tu futura relación con él y marcará el carácter que muestre en la adultez.

Cuando son cachorros parecen un peluche, pero no olvides que no lo son. Por eso, si hay niños en casa, es importante que hables con ellos para que no les tiren de las orejas ni del pelo. Los canes deben integrarse con la familia desde el primer día a través de juegos y actividades, pero con mucho cuidado para que no se lastimen.

Estos perros son especialmente sensibles, por eso son excelentes guías para personas con diversidad funcional; también para el rescate, en compañía de los cuerpos de socorro.

Para ello necesitan un entrenamiento exhaustivo y pasan por varias pruebas que determinan si cuentan con las aptitudes necesarias para poder realizar este tipo de labores.

Retrievers como Salty, Roselle o Bretagne, famosos por el heroísmo que demostraron durante los atentados del 11S en Nueva York, son un ejemplo de lo especiales que son los peludos de esta raza.

Por todas estas cualidades son los preferidos de muchos amantes de los perros. La verdad, no nos extraña nada. Y bien, ¿ya te has decidido a adoptar uno? ¿Cuál de los seis tipos de Retriever es tu favorito?

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre