Enfermedad inflamatoria intestinal en perros: IBD

En la actualidad la IBD o Enfermedad inflamatoria intestinal, es una de las enfermedades más comunes y de reciente evolución que podemos encontrar en perros. Aunque hay múltiples estudios científicos corroborados sobre sus posibles tratamientos, lo cierto es que no siempre se consigue ganar a esta enfermedad que afecta a gran parte del sistema digestivo de un perro.

Se trata de una enfermedad evolutiva-degenerativa que va agravando los daños que produce en el perro. Por suerte existen algunos tratamientos que a niveles generales son eficaces, aunque no todos los perros los toleran, por lo que nunca está de más conocer las alternativas. Vamos a explicar en que consiste esta enfermedad y cuales son sus posibles tratamientos.

IBD en perros

¿Qué es IBD, cuales son sus síntomas y cómo afecta a un perro?

Se conoce cómo IBD (Inflammatory bowel disease en inglés) a toda enfermedad inflamatoria intestinal crónica que afecta o puede afectar al sistema digestivo de un perro.

Consiste en la inflamación del tubo digestivo o de las paredes del intestino y puede ocasionar graves problemas en la salud de un perro:

  • Úlceras
  • Sangrado
  • Dolor abdominal
  • Diarreas y/o vómitos
  • Delgadez moderada o extrema
  • Debilitación, anemia

Al inflamarse el intestino o parte de la pared intestinal, la absorción de nutrientes disminuye considerablemente provocando lo que se conoce cómo síndrome de la mala absorción. Esto provoca que el perro no pueda absorber correctamente los nutrientes de los alimentos, adquiriendo importante carencias nutricionales y mostrando una delgadez progresiva que puede derivar en extrema.

Otros importantes síntomas cómo las diarreas o las diarreas con sangre también son notorios conforme se agrava la enfermedad.

perro con delgadez extrema

¿Cómo puede contraer una IBD o Enfermedad inflamatoria intestinal un perro?

Una IBD no es algo que se contagie mediante un virus o bacteria, por lo que no es una enfermedad contagiosa. Existen múltiples causas por las que se sospecha que un perro puede contraer una IBD, entre las que se encuentran:

  • Una alimentación de mala calidad
  • Ingesta continuada de toxinas
  • Respuesta alérgica
  • Enfermedad inmunomediada
  • Derivación de otra enfermedad

Una alimentación de mala calidad puede deteriorar el sistema digestivo de nuestro perro, dañándolo seriamente y en ocasiones de manera irreversible. Debemos cuidar mucho la alimentación de nuestro perro, para evitar precisamente enfermedades cómo esta.

La ingesta de toxinas también cumple un papel importante a la hora de desarrollar una IBD. Por eso es importante cuidar tanto la alimentación de nuestro perro cómo los materiales de sus juguetes y comedero / bebedero.

Una respuesta alérgica a un factor externo o nutricional también puede producir una IBD. Aunque cuando se trata de alergias por lo general suelen mostrarse en conjuntos otros síntomas muy concretos: Alergias comunes en perros.

IBD Inmunomediada por un mal funcionamiento del organismo de nuestro perro, que por algún motivo “cree” que existe un peligro atacando al tracto intestinal del perro.

Una IBD también puede aparecer cómo síntoma secundario de otra enfermedad, cómo por ejemplo el Síndrome de Addison en perros.

perro comiendo sano

Tratamientos para la Enfermedad inflamatoria intestinal o IBD en perros

Cualquier tratamiento debe ir siempre supervisado por un veterinario, el cuál será quien nos recete los medicamentos adecuados al problema de nuestro perro y la cantidad optima en función de su peso.

A niveles generales, los medicamentos utilizados para tratar una Enfermedad inflamatoria intestinal o IBD son:

  • Prednisona (corticoides)
  • Metronidazol

La prednisona se utiliza en dosis antiinflamatorias cómo terapia de choque para ir disminuyendola despues y valorando. A modo de dos a cuatro miligramos por kilo de peso y día, en dos tomas (cada 12 horas). Mientras que el Metronidazol se utiliza cómo potente anti-bacteriano y antiparasitario en complemento con la prednisona, a modo de diez a treinta miligramos por kilo de peso y día, dividido en dos tomas (cada 12 horas).

Otro tratamiento alternativo para cuando el primero no consigue los efectos deseados consiste en:

  • Azatioprina

La Azatioprina es un potente derivado de la purina, un inmunosupresor que a niveles generales actúa cómo un potente corticoide pero sin sus efectos secundarios. Aunque eso no significa que no tenga efectos secundarios. Suele administrarse a modo de dos miligramos por kilo de peso y día en una sola toma diaria.

Tratamiento nutricional para perros con IBD

EL tratamiento de un perro con IBD no sólo consiste en tomar una medicación concreta, sino que hay que complementarlo con una alimentación adecuada. No podemos alimentar a un perro con IBD con un pienso de mala calidad o con ingredientes tóxicos.

A niveles generales se recomienda alimentar a los perros con IBD con una alimentación baja en grasa y en fibra, sin excederse tampoco en proteínas. Dada la calidad de los piensos comerciales, la mejor opción es alimentar a nuestro perro con alimentos 100% naturales.

¿Cómo prevenir una IBD en mi perro?

No es algo que se pueda prevenir y nuestro perro quede completamente protegido, pero se pueden tomar medidas para evitarla en lo posible.

Una alimentación basada en alimentos naturales y libre de químicos y alimentos procesados, es la mejor prevención. No hay ingredientes mágicos ni hierbas especiales…. simplemente basta con una alimentación sana y una vida saludable.

Si tienes alguna duda, puedes dejarla también en los comentarios (no hace falta registro), respondemos al 100% de las consultas.

¿Te ha gustado el artículo, te ha sido de utilidad? Ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  :) ¡Gracias!

26 Comentarios

  1. Hola Noelia,

    En primer lugar comentarte que la operación es muy poco recomendable para tomar muestras, sobre todo hoy en día que se puede hacer a través de endoscopia (sin necesidad de abrir, simplemente sedando). Esa cirugía a la que ha sido sometido es muy agresiva e invasiva, muy poco recomendable (tu veterinario debió haberte recomendado una endoscopia). No obstante, lo hecho, hecho está.

    Si, los antibióticos destruyen en gran medida la microbiota (flora intestinal) por lo que tienen mucho que ver en el avance de una IBD. Por otro lado, no todos los perros responden bien ante la prednisona, y aunque respondan bien, esta suele dejarles muy “tirados” ya que debilita (suprime) su sistema inmune natural. Tambien existen alternativas a la prednisona, pero debe recetarlas el veterinario.

    Mi consejo es que consultes nuevamente con tu veterinario, si ya tiene diagnosticada IBD hay que localizar qué es lo que la origina. Además, necesitarás una dieta casera muy baja en grasa que sea altamente asimilable (si no es alérgico al pollo ni al cereal, mira esto: https://soyunperro.com/arroz-pollo-zanahoria-perros/ ).

    Por otro lado, sería muy recomendable hacer las pruebas del síndrome de addisón (https://soyunperro.com/sindrome-addison-perros/ ) las cuales son muy sencillas y nada invasivas. Todo esto obviamente bajo supervisión veterinaria.

    Mi perro pasó por esa misma situación, visité decenas de clínicas e incluso consulte con las universidades (catedráticos) donde se da veterinaria. El mejor centro que encontré, donde diagnosticaron a mi perro y por suerte también dimos con el tratamiento adecuado, es este: https://bit.ly/2UpFf2n (pregunta por David, si el centro te pilla cerca de casa).

    Saludos, ánimo y suerte

  2. Hola. Tengo un boxer de 23 meses que presenta síntomas de IBD desde hace 6 meses. Anterior a estos síntomas tuvo un estafilococo aureus en el pulmón y estuvo 7 meses tratado con antibióticos.
    Hace tres semanas le operaron para tomar muestras, (abrieron). Desde entonces a caído en picado, llegando a delgadez extrema y muy apático. Tengo dos preguntas:
    Es posible que tanto antibiótico haya llegado a provocar está enfermedad?
    No sé qué le está haciendo avanzar tan rápido la enfermedad en las últimas semanas. Podría ser la agresividad de la operación o que la prednisona no esté funcionando?

  3. Hola Oscar,

    No te preocupes, generalmente suele tratarse de una enfermedad autoinmune que va avanzando con el crecimiento del perro. Personalmente no creo que las latas hayan tenido nada que ver. Debes hacer alguna prueba más para saber cuál es el motivo de esa IBD, entre ellas debes hacer la prueba del síndrome de addisón (tu veterinario simplemente coger un par de muestras de sangre: https://soyunperro.com/sindrome-addison-perros/). Así si da positivo, será más sencillo controlar la IBD controlando el Addisón (medicación mediante pinchazo mensual).

    Si no tiene Addisón, entonces es complejo detectar el origen de la enfermedad, pero puede ser tratada con una medicación específica a base de corticoides y antibiótico (tu veterinario te dará todos los detalles y recetas necesarias).

    Una dieta baja en grasa puede ser de gran ayuda (piensos bajos en grasa), aunque lo mejor sería la alimentación natural (BARF) adaptada para un perro con IBD (debes consultar a un nutricionista canino para que te prepare algunas recetas aptas para tu perro). Por si te sirve de ayuda, uno de mis perros tiene IBD y tiene una vida totalmente normal, se controlaron las diarreas y consiguió recuperar su peso :)

    Saludos y ánimo

  4. acaban de diagnosticarle a mi perro de 3 años IBD. Desde que nació tenía diarrea, estuvo casi un año, hasta que le dimos un pienso especial “digestive care” y todo ha ido muy bien. En verano, al no comer, le dabamos cada dia lata del supermercado junto con su pienso, y al volver de vacaciones ha sido cuando se ha desarrollado todo. Puede ser que la enfermedad ya le viniera desde que nació y que al darle ese tipo de latas se le haya desarrollado más? Quería saber si es posible que volviendo a su pienso de siempre pueda volver a estar bien, o si ya su cuerpo no lo tolera y habría que buscar otro tipo de pienso o que haya sido todo culpa de las latas y su pienso que ha tomado 2 años sin problema pueda seguir tolerándolo.

  5. Hola Jackie,

    No podemos darte asesoramiento veterinario pues para diagnosticar a un perro hay que examinarlo y hacerle pruebas. Pero podemos darte algunos consejos que hemos visto que parecen tener efectos positivos, cómo por ejemplo no usar concentrados / croquetas, en su lugar, cuece arroz y añade carne de pollo. Puedes hacer una cantidad grande para que dure tres días, y guardar en el refrigerador, pero antes de dar su ración a tu perro, deja que se temple, que esté a temperatura ambiente. La comida natural a base de arroz y pollo parece ayudar bastante, deberás probar al menos dos semanas para valorar resultados. No incluyas huesos, solo carne (puedes cocer los muslos de pollo con el arroz y luego deshuesar y tirar los huesos). Otro consejo es probar las células madre, parecen funcionar: https://soyunperro.com/celulas-madre-perros/ y cómo consejo, hacer la prueba de addison, es sencilla: https://soyunperro.com/sindrome-addison-perros/

    Saludos y ánimo

  6. Hola. Desde enero mi perrita ha estado enferma. Tiene 14 años, es cocker. La hemos llevado, primero con su vet de cabecera, pero no funcionó el tratamiento. Luego a un hospital veterinario reconocido y moderno. El primer diagnóstico en el hospital giardias, se le dio el tratamiento y al mes nuevamente mal. Heces con sangre, moco, vómitos, diarrea. Algunos días mal otros bien. Nuevamente exámenes y el mismo diagnóstico, otra vez tratamiento. Lo último fue quistes hace 2 meses, otra vez tratamiento. Hace 1 mes sólo le salió en el examen de heces la microbiota alterada, pero ella sigue mal, muy delgada y decaída. Algunos días se recupera, casi siempre come su concentrado holistico de salmón recetado en la vet. Ahora nos dijeron que le demos metronidazol, pues parece que tiene el intestino muy inflamado, qué opinan ustedes? Mil gracias por su atención y respuesta.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre