Ascitis en perros: síntomas y tratamiento

0
1149

La ascitis en perros puede alertarnos sobre un trastorno o enfermedad grave. Por ello, aunque en un primer momento este derrame de líquido en el abdomen pueda parecer un problema menor, conviene prestarle mucha atención.

Desde SoyUnPerro vamos a explicar las causas de la ascitis en perros, como son sus síntomas y que tratamientos son los más habituales.

También te puede interesar: Síntomas de una insuficiencia cardíaca en perros

¿Qué es la ascitis canina?

La ascitis, en sí misma, no es una enfermedad. Se trata más bien de un signo, que no suele ser de extrema gravedad. Sin embargo, sí nos puede indicar que un perro está padeciendo un trastorno o un problema de salud que requiere de tratamiento urgente.

Solo en algunos casos, el edema puede presionar el diafragma y provocar problemas de respiración en nuestros amigos peludos. El fluido acumulado de forma anormal en la cavidad del abdomen puede proceder de órganos internos, vasos sanguíneos o, incluso, de los nódulos linfáticos.

Por ello, es importante que un veterinario pueda identificar la causa subyacente. De este modo podrá valorar cuál es la gravedad de la ascitis y el estado de salud del perro.

perro con ascitis

Principales causas de la ascitis en perros

La ascitis canina puede estar relacionada con factores diversos. Por ello, antes de dar un diagnóstico, el especialista realizará varias pruebas para identificar qué está provocando la ascitis canina. Las causas más probables son:

  • Niveles bajos de proteína en sangre
  • Problemas de coagulación de la sangre
  • Tumores sangrantes (cáncer)
  • Una insuficiencia cardíaca congestiva
  • Un traumatismo con rotura en órganos internos
  • Rotura de vasos sanguíneos
  • Enfermedades relacionadas con el hígado
  • Trastornos del riñón como el síndrome nefrítico en perros

Un perro con ascitis puede presentar varios síntomas, que pueden aparecer de repente o de forma progresiva según la causa que los provoque.

Síntomas de la ascitis en los perros

Uno de los signos más evidentes de la ascitis es la distensión abdominal que se produce. Es decir, que el vientre del perro se muestra excesivamente hinchado. Además, esto puede venir acompañado por otros síntomas como:

  • El perro no quiere comer

  • Pese a la falta de apetito, aumenta de peso

  • Se muestra aletargado y más cansado de lo normal

  • Vomita

  • Siente dolor y gime al acostarse

  • Tiene dificultades para respirar

Si nuestro perro muestra algunos de estos signos, es importante que lo llevemos lo antes posible a un veterinario para que pueda examinarle.

perro con ascitis en veterinario

¿Cómo se diagnostica y se trata la ascitis?

En la consulta veterinaria el especialista podrá realizarle al perro varias pruebas diagnósticas. Algunas de las más habituales, en el caso de la ascitis canina, son las radiografías y las ecografías abdominales.

Además es posible que le hagan exámenes de orina para obtener más datos antes de recomendar un tratamiento. Normalmente, se hará también un vaciado del líquido que hay acumulado en el abdomen y éste se analizará para determinar la causa que ha provocado la ascitis.

En función de ello, los pasos a seguir pueden variar. Si hay infección, probablemente haya que administrarle al perro medicamentos antibióticos. Sin embargo, si hay un tumor, es posible que haya que recurrir a la cirugía. El veterinario será la persona que podrá determinar cuál es la mejor opción en cada caso.

Una vez en casa es importante seguir el tratamiento indicado y realizar controles periódicos de seguimiento para que el profesional pueda ver la evolución del perro. También es recomendable que restrinjamos la cantidad de sal en su dieta, pues el sodio hace que los fluidos corporales se acumulen, algo que debemos evitar.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre