Beagle – Características y cuidados


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

0

El Beagle es un perro de tamaño pequeño que durante años ha sido el elegido en muchos hogares para ser el perro de la familia, lo cual es comprensible porque se trata de perros bonitos y sociables, además de muy cariñosos con los niños.

A pesar de conservar casi intacto su fuerte instinto de caza, suele ser un perro leal y amable que se muestra en todo momento deseoso de complacer a su dueño.Aunque en ocasiones, puede ser un poco cabezota.

Se integra sin ningún problema dentro de un ambiente hogareño y en poco tiempo consigue convertirse en un miembro más de la familia. ¿Quieres saber más sobre el? Vamos allá.

El Beagle y su carácter

El Beagle es un perro muy inteligente y en ocasiones también bastante travieso. Esas son las dos virtudes que hacen de él un compañero tan querido por los más pequeños de la casa. Una vez instalados en nuestro hogar, se adaptan con rapidez y participan de todo cuanto sucede a su alrededor.

Su temperamento natural les inclina a estar siempre cerca de las personas y de otros animales de su entorno. Siempre ávidos de compañía y atención, odian permanecer largo tiempo solos. Cuando esto sucede son propensos a aullar, pudiendo causar molestias a los vecinos.

Otra de sus características más destacadas es su excepcional capacidad de rastreo, herencia de sus orígenes como perro de caza. Son exploradores natos, curiosos, inquietos y muy divertidos aunque algo testarudos en ocasiones.

beagle cazando

Características de la raza Beagle

El Beagle es un perro de tamaño medio con un promedio de vida de unos 12 años. Los adultos llegan a pesar alrededor de 15 kg y alcanzan entre 35 y 40 cm de altura a la cruz.

Su complexión es cuadrada, es decir, su altura y longitud son prácticamente iguales. Su cabeza es de tamaño grande en relación con el tamaño de su cuerpo, si bien las cabezas de las hembras son ligeramente más finas. Su cuello es largo y su hocico grande y ancho, como corresponde a un perro rastreador.

La posición de sus ojos, bastante más separada que en otras razas, les confiere esa expresión tan adorable. Sus orejas son largas, redondeadas y suaves al tacto.

La cola del Beagle, moderadamente larga, está casi todo el tiempo en movimiento. Precisamente sobre la cola hay un dato curioso: para que sea considerado un auténtico Beagle, la punta de la cola del perro debe ser de color blanco.

Esta característica fue introducida siglos atrás por los criadores para que el perro fuera visible cuando se encontrase rastreando con el hocico pegado al suelo

El pelaje es corto y muy resistente al agua. La variedad de colores es enorme: blanco, negro, moteado, marrón, rojo, limón e incluso azul, aunque la variedad tricolor es la más común. Puedes aprender más desde: Tipos de pelo en perros.

El adiestramiento de un Beagle

Educar a un Beagle requiere mucha paciencia. Lo primero y más importante que tenemos que hacer es marcarle los límites y dejar claro quién es el que manda. Te servirá de mucha ayuda: Cómo dominar a mi perro pasivamente.

Es importante encontrar el equilibrio adecuado entre el premio y la correción. Tan negativo como estar constantemente regañando al perro es el hecho de alabarle y premiarle en exceso.

También hay que tener en cuenta que, a pesar de que el Beagle está considerado un perro inteligente, necesita su tiempo para aprender. La clave está en la repetición y la constancia.

Ten paciencia, pues es fácil que un Beagle se despiste. Al poseer un olfato tan desarrollado, el perro puede captar un determinado olor y poner toda su atención en él, perdiendo la concentración.

Esto forma parte de la naturaleza de esta raza, así que hay que aceptarlo y no frustrarse. Pero a pesar de todo, y aunque pueda parecer una tarea ardua, el entrenamiento de un Beagle es siempre una experiencia divertida.

beagle cachorro

¿Qué cuidados necesita un perro Beagle?

Al igual que con cualquier otra raza, es necesario cuidar el aseo y la higiene de los Beagles para garantizar que su pelaje se mantenga siempre en las mejores condiciones. Con agua tibia y una esponja será suficiente. Debemos cepillarle con regularidad, especialmente en las épocas de cambio de pelo, en primavera y otoño.

También necesitan ejercicio diario para asegurar un buen estado físico y una buena salud. Además de esto, estos perros necesitan una alimentación equilibrada y de buena calidad que satisfaga todas sus necesidades nutricionales, siendo recomendable ojear la Dieta BARF para perros.

Si vivimos en un entorno urbano y sólo disponemos de un pequeño jardín es conveniente que éste se encuentre perfectamente vallado, pues el Beagle es un gran excavador y tiene mucha facilidad para encontrar el punto débil de un cercado o una puerta de jardín por la que escapar. Además de dejarlos corretear en un jardín “a prueba de Beagle”, se recomienda salir a caminar con él al menos una hora cada día.

Conviene saber también que el Beagle es propenso a padecer ciertos problemas de salud como el hipotiroidismo, que se manifiesta en síntomas como la obesidad y la pérdida de pelo. Afortunadamente, el tratamiento contra esta dolencia suele ser sencillo y muy eficaz. Otras afecciones bastante habituales en los Beagles son la llamada “epilepsia canina”, que es una enfermedad hereditaria, y los problemas de espalda.