Coronavirus canino

0

El coronavirus canino es una enfermedad infecciosa que, aunque suele tener un buen pronóstico de recuperación, sin la atención adecuada puede ocasionar mayores problemas de salud en nuestro perro.

Desde SoyUnPerro explicaremos cómo se contagia este virus, cuales son las mejores técnicas para prevenirlo y en caso de contagio, cómo debemos curar a nuestro querido perro.

¿Qué es el coronavirus?

El coronavirus está provocado por un virus que afecta a los perros independientemente de su edad, de su raza o de su género. Pese a ello sí que hay algunos factores que pueden hacer que la incidencia sea mayor, pues se sabe que los cachorros son más propensos a contraer esta enfermedad. Esto se debe a que su sistema inmune y su aparato digestivo aún son inmaduros.

Igual que ocurre con el resfriado en perros, se trata de una enfermedad que no tiene cura, por lo que debe pasarse tratando los síntomas. No hay posibilidad de cronificación, pues se trata de una patología de curso agudo. Es, además, muy infecciosa, pero si es tratada a tiempo, no suele dejar secuelas en el perro.

coronavirus en un perro

¿Cómo se contagia el coronavirus entre perros?

La vía de contagio entre perros del coronavirus es a través de las heces. Un perro puede contraer el virus por contacto fecal-oral, cuando olisquea o come heces de otro can enfermo.

Por ello, uno de los principales grupos de riesgo, además de los cachorros, son aquellos perros que presentan una alteración de la conducta conocida como coprofagia canina. Es decir, que por diversas causas ingieren heces de animales.

Principales síntomas del coronavirus canino

El coronavirus canino empieza a provocar síntomas en el perro una vez pasado el periodo de incubación, que suele tener una duración de 24 a 36 horas. Tras esta fase, los signos más evidentes de la enfermedad son:

  • El perro pierde el apetito
  • Tiene fiebre alta, que puede superar los 40ºC
  • Tiembla
  • Se muestra aletargado
  • Vomita
  • Presenta signos de deshidratación
  • Tiene dolor abdominal
  • Padece diarrea, con sangre, moco y mal olor.

Este último síntoma es uno de los más característicos del coronavirus canino y se produce porque este virus ataca las microvellosidades del intestino. Éstas son células importantes para la absorción de los nutrientes y, al perder funcionalidad, aparece la diarrea súbita y se inflama el aparato digestivo.

Si detectas uno o varios de estos síntomas en el perro, lo mejor es que lo lleves con el veterinario tan pronto puedas, para que realice las pruebas necesarias y dé un diagnóstico.

perro enfermo

Tratamiento del coronavirus en perros

Durante la consulta veterinaria el especialista examinará al perro, tomará nota de los síntomas que has podido observar y, de confirmarse que se trata de coronavirus canino, recomendará un tratamiento paliativo.

Puesto que no hay cura y hay que esperar a que la enfermedad pase, los medicamentos recetados serán para aliviar los síntomas y prevenir posibles complicaciones.

El tipo de medicamento a administrar dependerá de cada caso en particular. Por ejemplo, si el perro está deshidratado, se deberán reponer sus fluidos corporales. Si el can no come, le darán estimulantes para el apetito. Además, los antivirales ayudarán a que la carga vírica disminuya y los antibióticos controlarán infecciones secundarias provocadas por el virus.

Por último, los fármacos procinéticos, destinados a mejorar los procesos del tracto digestivo, también suelen recetarse en estos casos. Con ellos se busca cortar la diarrea y evitar los vómitos.

Es importante que no automediques al perro, pues los medicamentos incorrectos pueden causarle daños mayores. Y eso es lo último que queremos, ¿verdad? Por eso, sigue siempre las instrucciones que te dé un profesional colegiado y ante cualquier duda, pregunta en la clínica.

¿Se puede prevenir el coronavirus?

Sí, se puede. Para prevenir que un perro contraiga el coronavirus canino y que se mantenga sano, es fundamental mantenerlo alejado de otros perros enfermos y evitar que coma heces de animales.

En cachorros se puede seguir una dieta suplementada en nucleótidos, inmunoglobulinas y prebióticos para fortalecer su sistema inmunitario, evitar que los patógenos del coronavirus se unan a la mucosa intestinal y estimular el crecimiento de bacterias beneficiosas que ayuden a mantener el equilibrio intestinal.

Además, es fundamental seguir el programa de vacunas establecido, del que te puede informar el veterinario. Por otro lado, mantener una buena higiene y lavar a menudo los juguetes del perro, las mantas que utiliza y otros accesorios, también reduce los riesgos de infección.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre