¿Cómo curar las almohadillas de un perro?

No paran de jugar y correr por todos lados y por ello es normal que de vez en cuando nuestro perro termine con alguna herida en las almohadillas. Bien porque se ha clavado una piedra o astilla, o bien porque se ha rozado con alguna superficie dura.

Veamos en detalle qué podemos hacer para curar las almohadillas de un perro, siempre y cuando se trate de una pequeña herida.

También te puede interesar: ¿Qué hacer si un perro está empachado?

¿Por qué se lastiman los perros las almohadillas?

En la gran mayoría de los casos, los perros se lastiman las almohadillas debido al contacto con cuerpos extraños, objetos cortantes o condiciones desfavorables en el suelo donde ha caminado o hecho ejercicios. Por ejemplo, es posible que tu peludo tenga una cortadura en las almohadillas por haber pisado una piedra algo afilada, un pedazo de vidrio o cualquier elemento – natural o no – que sea puntiagudo o se haya astillado.

La práctica de ejercicios o esfuerzos físicos intensos por un tiempo prolongado puede favorecer un proceso erosivo en las almohadillas, debido al roce excesivo y frecuente entre esta región y el suelo. El resultado suele ser la resquitad y la aparición de heridas y grietas en las almohadillas de los perros.

Otra causa bastante común es el contacto con superficies muy calientes o excesivamente frías. Tanto el frío extremo como el calor intenso pueden provocar quemaduras en las almohadillas, y algunos materiales, como el cemento o el asfalto, suelen absorber calor fácilmente y levantan muchísima temperatura cuando están expuestos directamente a la radiación solar.

Por último, y no menos importante, hay que estar atentos a las estereotipias y al trastorno obsesivo compulsivo en perros. Aunque no sean lo mismo, en ambos casos observaremos una repetición muy frecuente o incesante de ciertas conductas, como excavar, lamerse o morder las patas, que pueden provocar heridas en las almohadillas y otras formas de automutilación.

¿Cómo saber si un perro tiene mal las almohadillas?

Es importante revisar las patas de tu peludo con cierta frecuencia no solo para averiguar si están lastimadas, sino también para constatar la presencia de parásitos o cualquier signo de enfermedad (por ejemplo, una dermatitis). Así mismo, hay algunas señales a que debes poner especial atención, pues suelen indicar que los perros tienen alguna lesión en sus almohadillas. Las principales son:

  • Lamerse o morderse las patas o directamente las almohadillas con mucha intensidad o frecuencia;
  • Evitar apoyar la pata en el suelo mientras camina o cuando se sienta;
  • Piel enrojecida o sangrados en las patas;
  • Cojera o dificultades para caminar/moverse.

Mientras revisas las almohadillas de tu perro, es muy importante que intestes detectar si la piel de esta región está enrojecida, levantada, agrietada, cortada o en carne viva. Y según lo que detectes en esta revisión, deberás tomar diferentes medidas para asegurar una adecuada recuperación para tu peludo.

vendar la pata de un perro

¿Cómo ayudar a un perro que tiene las almohadillas lastimadas?

Si te das cuenta de que las almohadillas de tu perro tienen quemaduras o cortaduras profundas, será indispensable llevarlo rápidamente a un hospital veterinario – o clínica veterinaria – para constatar si es necesario hacer una sutura y/o iniciar un tratamiento específico.

También si percibes que la piel de esta región está muy agrietada o endurecida, la atención veterinaria será importante para descartar cualquier problema de salud subyacente. Por ejemplo, hay condiciones como la pododermatitis y la hiperqueratosis que suelen provocar alteraciones en la textura y el aspecto de la piel de las almohadillas, e incluso pueden conllevar al desarrollo de ulceras en esta región.

Hechas estas aclaraciones, ahora queremos compartir una breve guía de primeros auxilios para que puedas ayudar a un perro que tiene lesiones o heridas poco profundas en sus almohadillas. Echa un vistazo:

Cómo curar heridas en las almohadillas de los perros

  1. Empieza lavando la herida únicamente con agua limpia y tibia para remover todas las impurezas y residuos de sangre. Ello evitará que la herida se infecte y te permitirá observar cómo avanza el proceso de curació.;
  2. Luego del lavado, te recomendamos aparar los pelos que se concentran en la piel de las almohadillas, principalmente entre los dedos. Ello es importante para prevenir la acumulación de humedad que favorece la proliferación de microorganismos, aumentando el riesgo de infecciones y perjudicando la cicatrización.
  3. El siguiente paso será aplicar agua oxigenada en la región lastimada y secar suavemente usando una gasa limpia.
  4. En seguida, puedes aplicar yodo diluido o digluconato de clorhexidina de uso veterinario (spray o gel) sobre complementar la limpieza y desinfección de la herida. Recuerda secar cualquier exceso de humedad con una gasa limpia.
  5. En caso de que el veterinario haya recetado un gel para quemaduras o una pomada cicatrizante, este será el momento ideal de aplicación, teniendo la herida totalmente limpia y seca.
  6. Al estar en contacto constantemente con el suelo y varios tipos de impurezas y suciedades, las almohadillas suelen requerir un vendaje para evitar contaminaciones y cicatrizarse por completo. Lo ideal es usar una gasa esterilizada y un esparadrapo hipoalergénico, y cambiar el vendaje de 1 a 2 veces al día.
  7. En caso de que el perro deba quedarse solo en el hogar, lo más recomendable será usar un collar isabelino para evitar que comprometa el vendaje para lamerse o morderse las patas.
    Remedios caseros para heridas en las almohadillas de los perros

Si bien existen algunos ingredientes naturales capaces de favorecer la cicatrización de la piel de las almohadillas, es importante siempre consultar con el veterinario antes de usarlos para asegurarte de que es realmente beneficioso y seguro para tu peludo.

Remedios naturales para curar heridas en las almohadillas de los perros

  • Aloe vera: tiene propiedades cicatrizantes, analgésicas, antisépticas, hidratantes y regeneradoras. Luego de extraer la pulpa de una hoja de aloe vera, puedes aplicarla en las almohadillas de tu perro para ayudar a sanar lesiones y prevenir la resequedad y las grietas. No olvides siempre limpiar muy bien la herida antes de usar el aloe vera y protegerla con un vendaje luego de la aplicación.
  • Vitamina E + aceite de coco: esta mezcla tiene propiedades hidratantes, calmantes, regeneradoras, antiinflamatorias y antibacterianas. Resulta muy eficaz para acelerar el proceso de cicatrización y mantener las almohadillas bien hidratadas, previniendo el proceso erosivo y el agrietamiento. Para prepararla, solo necesitas mezclar 1 capsula de vitamina E con 50ml de aceite de coco diluido.
  • Aceite de lavanda: tiene acción antibacteriana y favorece la regeneración de las células de la piel. Para elaborar un aceite de lavanda casero, basta con añadir ½ taza de flores de lavanda secas en 1 taza de aceite de coco o de oliva caliente (¡no hervido!), y dejar macerar por al menos 5 horas antes de aplicar sobre las almohadillas lastimadas.
  • Miel: es uno de los mejores cicatrizantes naturales para la piel, pues estimula la regeneración de las células del epitelio y del tejido granular. Además, muestra una excelente acción antibacteriana, antiséptica y calmante. Puedes aplicar una fina camada de miel sobre la región lastimada (luego de haberla higienizada correctamente) y hacer un vendaje para protegerla.

Finalmente, cabe resaltar que el tiempo de curación de las heridas en las almohadillas de los perros puede variar desde algunas semanas hasta varios meses, dependiendo de la complejidad de la lastimadura sufrida, y también del nivel de cuidados brindados para favorecer la curación.

Eduarda Piamore

Licenciada en Filosofía y Técnica en Psicología, Educación y Adiestramiento Canino. Redactora y traductora freelance, apasionada por la escritura y la lectura. Autodidacta en temas relacionados a la Salud Mental, Medicina Natural y Terapias Alternativas para perros y gatos. Voluntaria en el rescate y promoción a la adopción de animales abandonados. Una apasionada admiradora del Reino Animal, fiel a la inagotable fuente de sabiduría de la naturaleza. Latinoamericana, multicultural, un alma viajante

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba