perro-escuchando

La comunicación entre humanos y perros no siempre es correcta y sin embargo, nos pasamos el día hablándole a nuestro perro como si nos entendiera absolutamente todo.

Hablar con nuestro perro no es algo nocivo, sin embargo, debemos centrarnos en enseñarle palabras que el pueda identificar. Lo que conocemos cómo “ordenes de trabajo”, las cuales ayudarán a nuestro perro a saber que esperamos de el.

El lenguaje canino

Cuando decimos “hablar con tu perro”, no significa sentarte durante horas a conversar sobre tus problemas; en realidad, nos referimos a establecer con él un sistema de comunicación basado en el entrenamiento, la obediencia y el refuerzo positivo.

Las órdenes son imprescindibles durante el entrenamiento; sin embargo, es necesario que acompañes las palabras de gestos. Los perros identifican cerca de 200 palabras, pero el lenguaje corporal es un elemento determinante para que entienda lo que dices.

Por esta razón, hablar con tu perro implica asociar cada orden a un gesto específico, debes utilizar ambos cuando quieras que tu perro haga algo. Además, es necesario que conozcas lo que significan algunos de sus gestos:

  • Destruir o romper cosas cuando no estás en casa: refleja estrés y aburrimiento.
  • Levantar la pata: es una postura típica de caza, tu perro la hace cuando percibe un olor interesante.
  • Extender las patas delanteras y agachar la cabeza: te invita a jugar.
  • Bajar las orejas y la cola: está asustado.
  • Gruñir y mostrar los dientes: está molesto, es posible que ataque en cualquier momento.
  • Empujarte con el hocico: trata de obtener tu atención.

Estos son algunos de los signos que ayudarán a entenderlo, ¿pero cómo hablar con mi perro? Atiende a las siguientes recomendaciones.

perro-recibiendo-ordenes-de-su-humano

 Atrae su atención

Antes de comenzar a ordenar algo, asegúrate de que tu perro te esté viendo, de nada sirve dirigirte a él si está entretenido con un juguete. Para esto, basta con acostumbrarlo a mirarte cuando utilizas su nombre en voz alta, pero sin gritar.

Entrenamiento

Es imposible hablar con tu perro si está entrenado. Enseñarle su nombre y a acudir a tu llamada son los primeros pasos, pero luego necesitas que aprenda otras acciones, como sentado, quieto, aquí, tranquilo, échate y bien.

Estos comando puedes enseñárselos por tu cuenta o asistir juntos a clases de entrenamiento canino. Recuerda que debes acompañar las órdenes de un gesto para reforzarlas; además, elige palabras que se diferencien bien entre sí y pronuncia de forma clara, así evitarás que el perro se confunda.

Sé coherente

Resulta gracioso, pero muchas veces pretendemos que nuestros perros adivinen lo que queremos. Imagina este escenario: enseñaste a tu perro a acudir ante la palabra “Aquí”, pero cuando quieres llamarlo utilizas frases del tipo “Ven aquí de una vez” o “Te he dicho que vengas”.

¿Te sientes identificado? ¿Cómo hablar con mi perro si no soy consistente con las palabras que utilizo? Por esta razón, insistimos: utilizar siempre la misma palabra y gesto; de lo contrario, añadir frases más largas solo generará confusión en tu perro y frustración en ti, provocando que grites y llevando estrés a situaciones sencillas.

Ofrece premios

El refuerzo positivo es la mejor manera de comunicarte con tu perro. Utilizar premios comestibles, pero también caricias y frases de felicitación, son imprescindibles para que tu perro comprenda que ha realizado la orden correctamente.

perro-recibiendo-una-chuchería-como-premio

Refuerza el aprendizaje

Ofrecer premios y utilizar las órdenes correctas no sirve por si solo, debes valerte de la repetición para que el aprendizaje sea procesado por tu perro. Habla con él a diario, repite las órdenes enseñadas el día anterior y dale recompensas, solo así la comunicación será óptima.

Ten paciencia

La relación con tu perro debe basarse en el amor y la compresión, sobre todo en entender que pertenecen a especies distintas y ambos necesitan adaptarse para llevar una convivencia armoniosa.

¿Cómo hablar con un perro sordo?

Reforzar un comando con un gesto es muy efectivo, pero ¿qué ocurre con los perros que sufren sordera? En estos casos, debes prescindir de las órdenes por voz y enfocarte solo en los gestos, cuidando que sean muy claros y específicos para cada orden.

Para llamar su atención, es recomendable dar algunos golpes en el suelo, ya que percibirá las vibraciones; puedes acostumbrarlo a acudir a tu llamada de esa forma cuando están en casa, fuera de ella, no se recomienda dejarlo sin correa, a menos que te encuentres en un parque cerrado y seguro.

Además, sugerimos acudir a sesiones de entrenamiento canino para comunicarte de forma más eficiente con tu perro sordo.