El Braco Alemán

Entre todos los perros cazadores, el Braco Alemán es uno de los más habituales por su gran polivalencia y su portentoso físico, lo que le permite aguantar duras jornadas de actividad física.

Existen dos variantes del braco alemán, el braco alemán de pelo corto y el de pelo duro. Ambas razas comparten carácter, pero difieren ligeramente en el físico, y más concretamente en su pelo.

El Braco Alemán también es un perro ideal para la convivencia con familias o niños, siempre y cuando viva en un hogar con jardín amplio que le permita diariamente realizar ejercicio físico.

También te puede interesar: El Braco de Weimar

¿Cómo es el carácter del Braco Alemán?

Como buen perro de caza que es, el Braco Alemán es muy inteligente y puede aprender con facilidad todo lo que necesita para llevar a cabo su tarea.

Esto no quiere decir que sea un perro agresivo, sino todo lo contrario; el Braco Alemán es un perro que, con la correcta educación, puede ser un compañero muy cariñoso y al que no le costará socializar ni con humanos ni con otros animales.

Generalmente el braco alemán mantiene un carácter estable, pero este puede volverse ligeramente irascible y problemático si no puede aliviar la tensión con ejercicio físico. Por este motivo, recomendamos que planifiques la actividad física de tu perro, intercalando sesiones de carrera (de al menos 45 minutos) con algunas visitas a parques caninos en los que haya atracciones diseñadas específicamente para su diversión.

braco alemán de pelo duro

Características del Braco Alemán

Es un perro grande que puede sobrepasar los 30 kg de peso y los 60 cm de altura en el caso de los machos (26 kg y 57 cm de media para las hembras). Es una raza muy fuerte, capaz de soportar largas jornadas de esfuerzo físico gracias a su robusta musculatura, algo que se aprecia sobre todo en sus patas delanteras.

Todo su cuerpo es proporcionado, y a primera vista destacan su espalda ancha y fuerte y su cabeza alargada. Profundizando más en su cabeza, sus ojos son medianos y de color marrón oscuro, lo que contrasta con su gran hocico. Las orejas también son grandes y siempre colgantes.

El pelo del Braco Alemán generalmente es de color marrón (habitualmente de una tonalidad parecida al chocolate) o negro (puro o ruano), pero también existen ejemplares de otros colores como el gris, una mezcla entre los anteriores o con pequeñas manchas blancas.

El tipo de pelaje depende de la variedad de Braco Alemán. En el caso del de pelo corto, como su propio nombre indica, tiene un pelo muy corto y pegado a su cuerpo, mientras que el de pelo duro tiene el pelo largo y más áspero. Más información en: Tipos de pelo y cuidados necesarios.

Cómo educar a un Braco Alemán

La educación del braco alemán debe comenzar cuando es un cachorro y deberá enfocarse de una manera u otra dependiendo del estilo de vida que vaya a tener en el futuro.

Lo más habitual es adiestrar al braco alemán como un perro de caza, algo bastante sencillo de conseguir si se canalizan correctamente sus impulsos cazadores durante los primeros meses de vida.

Para enseñar al Braco Alemán a ser un buen cazador es recomendable empezar enseñándole las tareas más básicas de la caza, sobre todo el cobro y el rastro. A ser posible, lo mejor es que nuestro compañero peludo vea directamente cómo otro perro hace esta función, e ir aprendiendo progresivamente copiando lo que hace su “perro mentor”.

Pero no todos los Bracos Alemanes tienen que ser cazadores. Si preferimos que el nuestro sea un perro más tranquilo, que pueda convivir con la familia y ser el compañero de juegos ideal, lo que tenemos que hacer es proponer un método de adiestramiento positivo, en el que recompensar a nuestro amiguito cada vez que hace algo bien. Un ejemplo de esto puede ser darle su comida favorita tras aprender a no intentar atrapar animales más pequeños que él.

En cualquier caso, es importante que seas paciente con tu perro, pues, aunque es un can muy inteligente, también tiende a distraerse con facilidad, lo que puede alargar más de lo habitual este proceso.

perro braco aleman de pelo corto

Cuidados necesarios para un perro Braco Alemán

Para que nuestro Braco Alemán esté siempre en plena forma es necesario que haga al menos un par de horas de ejercicio físico al día, a ser posible acompañado por un humano que le atienda o por otros perros con los que pueda jugar.

Esto le ayudará a descargar la tensión y mantener su musculatura fuerte. El ejercicio puede ser realizado en cualquier lugar al aire libre, no siendo necesario un gran espacio, así que con un jardín de una casa de tamaño promedio es más que suficiente para que nuestro compañero con patas se sienta a gusto.

Es importante cuidar regularmente su pelaje para que se mantenga brillante. Lo ideal es un cepillado cada dos días y un baño cada vez que se ensucie, lo que será bastante a menudo considerando que pasa gran parte de su tiempo al aire libre. Su pelaje tiende a caerse regularmente, por lo que no hay ninguna necesidad de alarmarse si notas que tu perro está perdiendo pelo.

También es importante no descuidar su educación intelectual, siendo ampliamente recomendable proponer a nuestro amigo juegos en los que tenga que usar su inteligencia y habilidad mental.

Deja tu consulta o comentario