9 Formas de ayudar a un perro sin hogar

En todo el mundo, hay millones de canes viviendo en condiciones muy precarias tras haber sido abandonados o extraviarse. Y como eres un fanático de los peludos, al igual que nosotros, seguramente te preguntas cómo puedes aportar tu granito de arena. La buena noticia es que hay muchas formas de ayudar a un perro callejero y, a continuación, hablaremos de las principales.

Recuerda que un pequeño gesto por tu parte, puede significar todo un mundo para ellos. Un pequeño trozo de comida, un poco de agua o simplemente una caricia, puede cambiar su vida.

También te gustará leer: Ventajas de adoptar un perro sin raza

Cómo ayudar a un perro callejero: 9 consejos prácticos

Averigua si puedes recogerlo antes de hacerlo

Lo primero que querrás hacer al encontrarte con un perro callejero, será sacarlo de esas condiciones insalubres. Pero, antes de dar el primer paso, es importante que pienses si realmente puedes hacerlo.

Necesitarás algún tipo de trasportín con el tamaño suficiente para transportar el perro, y un medio de trasporte adecuado para trasladarlo de forma segura.

Además, ten en cuenta que muchos animales que viven en las calles han sido víctimas de violencia física, y es por ello que no siempre se muestran receptivos al contacto con humanos (en especial con desconocidos).

perro callejero sin hogar durmiendo

Si decides recogerlo, acércate con cuidado

Antes de nada, observa el lenguaje corporal del perro que intentas recoger para saber si es seguro acercarte. La idea es que puedas diferenciar el comportamiento de un perro que tiene miedo de una postura defensiva u ofensiva. Para ello, pon atención a las siguientes señales:

  • Cuando el perro está asustado/miedoso: cola recogida entre las piernas y orejas echadas hacia tras. Es probable que observes una postura encorvada y señales de calma, como bostezar, relamerse y evitar mantener el contacto visual.
  • Perro con postura defensiva: pelo erizado, extremidades rígidas y gestos o sonidos que sirven como ‘señales de alerta’ (por ejemplo, latidos rápidos y sin pausas, gruñidos y enseñar los dientes).
  • Cuando el perro tiene una actitud agresiva: las señales de alertas se intensifican a medida que el perro se prepara para el ataque. Los latidos se tornarán más fuertes y cortos, las extremidades estarán mucho más rígidas, el pelo aún más erizado y el hocico arrugado.

Lógicamente, si observas cualquier señal de agresividad, lo mejor será no acercarte al perro y solicitar ayuda capacitada para proceder con el rescate. .

Si no puedes recogerlo, pide ayuda capacitada

En estas situaciones, lo más recomendable no es contactar con amigos o protectoras de animales, y sí con las autoridades competentes en esta materia en tu país o región. Por ejemplo, si vives en España, puedes contactarte al número de Emergencias (112), a la Guardia Civil (062) o a la Guardia Urbana (092).

Si no sabes bien con qué autoridad comunicarte para informar la necesidad de recoger un animal abandonado o extraviado, ponte en contacto con la Policía local, la Guardia Civil o llama directamente al número asignado a Emergencias en tu país.

Fíjate si el perro lleva alguna identificación

Si has logrado que el perro se acerque a ti, ¡enhorabuena! Ahora y con mucho cuidado, evitando hacer movimientos bruscos para no asustarlo, puedes revisar si lleva una placa de identificación.

De ser así, puede que el perro se haya extraviado y sus tutores lo estén buscando. En este caso, es probable que el peludo no muestre signos de maltrato o falta de cuidados (pelaje sucio, desnutrición o delgadez extrema, etc.). Y una de las mejores formas de ayudar a un perro callejero que está perdido, es regresándolo a su hogar con su familia. Por ello, ¡no dudes en contactar inmediatamente a sus propietarios!

Lleva el perro al veterinario

Si el perro no tiene una placa, el próximo paso es llevarlo a una clínica veterinaria para constatar si lleva un microchip de identificación con los datos de su propietario. Si la lectura resulta afirmativa, sus tutores podrán pasar a recogerlo para que regrese a su casa.

Pero, si después de todo, el peludo que recogiste parece no tener cualquier identificación, lo más probable es que haya sido abandonado. También es posible que se trate de un animal nacido en las calles que jamás ha tenido un hogar o una familia. En ambos casos, el paso que sigue será prepararlo para la adopción.

Si tienes condiciones de proveerle los cuidados mínimos, te comendamos que aproveches la consulta al veterinario para revisar el estado de salud del peludo, para descartar cualquier enfermedad.

Considera adoptar el perro callejero

Lógicamente, no hay mejor manera de ayudar a un perro callejero que brindándole un hogar con mucho amor. Si tienes el espacio, el tiempo, la voluntad y la solvencia financiera necesaria para adoptar el peludo que rescataste, pues ¡nuestra historia ya tiene un final feliz!

Mejor aprovecha la consulta con el veterinario para revisar el estado de salud de tu nuevo mejor amigo y descartar cualquier enfermedad. También es importante que el profesional te oriente sobre el calendario de vacunas, las desparasitaciones y la dieta más recomendable para fortalecer su cuerpo y su salud.

Además, si eres un principiante, en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber antes y después de adoptar un perro.

Ten mucha paciencia con tu nuevo mejor amigo

Adoptar un perro callejero tiene una infinidad de ventajas, principalmente la de ganarse el compañero más agradecido y leal que jamás hayas tenido. Pero para lograr ganarte del todo la confianza del peludo que recién adoptaste, necesitarás mucha paciencia.

Entiende que tu nuevo mejor amigo está viviendo unos cambios muy importantes en un corto periodo de tiempo (casi de la noche a la mañana), y es posible que haya tenido un historial de maltrato. Entonces, adaptarse a su nueva casa, a su nueva rutina y a la realidad de tener un tutor que lo ama, tomará tiempo.

La adaptación es un proceso y cada perro lleva su propio tiempo en atravesarlo. No trates de obligarlo a hacer cosas que le generan miedo o interactuar cuando no se siente seguro. Bríndale un ambiente positivo, estimula su confianza en ti y verás que poco a poco será capaz de superar sus miedos.

Si no puedes adaptarlo, busca la ayuda de las protectoras

Aunque no puedas adoptar en ese momento, hay muchas otras formas de ayudar a un perro callejero. En primer lugar, puedes brindarle un hogar temporal mientras se viabiliza una adopción responsable.

Si vives en España, el artículo 17 del Código de Protección y Bienestar Animal, determina que corresponde a las Asociaciones Protectoras y a los Ayuntamientos, la recogida y la donación de perros abandonados o extraviados, que también están obligadas a contar con atención veterinaria y un servicio de recogida 24 horas.

Pero, en caso de que no puedas contar con el accionar de estas autoridades en tu país, te recomendamos entrar en contacto con algún refugio de animales, una asociación protectora, o incluso con protectores independientes, que se dedican seriamente a rescatar, recuperar y viabilizar la adopción responsable de perros abandonados.

Colabora como voluntario

Finalmente, otra magnifica manera de ayudar a los perros callejeros es ofreciéndote como voluntario en alguna institución que trabaje con el rescate, el cuidado y la promoción de buenos tratos a los animales. ¡Siempre hace falta la colaboración de personas comprometidas con el bienestar animal!

Eduarda Piamore

Licenciada en Filosofía y Técnica en Psicología, Educación y Adiestramiento Canino. Redactora y traductora freelance, apasionada por la escritura y la lectura. Autodidacta en temas relacionados a la Salud Mental, Medicina Natural y Terapias Alternativas para perros y gatos. Voluntaria en el rescate y promoción a la adopción de animales abandonados. Una apasionada admiradora del Reino Animal, fiel a la inagotable fuente de sabiduría de la naturaleza. Latinoamericana, multicultural, un alma viajante

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba