Tosa Inu

El Tosa Inu, también conocido como mastín japonés, es una raza canina extremadamente rara originaria del sur de Japón. Es un perro de trabajo grande y fuerte, originalmente utilizado para las luchas de perros.

Fue creado a mediados del siglo XIX a partir de diversos cruces de ejemplares de Shikoka Inu con otras razas como el Bulldog Inglés o el Braco Alemán. Su nombre, Tosa, hace referencia a la antigua denominación de la ciudad de Kochi, de la cual procede. La palabra Inu simplemente significa perro en japonés.

Aunque ha sido etiquetado como perro peligroso y ha sido prohibido en algunos países como el Reino Unido o Australia, la mala fama del Tosa Inu es injusta, pues salvo excepciones posee un talante muy tranquilo y familiar.

También te puede interesar: Razas catalogadas cómo potencialmente peligrosas

Comportamiento y temperamento del Tosa Inu

El intrépido Tosa Inu es básicamente un perro pacífico y tranquilo, extremadamente leal y con un desarrollado instinto protector hacia su familia. Sin embargo, necesita un dueño que demuestre autoridad y que sea capaz de manejarlo, de lo contrario el perro podría desarrollar comportamientos agresivos con otros perros, mascotas e incluso con humanos.

Su temperamento es por naturaleza obstinado y dominante, inclinado a hacer las cosas a su manera. Por otra parte, tarda mucho tiempo en madurar, llegando a manifestar actitudes propias de los cachorros incluso hasta los cuatro años de vida.

Pero a pesar de todo, un Tosa Inu bien educado es siempre afectuoso con su dueño y muy cariñoso y paciente con los niños de la casa, muy similar al carácter del Akita. Se muestra reservado con los extraños y no es un perro ladrador.

Aunque prefiere el aire libre, el Tosa Inu no tiene problemas para adaptarse a la vida dentro de un piso o apartamento, siempre que disfrute de una buena ración diaria de ejercicio y paseos.

tosa inu perro

Características físicas de la raza

El aspecto general del Tosa Inu es imponente: un perro grande, robusto y señorial, con una pose en natural que destila autoridad. Posee un poderoso tórax y patas musculosas, con una cola gruesa que se adelgaza hacia la punta.

A causa de sus orígenes como perro de lucha (ha llegado a ser descrito como el “luchador de Sumo del mundo canino”), el Tosa Inu posee una tolerancia al dolor muy alta.

La altura a la cruz de los machos está en torno a los 60 cm, algo menos en las hembras. El peso puede variar mucho en función de si se trata de ejemplares puros Japoneses o variedades criadas en otros países, donde estos perros son generalmente más voluminosos y pesados.

Entre las características del perro Tosa Inu destaca su cabeza grande y ancha, con fuertes mandíbulas y un par de orejas de tamaño medio siempre colgantes. Tiene ojos pequeños de color marrón, hocico alargado y trufa negra. Presenta una papada suelta, similar a la del Bulldog.

Su pelo es corto y duro, de gran resistencia. Los colores habituales son rojo, canela, negro y atigrado.

La educación del Tosa Inu

Lo ideal es iniciar el entrenamiento y la socialización de nuestro Tosa Inu muy temprano, cuando todavía es un simple cachorro. Es una buena idea pedir a nuestros amigos y familiares que nos visiten cuando el perro es aún pequeño para que éste se acostumbre poco a poco a los extraños y más adelante no reaccione mal en estas situaciones.

El instinto natural del Tosa Inu le lleva a intentar ser el perro alfa de su grupo, por eso es muy importante que tomemos la iniciativa y dejemos bien clara desde el primer momento nuestra posición dominante.

El entrenamiento debe ser activo y exigente, pero usando siempre el refuerzo positivo. Es fundamental evitar ser demasiado agresivos o crueles con él ya que, a pesar de su apariencia, el Tosa Inu es un perro dotado de una gran sensibilidad que reacciona muy mal a los castigos y los malos tratos.

raza tosa inu

Cuidados recomendados para perros Tosa Inu

El ejercicio físico es de vital importancia para esta raza de perros luchadores y valientes. Necesitan liberar mucha energía para mantener un buen equilibrio físico y mental. Esto no significa que tengamos que someter a nuestro Tosa Inu a agotadoras sesiones de ejercicio pesado, basta con una cantidad moderada de actividad diaria, tres o cuatro largos paseos al día. El Tosa Inu es un excelente compañero para los que les gusta salir a pasear o a correr.

Su pelaje, corto y muy resistente, no requiere grandes cuidados. Es suficiente con cepillarlo de vez en cuando. Sí es necesario en cambio estar más atentos a la higiene de los pliegues de la piel de la zona de la cara, donde se pueden acumular restos de comida y suciedad. Por lo demás, se trata de una raza que suele gozar de buena salud y no muestra propensión a padecer enfermedades hereditarias.

El promedio de vida del Tosa Inu, bien cuidado y alimentado, está en torno a los 12 años.