Tratamientos con células madre en perros

La medicina está avanzando a niveles tan grandes que muchas veces es imposible poder determinar con certeza la fiabilidad de estos nuevos descubrimientos. Las células madre se han convertido en el estudio de moda en esta década, y no es para menos viendo lo que son capaces de hacer.

Dado que su uso aun no está permitido con humanos, son nuestros perros quienes parecen estar disfrutando y mucho, de sus múltiples beneficios. Desde problemas de artrosis, displasia o disfunciones cardiovasculares, a la conocida y temida IBD también llamada enfermedad inflamatoria intestinal.

células madre

Los tratamientos con células madre no se han podido aplicar aun a un número de enfermos considerable cómo para poder hacer un estudio consistente, esto significa que aunque los perros tratados con ellas muestran grandes mejorías, no se puede decir que sea efectivo al cien por cien. Obviamente es necesario tratar y observar a miles y miles de pacientes antes de poder afirmarlo.

Pero cómo decíamos los tratamientos aplicados hasta la fecha en todos los países del mundo donde está permitido, arrojan grandes esperanzas por los magníficos resultados obtenidos hasta la fecha en múltiples trastornos, enfermedades y dolencias caninas.

Cómo nos ha tocado vivir un caso muy cercano, el perro de unos buenos amigos que desde pequeño siempre ha estado enfermo, queremos y vamos a documentar en vivo un caso complicado tratado con células madre. Pero antes vamos a conocer todos los detalles importantes para poder entrar en materia.

perro en veterinario

¿Qué son las Células Madre y cómo se obtienen?

No vamos a entrar en definiciones científicas complejas, para que todo el mundo sea cuál sea su nivel de conocimiento de la temática, pueda entender perfectamente de que hablamos.

Las células madre son células que todos los seres vivos tenemos en el organismo. Tienen capacidad de reproducirse y de renovarse, por lo que podría decirse que son el origen de todo. En organismos adultos ya desarrollados cómo puede ser tu perro o el mio, las células madre actúan regenerando tejidos dañados del organismo, enfermedades, dolencias, etc…

A groso modo, podríamos decir que son células que tienen la capacidad de reparar problemas en el organismo, o dicho de otro modo… de curar.

Para obtenerlas debemos acudir a una clínica veterinaria, allí cogerán un poco de grasa abdominal de nuestro perro y la enviaran a un laboratorio especializado. El laboratorio extraerá las células madre de la muestra de grasa, aislándolas y reproduciéndolas en un gran número, muy superior al que el perro tendría de forma natural.

Es un proceso que lleva alrededor de cuatro semanas tras el envío de grasa abdominal, por lo que hay que ser pacientes. Una vez se haya alcanzado un número elevado de células madre, el laboratorio enviará estas al veterinario para que se las administre a nuestro perro.

El caso que vamos a tratar en este artículo, es de un perro que ha obtenido células madre en uno de los laboratorios especializados que actualmente existen en España.

perro en rehabilitación

¿Qué enfermedades pueden curar las células madre?

Al no existir aun una gran base de casos con sus respectivos diagnósticos pre y post tratamiento, no es posible definir en una lista el número exacto de enfermedades que pueden curar. Las células madre son un descubrimiento muy reciente, por lo que se desconoce hasta donde son capaces de llegar.

Aunque gracias a las pruebas que si se están realizando ya en perros, se puede determinar que este tratamiento está ofreciendo excelentes resultados en conocidas enfermedades tales cómo:

Y un largo etc…. tan largo que se cree que las células madre podrían ser efectivas para tratar más de doscientas enfermedades inicialmente, muchas más en un futuro no muy lejano.

perro con tratamiento de células madre

¿Cómo se usan las células madre?

No se trata de una medicación que debamos administrar diariamente ni tampoco de una inyección parecida a la de una vacuna. Las células madre se administran mediante una vía con suero en un proceso que suele durar entre tres y cuatro horas, es decir, deben ser administradas por el veterinario obligatoriamente.

Si los resultados son los esperados, con mejora de la enfermedad, se debe aplicar una dosis de células madre una vez al año, aproximadamente. Algunos perros quizás necesiten una cada diez meses y otros cada dos años… cada caso es diferente y hay que ir valorando.

Si los resultados no son los esperados en un plazo de unos tres meses tras la aplicación, se puede volver a repetir el tratamiento por segunda vez. Algunos perros necesitan una segunda dosis y otros con la primera muestran mejoras impresionantes, cómo decimos, cada caso es diferente.

Una vez inyectadas en el perro, en el plazo de dos a tres meses deberíamos notas una gran mejoría en su enfermedad. Mejora que debe prolongarse durante muchos más meses sin necesidad de medicar al perro nuevamente.

Las células madre curaran las partes del organismo que lo necesiten y además se multiplicarán y renovaran para seguir regenerando durante muchos más meses.

El precio de un tratamiento de células madre puede variar entre los seiscientos y los mil euros en países cómo España, dependiendo de muchos factores tales cómo el precio del laboratorio elegido para el tratamiento y los gastos de extracción de grasa abdominal, con anestesia obviamente.

perro-paseando1

¿Qué se debe hacer después de un tratamiento de células madre?

Simplemente llevar una vida normal y esperar pacientemente para poder apreciar resultados. Conviene tomar anotaciones, fotos y datos de interés del estado de la enfermedad cuando se aplica el tratamiento y del estado de la misma cada siete o quince días. De esta forma podemos evaluar las mejoras y el tiempo que han necesitado.

Es muy recomendable siempre y cuando el estado de salud del perro lo permita, alimentar a nuestro perro con comida natural. La comida natural refuerza el sistema inmune de nuestro perro y le ayuda a mejorar cuando está enfermo, así que es una excelente forma de ayudar a las células madre a realizar su trabajo.

No hay que ser experto de cocina, simplemente tener unos conocimientos básicos sobre la alimentación BARF y dedicarle un par de horas a la semana. Nuestro perro notará y mucho la diferencia si lo alimentamos con comida natural, ya que los piensos por muy buenos que sean, son simplemente eso… piensos.

Yako en tratamiento con células madre

Yako, nuestro amigo tratado con células madre

Yako es el perro de unos buenos amigos que lo adoptaron cuando tenia seis meses de vida. Con su corta edad ya había pasado por una protectora de animales donde fue adoptado y devuelto nuevamente tras unos pocos meses. Nuestros amigos lo vieron en una feria canina donde se promovía la adopción y no pudieron resistir la tentación de adoptarlo.

Yako tiene ahora cuatro años y medio de vida, pero desde que tenia seis meses padecía diarreas intermitentes. En un principio y tras las pertinentes pruebas veterinarias se pensó que podría tratarse un problema pancreático, por lo que se comenzó un tratamiento de comida natural BARF acompañada siempre de unas enzimas digestivas.

Casi un año más tarde Yako había mejorado bastante pero aun seguía teniendo episodios esporádicos de diarreas, sin motivo alguno aparente. Tras infinidad de pruebas en diferentes clínicas veterinarias y casi año y medio después… es decir, cuando tenia ya tres años y algunos meses de vida, se le diagnosticó la Enfermedad de Addison.

Esta enfermedad es tratable y con unas pastillas diarias no debería dar mayores problemas, ya que se trata de equilibrar los mineralocorticoides que de forma natural debería haber generado el perro. Lo cierto es que con el tratamiento para el Addison, Yako mejoro mucho en cuanto a episodios de diarreas, pero comenzó a perder mucho peso en las estaciones de primavera y verano que después no terminaba de recuperar en otoño e invierno. Es decir, cada vez estaba más y más delgado.

cadera raquitica de perro

Tras probar infinidad de dietas alimentarias, piensos especializados y complementos alimenticios se determino que posiblemente habría otra enfermedad que afectara de forma directa a su peso. Se procedió a realizar una biopsia mediante endoscopia y se confirmo lo que se sospechaba, el perro había desarrollado también una IBD (enfermedad inflamatoria intestinal).

Se desconoce si la IBD es una enfermedad secundaria (derivada) de Addison, o simplemente se trata de una coincidencia. Se trata de Gastroenteritis linfoplasmocitaria, la cuál normalmente se trata con ciertos antibióticos y corticoides.

Yako es un caso muy complicado, ya que ninguno de los tratamientos existentes han conseguido que mejore con su problema de absorción de nutrientes debido a la IBD. Podría decirse que los tratamientos conocidos aplicados para la IBD incluso empeoraban su estado, por lo que tras muchas pero que muchas pruebas con diferentes medicamentos y dietas alimentarias, se terminó desistiendo.

A día de hoy se puede decir que no había esperanza alguna para que Yako se recuperara y pudiera tener una vida normal, siendo su esperanza de vida indeterminada pero no muy extendida obviamente.

Ahora con el tratamiento de células madre hay muchas esperanzas depositadas en Yako, el cuál estáis viendo en las fotos que acompañan este artículo. Cómo podéis apreciar está “raquítico” debido a la perdida de peso, pero conserva muy buen ánimo y un apetito feroz.

Yako delgado

Datos clínicos de Yako – Ejemplo real de tratamiento con células madre

Yako es un perro mestizo cruce de Bóxer y pastor Alemán, de cuatro años de edad. Padece IBD y síndrome de Addison, tomando en la actualidad tratamiento unicamente para el Addison.

Yako es un perro que pesa 28,3 kilos, su hermano el cuál conocemos, tiene la misma edad y está sano, tiene un peso de 38 kilos.  Es decir, Yako está unos 10 kilos por debajo de su peso ideal, en ocasiones incluso 12.

El estado de ánimo de Yako es excepcional, siempre animado, cariñoso y luchador. Con el paso del tiempo va siendo un poco menos activo debido a que a sus estado es probable que sus fuerzan hayan menguado mucho.

Yako está siendo alimentado en la actualidad con comida BARF, alimentación natural elaborada por sus propietarios.

  • Día 18 de Agosto del 2016: Tratamiento con células madre – Peso de Yako: 28,3 kilos.

Iremos visitando a nuestro amigo Yako cada siete o quince días y le tomaremos fotos para poder ir comparando su evolución. También iremos tomando su peso y analizando los cambios significativos. Todo será publicado en este mismo artículo, actualizándolo cuando sea necesario.

Esto será o mejor dicho ya es, lo que se llama un estudio sobre el terreno.

  • Día 9 de Septiembre del 2016: Medición de peso de Yako, quedando su peso en 28,1 kilos.

El tratamiento no ofrece ningún cambio a mejor de momento, más bien lo contrario, parece que el perro está un poco más debilitado, ha perdido un poco de peso e incluso ha desarrollado una otitis. Esto hace pensar que su sistema inmune está algo más débil, aunque aun es pronto para evaluar el uso de células madre en perros, así que esperaremos más tiempo antes de volver a evaluar.

  • Día 30 de Septiembre del 2016:  Nueva medición de peso de Yako, siendo su peso a día de hoy 28,2 kilos.

Casi mes y medio después de su tratamiento seguimos sin apreciar ningún cambio significativo que indique que está mejorando. La mayoría de tratamientos con células madre muestran síntomas a partir de la segunda semana tras la aplicación. Aun así esperaremos por lo menos algún mes más para poder evaluar con criterio.

  • Día 24 de Octubre del 2016: Nuevo control de peso de Yako, siendo su peso 29 Kilos.

Casi dos meses y medio tras el tratamiento podemos afirmar que no ha servido para solucionar el problema de IBD de Yako. Su estado sigue siendo el mismo, con un ligero aumento de peso asociado al cambio de clima (la llegada del otoño y el frío). Yako es un perro que siempre recupera un kilo o dos en invierno, por lo que de ninguna forma se puede asegurar que el incremento de peso sea debido al tratamiento de células.

Siguiendo los registros de peso de años anteriores se verifica que Yako siempre aumenta un poco de peso en estas fechas, tal y como hemos indicado, gracias al fin del verano y la llegada de un clima más frío.

  • Día 2 de Junio del 2017: Nuevas noticias de nuestro amigo Yako, noticias…. sorprendentes.

Dado que la implementación de células madre no surgió efecto en el perro, o por lo menos no el efecto beneficioso deseado…. Se procedió a revisar nuevamente todos sus tratamientos veterinarios realizando algunos cambios en la medicación.

Para ser más concretos, se cambio su medicación actual para el Sindrome de Addison sustituyendo la toma diaria de mineralocorticoides por una inyección mensual de Zycortal, un medicamento para tratar el Síndrome de Addison que se inyecta en la zona lumbar alta del perro para que el absorba la medicación a su ritmo.

Se desconoce si el cambio de Yako ha sido debido simplemente al cambio de medicación para el Addison o si las células madre finalmente tuvieron un factor importante, pero lo cierto es que Yako ha mejorado mucho, muchísimo en estos meses, siendo a día de hoy un perro sano y en su peso.

Yako pesa ahora mismo 36.5 kilos, es decir, casi diez kilos más desde su último pesaje. Presenta un aspecto completamente normal, ya no parece un esqueleto, y su estado de ánimo sigue siendo muy activo, juguetón y cariñoso.

Aunque no podemos afirmar que las células madre tuvieran un papel relevante, lo cierto es que el conjunto de tratamientos de células madre y cambio de medicación ha sido todo un acierto. Aquí os dejamos unas fotos actualizadas de Yako para que podáis apreciar la increíble recuperación.

yako gordo

yako posando

Un intento fallido no debe desanimaros si vuestro perro también está enfermo y os estáis planteando el uso de células madre. Algunos perros necesitan dos, tres e incluso cuatro o cinco aplicaciones de células madre para recuperarse, otros simplemente una.

Si tienes experiencia con este tipo de tratamientos y quieres contárnosla, puedes hacerlo mediante el apartado de contacto de la web o dejando un comentario. Seguro que tu información es de ayuda para muchas personas.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar