chihuahua-con-mucho-pelo

Los chihuahuas son la raza de menor tamaño dentro del mundo canino y una de las más entrañables. Sin embargo, esta simpática raza se divide a su vez en dos variedades, los chihuahuas de pelo corto y los chihuahuas de pelo largo.

Aunque son muy parecidos, hay algo evidente que los difiere, el pelaje. Los chihuahuas de pelo largo cuentan con un sedoso y liso que requiere de unos cuidados específicos para mantenerlo saludable y bonito.

Hoy, desde Soy un Perro os daremos consejos sobre higiene, cepillado, mantenimiento y alimentación, por lo que si estas pensando en adoptar un chihuahua de pelo largo, ¡no debes perder detalle!

Cuidados necesarios para un chihuahua de pelo largo

Aunque lo que más destaca del chihuahua de pelo largo es su precioso pelaje, lo cierto es que no requiere muchos cuidados especiales ni trabajo de acicalamiento excesivo por nuestra parte. No obstante, eso no significa que no debamos seguir unas pautas, simples, pero específicas.

El pelaje de estos perros es largo, denso, lacio y suave y se presenta en forma de flecos o “plumero” en orejas, cola, pies, cuello y parte trasera de las patas. Para mantener el pelo de nuestro can con estas condiciones y saludable, cuidado y bonito, debemos seguir estos consejos:

  • No cortarles nunca el pelo: excepto pequeños retoques en las pezuñas, cortando el pelo sobrante y dejándolo en forma redondeada.
  • Cepillar a estos perros a menudo para sanear su pelo, deshacerse del pelaje sobrante y evitar los molestos nudos detrás de las orejas.
  • Dado que no suelen ensuciase demasiado, no es necesario bañarles con demasiada frecuencia.

A continuación, nos extenderemos un poco más sobre el desarrollo de sus cuidados.

Cuidados durante el baño

De media, un baño al mes sería recomendable para los chihuahuas de pelo largo, aunque todo dependerá de la frecuencia con la que se ensucie. Debes usar champús específicos para perros que no dañen su pH. ¡Nunca champús de humanos!

Durante la muda es recomendable bañar a los perros con mayor regularidad, como una vez por mes o quincena. Así ayudaremos a que el pelo se suelte y prepararemos la piel para la llegada del nuevo pelaje. Este proceso acelera el periodo de muda y te ayudará a mantener la casa limpia.

Igual que ocurre con los chihuahuas de pelo corto, el baño debe realizarse con agua tibia y evitando que les entre agua en los oídos, pues puede causar infecciones y otras enfermedades. Lo mismo debes hacer con los ojos, ya que son muy sensibles y les causará malestar.

Si observas que tu diminuto can tiene el pelo apagado, áspero, sucio o huele mal, es el momento de ofrecerle un buen baño. Esta raza tiene el pelo y la piel seca, por lo que un buen tratamiento de hidratación será ideal para limpiar y fortalecer su manto y piel.

Tratamientos hidratantes: Champú Hidratante Celestial Glow de Show Spirit, Champú Love Me Long Botaniga, Champú Kw aceite de raíces de té, Acondicionador Aloe Vera KW, Acondicionador Optimum Care Anju Beaute, Mascarilla Desenredante/ Reparadora Show Spirit.

chihuahua-con-el-pelo-alborotado

La importancia del secado

Es importante que tras el baño nos aseguremos de secar bien a nuestro pequeño y friolero chihuahua. Puedes utilizar una toalla de microfibra para quitar la mayor parte de humedad antes de usar el secador. Así evitarás dañar su pelo por un uso excesivo de aire caliente.

Es importante remarcar que el secador debe utilizarse con un calor medio, ¡no abrases a tu perrito! Además, debes mover el pelo con tu mano para cerciorarte de la temperatura y acelerar el secado

Cepillado

El cepillado para los chihuahuas de pelo largo debe realizarse con frecuencia, alrededor de una vez por semana. Esto permitirá eliminar el pelo muerto, mantener la casa libre de pelos, ayudar al can en los procesos de muda, prevenir la caspa, evitar los nudos y mantener su manto bonito.

Podemos utilizar un cepillo de goma, como la manopla de goma o látex, o un cepillo de mantequilla de púas, que cuidan y cepillan sin arrancan el fino pelo del chihuahua. Evita los cepillos de púas, al menos en zonas sensibles como pecho, orejas y cola.

Cortes de pelo

En términos generales, los chihuahuas de pelo largo no requieren cortes de pelo, y mucho menos raparles. Su capa suave, mullida y fina puede demorarse hasta 2 años en crecer. Si se mantiene una higiene y unos cepillados usuales, no tendría por qué visitar la peluquería.

No obstante, el pelo de las almohadillas de sus patas sí necesita ser retocado con una tijera para proporcionarle mayor comodidad a nuestro amigo y evitar que se incruste suciedad en sus patitas.

Alimentación específica

Como también ocurre con los humanos, la alimentación de los perros también se refleja en su apariencia. Si el can lleva una buena alimentación rica en nutrientes y vitaminas esenciales para su bienestar, su piel y manto lucirán saludables y preciosos.

Esto también nos sirve para detectar decadencias alimenticias en nuestro perro. Si observas que tu chihuahua tiene un pelo apagado, seco y sin brillo, controla la dieta que le estas ofreciendo. No todos los piensos son ricos en proteínas, vitaminas, minerales y carbohidratos.

Del mismo modo, debes controlar y racionar la cantidad de pienso que le ofreces y las veces que debe comer tu pequeño amigo. Esto dependerá de la edad y el peso del chihuahua. Es de suma importancia que lleves un control, ya que los chihuahuas tienden al sobrepeso.

En cuanto a los alimentos favorables para la salud del pelo del perro destacan los que contienen ácidos grasos omega 3 y omega 6. Estas grasas favorecen su salud en general y la calidad de su piel y pelo en particular.

Algunos de los alimentos que tienen estas grasas son los pescados, como el salmón o el aceite de pescado, los aceites vegetales, como el aceite de lino, girasol, calabaza o coco. Estos alimentos, fuente de vitaminas y antioxidantes, aportarán brillo y suavidad al pelo de tu can.

También puedes incluir en su dieta verduras que favorezcan su salud capilar, como la zanahoria, el brócoli y los guisantes. Alterna estos alimentos con su pienso y a tu perro le encantarán. Pero recuerda, son alimentos complementarios, no deben sustituir su dieta habitual.