Alergia al polen en perros

0
61

Al igual que nos sucede a los humanos, los perros también pueden padecer de diferentes tipos de alergias y algunas de ellas son capaces de provocar graves daños.

Hoy nos vamos a centrar en la alergia al polen por ser una de las más comunes, erróneamente definida cómo alergia estacionaria por ser principalmente sintomática en primavera.

Desde SoyUnPerro vamos a explicar en qué consiste este tipo de alergia canina, cuales son los síntomas más evidentes que deben ponernos en alerta y por supuesto, cómo combatirla con o sin tratamientos médicos.

También te puede interesar: Síntomas y causas de la conjuntivitis canina

¿En qué consiste la alergia al polen y cómo afecta a nuestro perro?

La alergia al polen alcanza su máximo apogeo en las estaciones de primavera y verano, que es cuando la mayoría de plantas florecen e intentan reproducirse expandiendo el polen que generan.

No podemos hacer gran cosa para evitarla ya que el polen se propaga por el aire y termina invadiendo todas las poblaciones. Sin embargo, existen algunos consejos para evitar que nuestro perro la padezca de forma grave.

Los perros con alergia al polen lo pasan mal en estas estaciones, debido a que comienzan los picores, estornudos y malestar general cómo síntomas inequívocos de que la alergia ya está haciendo mella.

Sin embargo, podemos ayudarles a disminuir los síntomas y en los casos más graves, seguir la medicación que nos proponga nuestro veterinario.

perro jugando con flores

Síntomas de alergia al polen

Los principales síntomas de alergia al polen en canes son bastantes parecidos a los de otras alergias cómo las alimenticias o alergias a factores externos. Nuestro perro comenzará a mostrar esta sintomatología poco a poco, e irá agravándose conforme avance la estación primaveral.

A niveles generales, estos son los síntomas que mostrará un perro con alergia al polen:

  • Estornudos y tos, en ocasiones graves debido a irritaciones en el sistema respiratorio.
  • Enrojecimiento del hocico, las patas, orejas y piel de su cuerpo por diferentes zonas, incluso aparición de pequeños sarpullidos.
  • Nuestro perro comenzará a rascarse con mucha frecuencia, llegando incluso a crear heridas en su cuerpo de tanto rascarse.
  • Sus ojos se pueden enrojecer, mostrando unos síntomas similares a los de la conjuntivitis canina.
  • En ocasiones puede padecer de diarreas injustificadas, creadas por la propia alergias cómo síntoma secundario.

Algunos perros van un paso mas allá y padecen síntomas más graves, sin embargo, estos son los síntomas comunes en perros con este tipo de alergia.

perro en el jardín

Cómo tratar la alergia al polen en perros

Existen dos formas de tratar la alergia al polen y debemos usar ambas para que nuestro perro no lo pase mal y los síntomas no le compliquen la salud.

La primera de ellas es mediante consejos de sentido común, los cuales nos ayudarán a reducir los síntomas de esta alergia:

  1. Evitar salir a pasear por zonas ajardinadas o boscosas, donde el nivel de polen será mucho más alto que en la ciudad.
  2. No permitir que nuestro perro juegue en jardines o zonas con plantas, teniendo especial precaución de que no se roce ni juegue con las principales plantas venenosas para perros.
  3. Cada vez que salgamos de paseo, al regresar debemos limpiar las patas de nuestro perro con una toalla húmeda, para eliminar restos de polen.

Son consejos muy sencillos de seguir y que nos ayudarán a evitar que los síntomas alérgicos se incrementen. Sin embargo, siempre es positivo combinar estos consejos con un tratamiento médico adecuado.

Debemos acudir a nuestro veterinario para que examine a nuestro perro y en función de la gravedad de su alergia, recibir un tratamiento adecuado que generalmente consiste en prednisona o Apoquel, para remitir los síntomas mientras desciende el nivel de polen.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre