Todo lo que debes saber antes de tener un perro

Afortunadamente somos muchas las personas que podemos disfrutar en nuestra vida de la increíble compañía de un perro (o varios perros). Ya sea de raza grande o raza pequeña, adoptado o comprado, cachorro o adulto… lo importante es saber elegir correctamente el perro adecuado para nuestro entorno y necesidades, sin olvidar las necesidades del propio perro.

Hay consejos muy prácticos que debemos analizar y poner en marcha antes de ampliar nuestra familia con un nuevo perrito. ¿Qué debería saber antes de tener un perro? Créeme cuando te digo que te vas a sorprender de la cantidad de cosas que debes saber antes de tener un perro, todas ellas muy importantes.

Antes de tener un perro:  Comprar VS Adoptar

Si estas pensando en comprar un perro, te recomendamos que primero te plantees la idea de adoptarlo. Adoptar a un perro es mucho más económico que comprarlo, además le estarás dando una oportunidad a un perro sin hogar que necesita una familia.

perro en adopción

Los perros adoptados son igual de buenos que los perros comprados, incluso son muchas las personas que afirman que debido a su condición, son incluso más agradecidos que los perros comprados.

No importa la raza, créenos cuando te insistimos en este punto: No importa absolutamente nada si es un perro de raza o un perro mestizo ¿o acaso tu eres de raza?. Te invitamos a que te informes un poco más sobre los perros mestizos aquí:  ¿Qué es un perro mestizo?

Antes de tener un perro:  El tamaño SI importa

Debemos valorar y mucho que es lo que podemos ofrecer a un perro antes de adquirirlo. Si disponemos de un piso pequeño obviamente no debemos acoger a un perro de gran tamaño, ya que no estaría a gusto. Un perro de tamaño medio o pequeño es más indicado.

Si disponemos de una gran casa con un amplio jardín donde nuestro perro pueda jugar y correr, entonces podremos optar también por perros de tamaño grande o gigante.

Es una irresponsabilidad enorme no disponer de espacio y adoptar un perro que requiera de espacio para ser feliz. Nunca adoptes o compres perros de tamaño grande o gigante si no cuentas con un gran jardín donde puedan ser felices.

Antes de tener un perro:  La importancia del clima

No todos los perros se adaptan bien al sur de España o al norte de Argentina, cada perro es un mundo. Durante muchos años han evolucionado en función de su entorno, de forma que los perros que viven en lugares muy fríos han desarrollado grandes defensas como un pelo más recio y abundante o un nivel extra de grasa, para protegerse del frío.

Un perro de la raza “Mastín” está más indicado para vivir en lugares con climas fríos que para vivir en las Islas Canarias o en Andalucía, donde todo el año hace calor….

Debemos ser conscientes de que dependiendo del clima de la zona de donde vivamos, podremos optar por unas u otras razas diferentes. Si los perros son mestizos, debemos analizar por nosotros mismos su condición (si se asemejan a

san bernardo en la nieve

perros que vivan en ligares fríos como los Mastines, Haskys, etc…).

De igual manera, un perro poco adaptado a una climatología fría no está recomendado para lugares donde las temperaturas son bajas. No olvides consultarlo en la protectora o criador, es un punto muy importante a tener en cuenta.

Recuerda que un perro no es un trasto para tener atado en el jardín, si buscas un perro solo para que vigile tu casa y/o tu jardín, por favor no lo tengas y mejor contrata una alarma.

Antes de tener un perro:  ¿Cachorro o Adulto?

Todo el mundo parece derretirse cuando le plantan un cachorrito delante, algo muy normal pues nos inspiran mucha ternura. Pero adoptar un cachorro conlleva grandes responsabilidades, ya que los cachorros no pueden salir de casa hasta que estén completamente vacunados (normalmente hasta los tres meses de edad).

Eso significa que harán pis y caca por toda la casa durante ese periodo de tiempo, además requerirán una atención constante. Su educación requerirá de grandes dosis de paciencia y cariño, no es algo que se haga en unas semanas, una buena educación requiere de meses de trabajo. Puedes ver más información sobre como educar a un cachorro aquí:  Consejos básicos para educar a un cachorro.

En resumen, un cachorro es sinónimo de mucho trabajo y dedicación. Asegúrate de disponer de todo ese tiempo y paciencia, antes de adquirir un cachorrito.

Los perros adultos por lo general son bastante más tranquilos que los cachorros, la mayoría incluso están ya educados y saben hacer sus necesidades fuera de casa. No obstante si adoptas o compras un perro adulto y aun no sabe, puedes enseñarle siguiendo estos sencillos pasos: Cómo enseñar a un perro a hacer pis y caca fuera de casa.

Antes de tener un perro:  Mis necesidades – Sus necesidades

Otro factor muy importante es valorar para qué queremos un perro. Si por ejemplo queremos que nos haga compañía en casa, salir con el a jugar y pasear, etc….  Bastará con un perro de tamaño mediano o pequeño (también puede ser grande si disponemos de mucho espacio) y cuyo carácter sea tranquilo. Es muy importante valorar el carácter de un perro, ya sea cachorro o adulto.

Si además de hacernos compañía y jugar con el, queremos que nos acompañe a hacer ejercicio (ir en bici, patines, correr….), entonces debemos cerciorarnos de que nuestro perro sea enérgico. Determinados perros como los utilizados en pastoreo, tienen una energía muy superior al resto de perros. Pueden ser una gran opción si queremos ejercitarlos junto a nosotros.

Recuerda que si adquieres un perro enérgico, deberás realizar deporte con el a menudo. No sirve salir a correr una vez por semana y fin… para eso mejor busca un amigo. Los perros de pastoreo por ejemplo, requieren de ejercicio todos los días, sin excepción.

Existen infinidad de perros que requieren poco ejercicio diario, que simplemente les basta con un paseo y con jugar un poco. Decide bien que tipo de perro quieres tener ya que no todos son iguales.

perro corriendo con su dueña

Antes de tener un perro:  ¿Cuanto tiempo le vas a dedicar?

Te sorprenderás al saber que los perros necesitan que les dediquemos muchísimo más tiempo del que puedas imaginar. No todo es sacarlos a hacer un pis y darles un paseo…. Debemos jugar con ellos, preparar sus comidas, sacarlos como mínimo tres veces al día todos los días, cuidarlos, bañarlos, educarlos…. Si piensas que con una media hora libre al día tienes suficiente tiempo para atenderlo, mejor cómprate o adopta una planta.

Algunos perros, principalmente los de raza pequeña, requieren menos tiempo en los paseos. Pueden ser una gran opción para personas que no disponen de mucho tiempo libre para pasear (aunque eso no significa que no tengas que bajarlo tres veces como mínimo al día a hacer sus necesidades y pasear un poco).

Si no dispones de tiempo libre, no tengas un perro. Ellos necesitan estar contigo, que los cuides, que los pasees y que simplemente les dediques algunas horas al día para que se sientan felices.

Antes de tener un perro:  Inicio complicado….

No pienses que vas a comprar o adoptar un perro y todo va ser de color de rosa en tu vida…. Los inicios siempre son un poco complicados ya que debemos educar, marcar rutinas y conocer a fondo a nuestro perro.

Es muy habitual que hagan destrozos en casa mientras los educamos o adiestramos, por lo que no debes enfadarte si se comen tu zapatilla, tu mesa o la pared…..

Los perros adultos pueden amoldarse con mayor facilidad a nuestras rutinas, pero los cachorros solo piensan en jugar, comer y dormir… Así que no desesperes y recuerda que todo el mundo necesita un buen saco de paciencia antes de tener un perro.

perro rompiendo papeles

Antes de tener un perro:  Gastos fijos y gastos variables

Tener un perro no es económico, si no dispones de recursos financieros… replantéate muy seriamente el tener un perro. Todos los perros sin excepción, tienen unos gastos fijos y unos gastos variables que pueden llegar a ser muy elevados.

En los gastos fijos debemos incluir el gasto mensual de su alimentación, algo que no es barato. Olvídate de darle sobras a tu perro o de comprar un pienso barato, debes mirar por su salud y en consecuencia alimentarlo con un pienso de calidad. Puedes aprender a valorar un pienso por su calidad aquí:  Cómo saber si el pienso de mi perro es de calidad.

También debemos contar con los gastos antiparasitarios, como la pipeta mensual que debemos ponerle y el collar antiparasitario. Un buen champú antiparasitario también es muy recomendable, ya que debemos bañar a nuestro perro una vez al mes (a niveles generales, si es un cachorro y se ensucia más a menudo… quizás necesite más baños mensuales).

En los gastos fijos también entran las vacunas que debemos ponerle todos los años de su vida, el coste de su cama, comedero y bebedero, el coste de su correa de paseo y collar, etc…

Como gastos variables están las consultas veterinarias, ya que si nuestro perro enferma deberemos acudir al veterinario para realizarle las correspondientes pruebas. También debemos realizar consultas de revisión cada pocos meses.  Las pruebas veterinarias son por lo general muy caras, por lo que debes contar con un dinero extra para estos inconvenientes.

En resumen, no pienses ni por un instante que tener perro es gratis. Debemos disponer de una buena economía para poder atender los gastos que nuestro perro genere. Si tienes pensado comprar o adoptar pero tu economía no te lo permite, por favor, no lo hagas.

Antes de tener un perro:  Aseo, niños y seguros….

El aseo es un aspecto fundamental para nuestro perro, como hemos mencionado anteriormente, debemos mantenerlo limpio y desparasitado. Para ello debemos bañarlo una vez al mes (o más dependiendo de las situaciones) y mantenerlos desparasitados.

También debemos cepillar su pelo y revisar su cuerpo en busca de posibles problemas (espinas clavadas en las almohadillas de las patitas por ejemplo). Todo esto sin olvidar limpiar sus orejas con cierta frecuencia, tal y como explicamos aquí:  Aprende a limpiar correctamente las orejas de tu perro.

Si tenemos niños pequeños en casa, debemos enseñarles a respetar al perro. Un perro NO es un juguete, recuerdalo siempre y haz que tus hijos lo comprendan.

niño y perro jugando

Algunos perros como los denominados PPP (perros potencialmente peligrosos) requieren de un seguro obligatorio específico, además de una licencia para poder tenerlos. Quizás esta clase de perros no sean los más recomendados para entornos con niños, aunque os recordamos que no existen perros malos, sino dueños irresponsables.

Entonces…. ¿Qué tiene de bueno tener un perro?

Aunque las obligaciones nos puedan abrumar, lo cierto es que no son más que por ejemplo tener un hijo o una pareja a la que amar y cuidar.

Tener un perro tiene un montón de beneficios que valorarás y mucho con el tiempo. Es un nuevo miembro de la familia y como tal debes cuidarlo, quererlo y compartir tu vida con el.

Tu perro te dará todo el cariño y compañía que necesites, te alegrará los días con sus juegos y fiestas. También te obligará a salir a pasear todos los días, por lo que harás más ejercicio y además conocerás a más gente de tu barrio que también tenga perro, lo que estimula tu vida social y la suya al conocer a otros perritos.

Dale una buena educación, respeto y cariño…. y créeme cuanto te aseguro que lo querrás más que a ti mismo. Disfruta de tu perro :)

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  :) ¡Gracias!

3 Comentarios

  1. Los perros son sin duda los mejores compañeros de vida. Su lealtad, belleza, compañerismo y comprensión son sencillamente el mejor regalo que podemos tener en esta vida.:)

  2. Buenos consejos para quienes nunca han tenido un perrete en su vida :)

  3. Muy buena información dais siempre en esta web, la gente debería saber estas cosas antes de coger un perro porque luego tenemos las tasas de abandono que tenemos….

Comments are closed.