¿Pueden los perros comer Plátanos? Beneficios y cantidades

0

Al igual que hemos visto con otras frutas como las naranjas o las mandarinas, los perros pueden comer muchos alimentos que componen nuestra dieta habitual, ya que al igual que los humanos, ellos también tienen una alimentación omnívora.

En cualquier caso, hay que recordar que la base de su alimentación debe ser la carne, y que entre los nutrientes fundamentales deben destacar la proteína y la grasa, por lo que la fruta y la verdura deben ser un complemento, nunca el ingrediente principal. Veamos las propiedades nutricionales del plátano en la alimentación de nuestro perro, cantidades recomendadas y beneficios.

Valor nutricional del plátano en la dieta del perro

El plátano es un alimento muy saludable en la dieta, ya que contiene una serie de nutrientes importantes, entre los que destacan:

  1. Potasio: es un mineral o electrolito que el cuerpo necesita para funcionar normalmente. Interviene en la contracción muscular, incluyendo la del músculo cardiaco. Una dieta rica en potasio ayuda a contrarrestar algunos de los efectos nocivos del sodio sobre la presión arterial.
  2. Vitamina B6: tiene función antiinflamatoria y ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares. Además, regula el funcionamiento de lo eritrocitos. Está presente en otros alimentos como el pescado o las patatas.
  3. Fibra: la fibra consiste en glúcidos no digestibles. Aunque no aporta apenas energía al organismo, ayuda a facilitar el tránsito intestinal.
  4. Vitamina C: es una vitamina hidrosoluble que, aunque no representa un nutriente esencial en el perro (al contrario que en los humanos), ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.
  5. Magnesio: este mineral es un micronutriente fundamental en la dieta, ya que actúa en multitud de reacciones bioquímicas en nuestro organismo.
  6. Antioxidantes: son compuestos presentes en las plantas que permiten reducir el estrés oxidativo en el organismo, relacionado con el envejecimiento celular.

Además, el plátano es un alimento estupendo para combatir la obesidad y el sobrepeso, ya que 100 gramos de esta fruta contiene de media algo menos de 100 kilocalorías (un chuletón de carne de vacuno puede contener hasta 1000 kilocalorías por cada 100 g). Esto hace que podamos usarlo como premio para nuestra mascota, ofreciéndoselo solo o con algún otro alimento que le guste.

¿Tiene el plátano algún inconveniente en el perro?

Los plátanos no tienen ningún inconveniente reseñable para nuestro amigo peludo, siempre que se le ofrezca en una cantidad no excesiva, y que no sea un ingrediente principal en su dieta.

Aunque parezca obvio, que siempre debemos ofrecer pelado, ya que aunque la cáscara no es tóxica, puede presentar barnices u otros productos químicos que se le aplican a las frutas para hacerlas más atractivas y brillantes para el consumidor, lo que puede resultar perjudicial para la salud.

Un consumo excesivo de plátano puede provocar signos perjudiciales leves en nuestra mascota, principalmente diarrea y/o vómitos, además de alteraciones nutricionales como la hiperpotasemia, lo que puede ser especialmente perjudicial en perros con problemas renales o con diabetes, dando lugar a síntomas como debilidad, desorientación o colapso.

Por otro lado, debido a su alto contenido en carbohidratos, en el caso de que nuestro amigo sufra de diabetes o alguna otra enfermedad metabólica, debemos ser cuidadosos con las cantidades de plátano que ofrezcamos para no agravar este problema.

También es importante señalar que, al igual que las personas, los perros pueden sufrir alergias frente a determinados tipos de alimentos. Para comprobarlo y descartar estos problemas, la primera vez que le damos plátano a nuestro amigo es recomendable ofrecérselo en pequeñas cantidades. En el caso de que lo acepte y se lo coma, hay que observar que lo tolera bien y que no observamos ningún problema de intolerancia o alergia alimentaria.

Cómo darle plátano a un perro

Puede que tu perro esté acostumbrado a comer plátano y que ya estés al tanto de los beneficios de esta fruta en la dieta, o puede que nunca se lo hayas ofrecido y no estés seguro de cómo introducir este nuevo alimento en su menú. En cualquier caso, a continuación vamos a explicarte las pautas básicas para ofrecerle esta fruta a tu mascota.

Para empezar, tienes que saber que a no todos los perros les gusta el plátano. Si tu animal es muy glotón puede que se lo coma sin dudar, o si es más exquisito, es posible que lo huela, incluso que lo pruebe, pero que después lo rechace y lo escupa.

La cantidad máxima diaria de plátano recomendada para nuestro perro debe estar adaptada a su tamaño y su peso. Por tanto, si es un perro grande podremos ofrecerle un plátano entero, mientras que si es pequeño lo ideal es que no pase de unas pocas rodajas.

En cuanto a la forma de presentación, existen diferentes formas en que podemos ofrecerle el plátano a nuestra mascota:

  • En puré: podemos introducirlo en algún juguete tipo “Kong” para que el perro se entretenga lamiéndolo durante el tiempo que estamos trabajando o fuera de casa, lo que nos puede ayudar a reducir el nivel de ansiedad por separación en animales que sufran este problema.
  • Congelado: podemos cortarlo en rodajas que introduciremos en el congelador para después dárselas en la comida o como premio, especialmente en los días más calurosos del verano.
  • En forma de “snack”: podemos dárselo como premio solo o mezclado con otros alimentos que le gusten, como mantequilla de cacahuete o yogur.

En conclusión el plátano es un alimento saludable que podemos ofrecer a nuestra mascota, siempre que sea de manera ocasional y en cantidades moderadas, y que no sea en ningún caso un ingrediente principal en su dieta.

Soy licenciado en veterinaria en la Universidad de Murcia, especializado en Fauna Silvestre y Espacios Naturales Protegidos. Guiado más por la vocación que por las perspectivas laborales reales, he realizado diversos voluntariados y prácticas en varios centros de recuperación de fauna silvestre en Europa. A pesar de no dedicarme profesionalmente a este campo en la actualidad, esta formación y experiencias me han enriquecido mucho, sobre todo a nivel personal. Actualmente trabajo en el área de la sanidad animal. Estoy especialmente interesado en la disciplina "One Health", y en concreto, en las zoonosis, esto es, las enfermedades compartidas entre humanos y animales. Nuestro perro es parte de la familia, por eso es importante cuidar de su salud, al igual que de la nuestra. Como veterinario, espero poder compartir información interesante para que conozcas las pautas para mantener a tu mascota feliz y sana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí